La Defensoría del Pueblo participa en la atención de jubilados por la reparación histórica

 

 

 

La atención empezó el jueves y sigue el viernes.

La Defensoría del Pueblo de la Ciudad participa de las actividades de atención y asesoramiento, iniciadas este jueves por personal de la casa central de Anses de Buenos Aires, en relación a la gestión de acceso a la reparación histórica por parte de jubilados y pensionados de Paraná.

La intervención de la Defensoría local se enmarca en el convenio de cooperación institucional firmado en noviembre pasado entre la Asociación de Defensores del Pueblo de la República Argentina (Adpra) y la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses).

La intención, en el caso de la Defensoría de Paraná, es poder facilitar información a jubilados y pensionados en relación al trámite de ajuste de haberes, de acuerdo a lo establecido en la Ley 27.260 de Reparación Histórica.

El Defensor del Pueblo, Luis Garay, afirmó que la participación de la institución está circunscripta al convenio marco, rubricado el año pasado, y que consiste esencialmente en proveer la información necesaria, con las distintas opciones, que le permita al titular del beneficio poder resolver libremente qué pasos seguir con el trámite.

 

Jubilados y pensionados llegaron hasta el Centro de calle Belgrano.

Este jueves y viernes, un equipo de Anses de Buenos Aires se instaló en la sede del Centro de Jubilados y Pensionados de la Nación en Paraná, en calle Belgrano 138, para atender a las personas que respondieron a una convocatoria realizada por el organismo nacional mediante carta postal. En Paraná, fueron llamados por esta vía unos 2600 jubilados y pensionados, en condiciones de acceder a la Reparación Histórica, según informaron los organizadores. En ambas jornadas, personal de la Defensoría del Pueblo de Paraná participa en la atención con el fin de conocer los pasos del sistema y del trámite. Para más adelante, en fecha a confirmar, quedó la concreción de jornadas de capacitación, ofrecidas por Anses y facilitadas desde la Defensoría del Pueblo, a referentes de organizaciones y de entidades intermedias y barriales de la ciudad. Así se acordó con Paula Amor, funcionaria de Anses, con quien los Defensores del Pueblo mantuvieron una reunión previa al inicio de la jornada de trabajo.

“La idea es asesorar a cada jubilado, caso por caso en su reclamo. Si tiene un trámite, saber en qué estado está, o se inicia el trámite. Y de ahí en más es el jubilado el que toma la decisión de aceptar los parámetros que establece Anses a nivel nacional o continuar con el juicio que había iniciado”, explicó, en declaraciones periodísticas, el Defensor del Pueblo Adjunto, Pablo Donadío.

 

Los Defensores del Pueblo del país se reunieron en Catamarca

 

El Defensor Adjunto de Paraná, Pablo Donadío, participó del plenario en Catamarca.

El jueves y viernes pasados se desarrolló el III plenario de Defensores del Pueblo de la República Argentina en Catamarca. Al encuentro asistió por la Defensoría de Paraná, el Defensor Adjunto Pablo Donadío. Encabezó el plenario el presidente de la Asociación Defensores del Pueblo de la República Argentina (Adpra), Alejandro Amor y estuvieron presentes en la apertura la gobernadora Lucía Corpacci, entre otros funcionarios.

El tema de la creación de una Defensoría del Pueblo de la provincia con rango constitucional fue uno de los centrales en el plenario de Adpra. Cabe recordar, que si bien en la provincia de Entre Ríos está instaurada la figura en la carta magna desde 2008, sigue pendiente la instrumentación de la institución. Mientras, hay una fuerte demanda de reclamos de jurisdicción provincial que atiende de buenos oficios, la Defensoría de Paraná.

Alejandro Amor calificó que “muy contundente y exitoso” al encuentro, según publican medios de comunicación locales. “Se trataron temas de actualidad e inmediatez como el acceso a medicamentos, los traslados de Pami, pensiones no contributivas, Plan Progresar, entre otros temas, por eso destaco la importancia de que haya estado presente el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, la ANSES y PAMI”, destacó el titular de Adpra.

