“En Paraná, la mediación es comunitaria de verdad”

Oscar Negredo Carrillo es un reconocido mediador comunitario de Catalunya (España) que llegó a la ciudad, interesado en conocer de cerca el trabajo del Centro de Mediación de la Defensoría del Pueblo de Paraná. Consideró a la experiencia local como inspiradora y señera de la verdadera mediación comunitaria y destacó la existencia de una red de mediadores voluntarios y ad honorem de más de cien personas, integrantes del Registro de la institución.
En su paso por Paraná, el jueves 13 por la mañana se reunió con el equipo de trabajo del Centro de Mediación, y por la tarde participó de un taller abierto organizado por la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Paraná, que tuvo lugar en el Centro Cultural Juan L. Ortiz y estuvo especialmente dirigido a mediadores en general. En este ámbito se refirió al funcionamiento del Centro de Mediación a su cargo, en su país, y conversó e intercambió experiencia con el grupo conformado por unos 70 mediadores presentes. El tema del encuentro fue Mediación comunitaria en distintas latitudes. Compartiendo experiencias y se trató de una de las instancias de capacitación que la institución brinda a los integrantes de Registro. Como cierre, el mediador español participó del taller El Lenguaje artístico realizado el sábado, en el marco del Ciclo Diálogos en la Comunidad 2018, dirigido a docentes y facilitadores grupales.

Oscar Negredo Carrillo, en una reunión con integrantes del Centro de Mediación.


Negredo Carrillo, quien es educador y pedagogo social y coordinador del servicio de mediación comunitaria y del servicio de apoyo a las comunidades de vecinos y vecinas del Ayuntamiento de L’Hospitalet de Llobregat, localidad aledaña a la ciudad de Barcelona, habló de su paso por Paraná, de los motivos que lo trajeron a la capital entrerriana y de lo que se lleva del Centro de Mediación local.
“Es un proyecto (el de Paraná) que tiene un renombre no sólo a nivel de Argentina sino que en Catalunya hay otros mediadores que vinieron a conocer lo que se hace aquí. Sabemos que lo que se está haciendo es una cosa interesante y, como se realiza en Buenos Aires el Congreso Mundial de Mediación (desde el 19 al 22 de septiembre, que reúne a especialistas de distintos países), pensé que era una muy buena idea extender mi viaje y llegar hasta Paraná y conocer (el Centro de Mediación local)”.
Y agregó: “Me vuelvo entusiasmado, me encanta el trabajo que se hace aquí. Es un enfoque comunitario de verdad de la mediación. Aquí, la mediación cobra el sentido comunitario. A veces le ponemos ese adjetivo, un poco como cosmético, y aquí la mediación es comunitaria de verdad”.

El mediador español (Gentileza Diario Uno)

Y de acuerdo a su visión, ¿cómo se define la mediación comunitaria?

La mediación, como instrumento de gestión de conflictos, lo que hace es devolverle a las personas la capacidad para resolverlos ellos, con el acompañamiento de un tercero. La mediación comunitaria es un poco más ambiciosa, según entiendo, porque lo que hace es devolverle a la comunidad la capacidad de resolver los conflictos que surgen en ella misma. Eso suena muy bonito ideológicamente pero es muy complejo de llevar a cabo metodológicamente porque hace trabajar mucho las redes de complejidades, de liderazgos, conocer muy bien tu comunidad, llegar a los quienes estratégicos de cada colectivo, de cada zona. Y aquí hay una red de más de cien mediadores formados, no solamente tienen una muy buena formación sino que hay muy buenos vínculos entre ellos, se aprecian, se quieren, les gusta estar juntos, señal de que hay una red, una complejidad, un cariño, un afecto y lo que les une es la cultura de paz. Eso es el nexo de unión que hay entre todos ellos que son tan distintos porque cada uno es militante o activista en una organización diferente. Eso me parece una cosa fascinante, mirada con ojos de europeo, donde está todo extra profesionalizado.

¿Y qué resulta de la comparación de experiencias de su país y de aquí respecto de la mediación y la mediación comunitaria?

Entre Argentina y Catalunya hay un puente con la mediación de (parte) de mediadores que vamos y venimos, nos retroalmientamos, y quizás son dos lugares en el mundo donde la mediación comunitaria está implementándose con más fuerza porque en otros los esquemas son diferentes. El problema es que en Catalunya lo que nos faltaba era esta mirada comunitaria. Representa que somos una sociedad del primer mundo, y digo representa porque hay también mucha pobreza, desigualdad, muchas dificultades. Hago mediación en una ciudad, que es la segunda de Catalunya, en L´Hospitalet de Llobregat, donde hay muchas necesidades sociales. Pero nos han vendido la idea que somos del primer mundo, que somos una sociedad satisfecha, que el individuo puede conseguir todos sus propósitos y cuando vienen los tiempos complicados, como la década que venimos atravesando de crisis económica, se demuestra que nos necesitamos unos a otros, que lo comunitario es imprescindible para salir adelante. Y eso lo hemos tenido que buscar fuera, en países donde ya hace mucho tiempo que atravesaron crisis y no queda más que organizarse porque no hay manera de salirse, hay que salirse colectivamente. Y eso en la Argentina lo hacen muy bien, lo organizan, empoderan y disfrutan. Y hay que venirlo a buscar donde se hace para poder aplicarlo allí. Allí (en Europa) es una cuestión muy contracultural. La mediación es contracultural porque la cultura imperante es que el conflicto se litiga y unos lo ganan y otro lo pierden. En cambio, con mediación buscamos que ganen todos; eso ya es contracultural. Pero si encima en Europa es con mediación comunitaria, eso sí que es contracultural, porque lo comunitario se ha ido desactivando.
La verdad es que me vuelvo entusiasmado de las ganas que he visto en los mediadores de aquí, esa vocación de servicio a su comunidad para construir una ciudad en paz. Me llevo este saber hacer de lo comunitario, que parece una cosa fácil pero detrás hay método y mucho trabajo para llegar al punto de la mediación comunitaria en Paraná. Se nota que hay una trayectoria, una planificación, no se improvisa algo como lo que tenés en mediación.

El mediador tiene además un Máster en Gestión Pública por la Escuela de Administración Pública de Catalunya. Es profesor del postgrado de Mediación Comunitaria de la Universidad de GirOna y del Master de Gestión de Conflictos de la Universitat Oberta de Catalunya de la asignatura Conflictos sociales y comunitarios. Llegó de visita a Paraná con la intención de conocer el funcionamiento del Centro de Mediación de la Defensoría del Pueblo de Paraná e intercambiar experiencias referidas a la mediación comunitaria.

Comments are closed

Contacto

DEFENSORÍA DEL PUEBLO
de la ciudad de Paraná
Monte Caseros 159
CP E3100ACC - Paraná, E. Ríos
Tel: (0343) 420-2322
0800 777 1112
defensoriaparana@gmail.com

CENTRO DE MEDIACIÓN
Monte Caseros 161
CP E3100ACC - Paraná, E. Ríos
Tel: (0343) 421-1029
mediacionparana@hotmail.com

Delegación Defensoría del Pueblo de la Nación:
defensornacionerios@hotmail.com

Concurso Fotográfico

Concurso Fotográfico