“Dejamos sentada la necesidad de redacción de un nuevo Decreto que modifique el Decreto actual de pensiones que es de la época de (Domingo) Cavallo, que las consideraba con un criterio asistencialista, por lo tanto podía ser cortado en cualquier momento”, dijo. “Con la nueva redacción queremos que sean un derecho constitucional, que se la notifique cuando se la va a dar de baja, con plazos razonables para que pueda defenderse”, aseguró.

“Creemos necesario que existan tarifas diferenciadas para el interior del país”, dijo. “A las tarifas hay que sumarles el costo de combustibles que hace que el traslado de productos de encarezca, por lo tanto los consumidores del NOA y NEA acceden a productos mucho más caros”, señaló.

En cuanto a medidas de promoción, sostuvo que “se pidió que haya una tarifa especial para aquellas provincias que están fuera del sistema de gas para sostener las pymes que son las que sostienen el 70 por ciento del trabajo en blanco y hoy al no poder pagar sus facturas deben cerrar”, explicó.

Amor comentó que se “solidarizaron con la situación actual de cada provincia y región” en cuestiones de transporte, accesibilidad. Debatieron además sobre la situación de los migrantes en el país, las personas no inscriptas o registradas con DNI, que genera problemas para escolaridad, salud y trabajo en blanco. El representante de los Defensores contó que Catamarca es una de las cinco provincias del país que no tiene Defensor del pueblo: “La necesidad de la Reforma Constitucional que se debate en Catamarca es trascendental”, dijo. “Esperamos que se incluya esta figura y que tenga autonomía política y financiera, con legitimación procesal e iniciativa legislativa”. Amor confirmó que el próximo encuentro será en septiembre en Mendoza, provincia que tampoco cuenta con su Defensor, como Entre Ríos.

 

Murió Conrado, un hombre que vivía en la calle

 

 

 

El jueves pasado falleció Conrado Smith, un hombre que en los últimos años vivió en las calles de Paraná.

 

En 2015, la Defensoría del Pueblo realizó un video y uno de los testimonios es el de Conrado.

Con dos palabras y lágrimas en los ojos, Conrado definía hace un par de años lo que significaba deambular sin rumbo, en soledad, y sin nada. “Es duro”, decía acongojado. Su testimonio forma parte de un video realizado en 2015 por la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Paraná, con el fin de reflejar la situación de las personas que vivían en las calles de la capital entrerriana.  El material, cuyo link es https://www.youtube.com/watch?v=PfPwdpDfQdo, fue presentado por el Defensor Luis Garay en la VI Asamblea del Instituto Latinoamericano del Ombudsman (ILO), llevada a cabo en Brasil, en mayo de ese año. Ahí, las palabras de Conrado, de 68 años, conmueven y se suman a otras voces que dan cuenta de la vida infeliz e indigna de decenas de personas que se las arreglan a la intemperie.

“Quisiera conseguir una pieza de tres por tres con un bañito para poder vivir”, decía por entonces, el hombre de ojos cristalinos, cabellos grises y rostro enrojecido, quizás por el efecto del alcohol.

Conrado cobraba una pensión, tenía una familia y una historia; pero nada de eso alcanzó para evitar que terminara en la calle. En 2015, dijo que hacía unos 5 años que vivía así, acurrucado en una plaza, en entradas de garajes y comercios.

En mayo pasado, ante la preocupación de la organización Sumas de Voluntades por el estado de salud de Conrado, la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Paraná puso en conocimiento de la situación –a través de sendas notas con fecha 5 de ese mes- al secretario General y de Derechos Humanos municipal, Eduardo Solari, y al Defensor General del Poder Judicial, Maximiliano Benítez.

Integrantes de la organización, que alcanza alimentos y da contención, advirtió en mayo que Conrado tenía sarna en los brazos y presentaba un estado de deterioro notable. En ese momento se encontraba en la plazoleta ubicada en las calles Alem, Cura Álvarez, Echagüe.

La presentación de la preocupación en base al caso concreto de Conrado hizo que el Defensor General convocara, en la mitad de mayo, a distintas áreas del Estado con el fin de analizar la problemática general y delinear un protocolo de acción que permita actuar coordinadamente.  Paralelamente, la Secretaría municipal responde con un informe de la actuación de la Comuna desde octubre de 2016, cuando se informa que fue encontrado por personal municipal “durmiendo en el Hospital San Martín” y se le ofrece el traslado al Hogar Teresa de Calcuta o a un refugio para hombres en el CIC Este. Ambas opciones fueron rechazadas, según consignó el informe remitido el 10 de mayo pasado a la Defensoría. Seguidamente, se detalla que luego, en 2016, ingresó a un refugio, pero terminó abandonándolo por dificultades en la convivencia. Este año, en abril, el municipio informa que nuevamente interviene, encontrando a Conrado  en inmediaciones de la Facultad de Trabajo Social con el cuerpo afectado por la sarna. Se le sugirió el traslado al hospital, pero se negó. De todas maneras, días después fue llevado por una ambulancia. En el medio, se plantea en el informe un incidente en el nosocomio, mientras dormía en el lugar, con una niña, y se deja en claro que la actuación quedó limitada por la decisión de la persona en cuestión.

El 22 de mayo, se informó públicamente que Conrado había sido llevado por una concejal en su auto al Hogar municipal Madre Teresa de Calcuta, recibiendo los tratamientos correspondientes a la sarna.  Este caso puntual fue tema de conversación en siguientes reuniones realizadas a instancias de la Defensoría General, aunque desde el supuesto de que se encontraba alojado en el hogar y con tratamiento médico.

Sin embargo, al terminar la semana pasada trascendió que había fallecido en la guardia del Hospital San Martín, después de haber estado nuevamente viviendo en la calle.

“Lo encontrábamos mal, hecho un bollito, en el hall del hospital”, comenta Malvina Fava, una de las integrantes de Suma de Voluntades, en referencia al contacto que mantenía la organización durante las últimas rondas nocturnas.

Tenía sarna y una pierna azul que él mostraba levantándose el pantalón, añaden desde el grupo de voluntarios, conmovidos por la tristeza, indignación, impotencia, bronca que les produjo la novedad. Uno de ellos asevera que lo encontraron muerto, “tirado en el hospital”. Aunque, la organización se habría encontrado este fin de semana con hermetismo, falta de información o simplemente indiferencia respecto del desenlace del caso.

Malvina Fava detalla que acudió al hospital en busca de datos ciertos, en vista de que existía la versión de que había muerto Conrado. Efectivamente, pudo averiguar que había un cuerpo en la morgue del establecimiento desde el jueves, ingresado con su nombre; pero no existía confirmación plena de la identidad. Por ello, el sábado hizo gestiones hasta entrada la noche para que Criminalística de la Policía tomara las huellas del cuerpo y pudiera corroborar los datos filiatorios. Mientras, nadie había reclamado por él, ni había indicios de que alguien lo hiciera.

A la una de la madrugada del domingo obtuvo los resultados que confirmaron la noticia. Recién este domingo, la organización iba a tener el certificado de defunción emitido por el hospital, requisito indispensable para poder disponer del cuerpo, y con él, el diagnóstico del fallecimiento.

A la par, desde la organización se comunicaron con la familia de Conrado: un hermano y la mamá viven en una localidad de Felicia, Santa Fe, y una hija en Córdoba. Y allá será su último destino, gestión que se puso al hombro Suma de Voluntades.

Este relato breve intenta dar cuenta del fin de la historia de otra persona que vivió sus últimos años en la calle.

Algunos de los datos recolectados dan cuenta de que Conrado había nacido en el campo, en una zona cercana a la localidad de Felicia, en Santa Fe. Tuvo una pareja en Paraná y cuando terminó esa relación, quedó en la calle, con el alcohol. Tenía 70 años que había cumplido un día antes de morir, y era de pocas palabras. El año pasado quedó en medio de un episodio -que desde la organización de voluntarios califican de “confusas”- en el Hospital San Martín, que habría terminado desencadenando la decisión de la Dirección de prohibir que personas de la calle sigan pasando las noches en la sala de espera del nosocomio, tal como venía sucediendo.

 

Es imprescindible la presencia del Estado

 

“Existe en la ciudad un número importante, no determinado, de ciudadanos que viven o permanecen en las calles”, expresa la nota elevada por la Defensoría en mayo último. “Se trata de un largo proceso de exclusión social y extrema vulnerabilidad a las que han estado, y siguen estando, expuestos, sufriendo así un proceso paulatino de desvinculación o quiebre de los vínculos afectivos, institucionales, sociales, provocado por complejas historias de vida: violencia, abandono, adicciones”. Desde la Defensoría del Pueblo, “se ha actuado ante diferentes presentaciones similares recibidas, requiriendo la intervención de las áreas pertinentes, tanto del Estado municipal como provincial, sin haber logrado respuestas efectivas”. Asimismo se han dictado Recomendaciones –instrumento mediante el que la institución se expide formalmente sobre un tema- en 2013 y 2015, “instando al abordaje integral de esta cuestión social, entendiendo que es imprescindible e inaplazable contar con la presencia real y activa del Estado, como garante de los derechos de las personas que se encuentran transitando por esta situación de desamparo”, consigna, por último, el escrito elevado por la Defensoría.

Cabe señalar un aspecto que aborda el video realizado en 2015, relacionado a las organizaciones que trabajan en la atención de la problemática. Concretamente, Casa Solidaria, una iniciativa que proponía un tratamiento integral de la situación de las personas que viven en la calle cerró el año pasado, ante la falta de apoyo del Estado, según advirtieron sus organizadores.

Fuente: Suma de Voluntades

Se planteó la situación del Cepla de Paraná ante funcionarios de Sedronar

Defensores del Pueblo de la Región Centro se reunieron en Córdoba.

El Defensor del Pueblo de la Ciudad de Paraná, Luis Garay, participó de una reunión en Córdoba con sus pares de la Región Centro. Durante el encuentro se abordó la problemática surgida del consumo de drogas legales e ilegales, y se propuso incorporar a las Defensorías en el Consejo Federal para la Prevención y Asistencia de las Adicciones y Control del Narcotráfico (Cofedro). La reunión se realizó un día después del informe publicado por la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha Contra el Narcotráfico del Gobierno Nacional (Sedronar) que dio cuenta del aumento de las adicciones.

Al encuentro asistió también el Secretario de Estado y Jefe de Sedronar,  Roberto Moro, junto a otros funcionarios del área, a quien el Defensor Luis Garay presentó el caso de Paraná, en relación a la implementación de un Centro Preventivo Local de Adicciones (Cepla), cuyo edificio se encuentra a medio hacer en calle Virrey Vértiz de barrio Anacleto Medina Sur.

Ante la preocupación, el funcionario nacional se comprometió a venir a Paraná en los próximos meses con el fin de interiorizarse y atender la situación creada a partir de la paralización de la iniciativa que buscaba atender el flagelo.

El Defensor Garay explicó que la construcción del Cepla quedó inconclusa en 2015. La obra era financiada por Sedronar  y una parte pequeña por el Municipio local. La estructura quedó plantada, pero desde hace casi dos años avanza el abandono. La obra estaba enmarcada en el Programa Recuperar Inclusión, llevado adelante por el Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios y el Ministerio de Salud de la Nación, y tendría, según el proyecto, una inversión del Estado Nacional de $7.500.000, informó El Diario de Paraná en junio pasado.

La situación genera preocupación en instituciones y vecinos en general de la zona, pues la instrumentación del Centro fue una demanda motorizada desde la comunidad organizada en la Red Creer. Al respecto, la Defensoría del Pueblo viene recibiendo la inquietud de los vecinos del barrio respecto del futuro de la obra y los anuncios de las autoridades respecto del interés de continuar con el proyecto. Sin embargo, el tiempo transcurre y los vecinos no observan avances; todo lo contrario.  Con una descripción de la situación, el Defensor entregó una nota a las autoridades de Sedronar.

 

Los Defensores de la Región Centro, reunidos en Córdoba y en base de los datos del informe del Sedronar, opinaron que para “enfrentar estas problemáticas, las políticas públicas de atención a personas con adicciones deben ser diseñada en el orden nacional para que sea una política homogénea en todo el país. Hicieron hincapié en la necesidad de una organización que permita poder hacer diagnósticos certeros y contar con políticas públicas claras con relación a este flagelo”, publica la Defensoría del Pueblo de Santa Fe.

Asimismo, los Defensores y representantes de la iglesia católica que estuvieron presentes coincidieron  acerca de la importancia del problema que representa el excesivo consumo de alcohol en menores y de la necesidad de encararlo desde diferentes lugares, evitando mensajes contradictorios.

Roberto Moro expresó su preocupación por el aumento de drogas y alcohol, especialmente en niños y jóvenes desde los 12 a 17 años. A su vez, planteó el desafío de hacer un abordaje territorial y la necesidad de aumentar las políticas de prevención. En el mismo sentido se expresaron el Director de Desarrollo Territorial, Lic. Juan Carlos Mansilla, y al Lic. Pablo Dragotto, Director Nacional de Prevención.

Por su parte, el Defensor del Pueblo de Santa Fe, Raúl Lamberto, anticipó que en el próximo encuentro de la Asociación de Defensores del Pueblo de la República Argentina (Adpra), a realizarse en la vecina provincia en noviembre, se iniciará la jornada con la presencia de representantes de  Sedronar y con las propuestas de las Defensorías con respecto a estos temas.

 

Estuvieron presente los Defensores del Pueblo de las provincias de Córdoba, Mario Decara; de Santa Fe, Raúl Lamberto;  de Jujuy, Javier de Bedia; de Santiago del Estero, Leonel Suárez; de la ciudad de Río Cuarto, Ismael Rins; de Villa Nueva, Nicolás Morcilla; de Frías, Ramón Sequeira.

 

Se viene el segundo taller de Diálogos en la Comunidad

 

El próximo sábado se realizará el segundo taller, de una serie de cinco, en el marco del Ciclo Diálogos en la Comunidad, organizado por tercer año consecutivo por el Centro de Mediación Comunitaria de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Paraná.

El arte: puente y recurso para el aprendizaje es el tema y se desarrollará de 9,30 a 12,30, en calle Feliciano 546. Estará a cargo de integrantes del grupo Saltimbanquis.

Los encuentros son abiertos y gratuitos, se extenderán hasta septiembre, y son independientes uno de otros.

El comienzo del Ciclo fue el sábado 17 de junio cuando más de cuarenta personas participaron del taller titulado Leyendo nos contamos con otros. La propuesta estuvo a cargo del Grupo de Promoción de Lectura de la Biblioteca Popular Caminantes.

La idea de organizar el ciclo se concretó en 2015 y fue gestada con el fin de compartir recursos para el abordaje constructivo de conflictos. Ante los buenos  resultados, se reeditó en 2016 y este año.  El ciclo propone compartir reflexiones y realizar aportes en torno al abordaje adecuado de los conflictos cotidianos y la prevención de la violencia, desarrollando y mejorando las habilidades de comunicación que posee toda persona.

Esta edición está dedicada especialmente a docentes, facilitadores y personas que trabajan con grupos. Se presentarán diversas técnicas y estrategias -desde el enfoque de distintas disciplinas- para promover la construcción de confianza y de vínculos saludables, el cuidado del cuerpo, las emociones y la importancia de la cooperación como modo privilegiado de relación.

Cómo sigue la agenda

El cuerpo en juego. Construcción de espacios de comunicación y confianza es el título del tercer taller. Será el 29 de julio en la Sala de Convenciones de la Vieja Usina, en G.M de San Martín 861. Estará a cargo de Cynthia Litvak y Johanna Siboldi.

El cuarto taller será el 12 de agosto, a la misma hora y lugar que el anterior. Se tratará  El teatro trasciende la escena. Vincularnos a través de la risa y la emoción. Los encargados del dictado serán Graciela Crolla y Juan Carlos Gallego.

El cierre será el 2 de septiembre con: Mundo espiral: de lo individual a lo colectivo. Experiencias lúdico-cooperativas desde las artes visuales, y el desarrollo quedará en manos de Pamela Villarraza. Será en calle Feliciano 546, de 9,30 a 12,30.

La Defensoría invita a la ciudadanía en general a participar de estos encuentros abiertos y gratuitos. Al final del ciclo se entregarán certificados de asistencia.

Los interesados pueden inscribirse escribiendo al mail dialogoscomunidad@gmail.com. Por consultas también podrán comunicarse a ese correo, ir personalmente a Monte Caseros 161, sede del Centro de Mediación, o llamar al número telefónico (0343) 4202346 o 4211051. El horario de atención es de 8 a 13.

 

 

La mediación para el cambio cultural

 

 

El sábado finalizó con excelentes resultados el curso anual de actualización para mediadores del Registro de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Paraná. Sobre el trabajo realizado durante tres jornadas y la opinión de una de las docentes, diario Uno publicó la siguiente nota:

—————————————————————–

Los participantes, junto con la docente Patricia Aréchaga. (Gentileza Diario UNO)

 

23 de Junio de 2017

Apuestan a la mediación para el cambio cultural

 

 

Inició ayer el curso de formación para mediadores que pertenecen a la Defensoría del Pueblo. La actividad estuvo a cargo de Patricia Aréchaga, especialista y reconocida a nivel nacional

 

 

Comenzó ayer un curso de actualización anual destinado a los integrantes del Registro de Mediadores Comunitarios de la Defensoría del Pueblo de Paraná. La jornada estuvo a cargo de una de las especialistas más reconocidas en la materia: Patricia Aréchaga.

El curso es exclusivo para los mediadores del Registro, y clave para poder pertenecer a la nómina mediante la cual la Defensoría atiende los conflictos comunitarios que llegan a diario a la institución.

 

El curso está a cargo de docentes con vasta trayectoria nacional e internacional. En esta oportunidad, serán las mediadoras Patricia Aréchaga y María Elena Caram las encargadas de aportar sus conocimientos. La actividad se extenderá en distintos horarios hasta el sábado y se lleva adelante en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER).

Aréchaga tienen la matrícula de mediadora Nº 1 y habló con UNO de la historia de esta tarea que no paró de crecer desde los inicios de la década del 90.

Contó que en 1993 y 1994 comenzó un proceso de institucionalización de la mediación con un proyecto del Ministerio de Justicia de la Nación. Esto hizo que se creara el primer Centro de Mediación. Dos años después surgió la ley de mediación prejudicial que permitió generar una difusión de la tarea en Argentina. “Las provincias comenzaron a verse contagiadas con este tema e iniciaron la mediación de sus problemas en la década del 90″, dijo la especialista.

Sostuvo que entonces, parte de los debates giraban en la búsqueda de respuestas sobre qué hacer para la administración de la justicia. “Se entendió que la mediación era un método de acceso a la Justicia, no a la jurisdicción tribunalicia. Partió desde la idea de pensar porqué siempre un conflicto tenía que ser un caso judicial. Se buscó salir de eso para empezar a pensar otros dispositivos y encontrar la solución. En aquellos años las provincias fueron comprando el modelo, por decirlo de alguna manera, y empezaron a aparecer varios programas de mediación prejudicial. Y en forma paralela, dio lugar a la mediación comunitaria”.

 

Los pioneros

 

 

 

El Registro de Mediadores Comunitarios local tiene una intensa actividad y la capacitación constituye un aspecto destacado.

Además del curso de actualización, los 107 integrantes actuales del Registro tienen la posibilidad de participar de instancias regulares de capacitación, reflexión e intercambio de experiencias. Durante el año, la Defensoría brinda talleres trimestrales, reuniones y el curso de actualización anual, que se realiza por estos días.

El Registro local está conformado por mediadores provenientes de distintas disciplinas y oficios, por lo que entre sus características sobresalientes a nivel nacional cuenta el abordaje interdisciplinario, el trabajo ad honorem y la cantidad de mediadores que posee y que brindan un servicio solidario a la comunidad.

Patricia Aréchaga, mediadora y abogada. (Gentileza Diario UNO)

“El modelo de la Defensoría de Paraná es uno de los pioneros, hace 13 años que se sostiene. Salta ha sido nombrada como la provincia top porque tiene la mayor cantidad de centros comunitarios, y el de Paraná es considerado como un modelo”, dijo Aréchaga, y agregó que desde aquellos primeros años de gran impulso, la mediación creció de manera exponencial en todo el país. “Cuando iniciamos éramos 10″, contó, y agregó que en Ciudad Autónoma de Buenos Aires hoy superan los 3.500.

Pero Aréchaga va más allá y al menos al escucharla hablar sobre la temática es posible comprender a la mediación como una de las claves para los cambios culturales. “La mediación es un movimiento de transformación cultural, no es una técnica. La entiendo como una práctica social transformadora de la cultura a los efectos de repensar cómo abordar las diferencias. En el imaginario social las diferencias son con confrontación y la mediación viene a mostrar que hay otros modos de abordar la diferencia sin violencia. El aporte de la mediación a la comunidad es un efecto potenciador, de repensar los vínculos sociales, afianzar lazos, potenciar la gestión de los conflictos de manera autónoma, y esto es genial porque en vez de marcar una mera coexistencia, aboga por la convivencia”, dijo la especialista.

Entonces, como es un movimiento de contracultura, tiene su resistencia. “En el mundo de hoy no podemos pensar el encuentro sujeto a sujeto, entrar en conexión, crear espacios de conversación; la mediación es bastante contracultural, no es lo que se ve. Mucha de la resistencia, de la deslegitimación a este instituto es por eso”, dijo, y agregó que la originalidad argentina en la materia es aquella ley de mediación prejudicial con abogados. “Eso dio la ventaja de haber puesto el tema en el tapete, pero por otro lado lo redujo a la prejudicialidad y a la Abogacía, por eso la mediación comunitaria es necesaria”, remató.

 

Se desarrolla el curso para mediadores con nutrida asistencia

 

 

 

Emoción y entusiasmo, en el inicio del curso.

Desde el jueves hasta el sábado se desarrolla el curso de actualización que organiza la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Paraná cada año para los más de cien mediadores que integran el Registro ad honorem de la institución.

Esta vez, el encuentro fue particular, distinto. El inicio estuvo dedicado a homenajear a Cecilia Greca, integrante del Centro de Mediación Comunitaria de la Defensoría. Cecilia falleció hace poco más de un mes, casi repentinamente, de forma inesperada, y eso fue un fuerte golpe, difícil de sobrellevar. La calidad de su persona, la dedicación al trabajo, su paso por la institución y las buenas relaciones que supo entablar con compañeros de tarea y ciudadanos que llegaron a la oficina de Monte Caseros 161, fueron algunos de los aspectos de su vida que fueron reflejados en un video que reunió imágenes suyas, en distintos momentos. Además, quedó a disposición de los presentes la posibilidad de dejar un mensaje, una palabra, en una pizarra.

Tras ese momento de alta carga emotiva, se inició el curso propiamente dicho con la participación de la docente Patricia Aréchaga, abogada y mediadora de vasta trayectoria nacional e internacional, al igual que  su par María Elena Caram, quien se sumó este viernes a la jornada.

En la apertura, el Defensor Luis Garay y la Coordinadora del Centro, Irina Chausovsky, junto a personal de la institución

El encuentro se realizó en las instalaciones de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER). La apertura se llevó acabo en el salón principal y estuvo a cargo del Defensor Luis Garay con una nutrida asistencia. La jornada contó con la visita especial de mediadoras de Defensorías del Pueblo de otras partes del país, entre ellas de Santa Fe, Bariloche, Córdoba y Río Cuarto.

Cabe recordar, que el curso constituye un requerimiento para los mediadores del Registro en el marco de la capacitación necesaria para realizar la tarea, y se complementa con otras actividades del tipo programadas por la institución durante el año.

Los temas del curso giraron en torno de la mediación como un sistema, las tensiones propias de las interacciones negociables, las herramientas de intervención en un conflicto: fortalecimiento y reconocimiento, entre otros puntos.

L pizarra con una imagen de Cecilia y los mensajes que fueron dejando los asistentes al curso.

El Centro de Mediación se inició en 2003, casi a la par de la puesta en marcha de la Defensoría del Pueblo de Paraná. Desde entonces, la institución viene prestando el servicio de la mediación comunitaria a los vecinos mediante la participación mediadores anotados en un Registro voluntario, ad honorem e interdisciplinario. Esas características, más el resultado del trabajo realizado durante más de una década, han hecho que el Centro sea considerado “modelo” a nivel nacional.

Empieza el curso de actualización para los mediadores del Registro de la Defensoría

 

 

Este jueves comienza el curso de actualización anual para los más de cien integrantes del Registro de Mediadores Comunitarios de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Paraná.

El curso es exclusivo para los mediadores del Registro, pues es un requisito requerido para pertenecer a la nómina mediante la que la Defensoría atiende los conflictos comunitarios que llegan a diario a la institución.

Empieza hoy a las 15 y se extenderá hasta las 20. Este viernes 23, la jornada será de 8 a 13 y de 15 a 20 y el sábado 24, de 9 a 14. El lugar de realización es la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER) (Calle Urquiza 552)

El curso está a cargo de docentes con vasta trayectoria nacional e internacional. En esta oportunidad, serán las mediadoras Patricia Aréchaga y María Elena Caram.

 

El Registro de Mediadores Comunitarios tiene una intensa actividad y la capacitación constituye un aspecto destacado. Además del curso de actualización,  los integrantes del Registro tienen la posibilidad de participar de instancias regulares de capacitación, reflexión e intercambio de experiencias.  Durante el año, la institución brinda también talleres trimestrales, reuniones de intercambio y el curso de actualización anual, una de las instancias de formación obligatorias.

El Registro de Paraná está conformado por mediadores provenientes de distintas disciplinas y oficios, por lo que entre sus características sobresalientes a nivel nacional cuenta el abordaje interdisciplinario, el trabajo ad honorem de sus integrantes y la cantidad de mediadores que se anota cada año para brindar un servicio solidario a la comunidad.

 

Con excelente respuesta, comenzó un ciclo de talleres abiertos

 

El Ciclo Diálogos en la Comunidad edición 2017 comenzó el sábado.

El sábado se realizó el primer taller -de una serie de cinco- con nutrida asistencia de participantes.  Los encuentros son abiertos y gratuitos, se extenderán hasta septiembre, y son parte del Ciclo Diálogos en la Comunidad, cuyo inicio fue en 2015, se repitió el año pasado y se retoma ahora, tras los excelentes resultados y recepción entre los asistentes.

La iniciativa fue gestada y concretada por el Centro de Mediación Comunitaria de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad con el fin de compartir recursos para el abordaje constructivo de conflictos. Esta vez el ciclo tiene un significado especial, pues comenzó con la ausencia irreparable de una de sus mentoras: Cecilia Greca, trabajadora de la Defensoría del Pueblo desde los inicios de la institución, quien falleció hace un mes.  Por ello, el ciclo tiene una carga importante de sentimientos y  homenaje al paso alegre y fructífero de Cecilia.

El sábado, más de cuarenta personas participaron del taller titulado Leyendo nos contamos con otros. La propuesta se desarrolló de 9,30 a 12,30,  en la Sala Saltimbanquis (calle Feliciano 546) y estuvo a cargo del Grupo de Promoción de Lectura de la Biblioteca Popular Caminantes.  Distensión, disfrute, aprendizaje y alegría caracterizaron este encuentro inicial.

Cabe recordar que el ciclo propone compartir reflexiones y realizar aportes en torno al abordaje adecuado de los conflictos cotidianos y la prevención de la violencia, desarrollando y mejorando las habilidades de comunicación que posee toda persona. Esta edición está dedicada especialmente a docentes, facilitadores y personas que trabajan con grupos. Se presentarán diversas técnicas y estrategias -desde el enfoque de distintas disciplinas- para promover la construcción de confianza y de vínculos saludables, el cuidado del cuerpo, las emociones y la importancia de la cooperación como modo privilegiado de relación.

Más de cuarenta personas participaron del primer encuentro.

Se recuerda que la participación es independiente entre uno y otro taller; es decir, que los interesados pueden asistir al último encuentro sin haber presenciado los anteriores.

 

Cómo sigue la agenda

El segundo encuentro está previsto para el 1 de julio. El arte: puente y recurso para el aprendizaje es el tema y se desarrollará de 9,30 a 12,30, en calle Feliciano 546. Estará a cargo de integrantes del grupo Saltimbanquis.

El cuerpo en juego. Construcción de espacios de comunicación y confianza es el tema del tercer taller que tendrá lugar el 29 de julio en la Sala de Convenciones de la Vieja Usina, en G.M de San Martín 861. Estará a cargo de Cynthia Litvak y Johanna Siboldi.

El cuarto taller será el 12 de agosto, a la misma hora y lugar que el anterior. Se tratará de: El teatro trasciende la escena. Vincularnos a través de la risa y la emoción. Los encargados del dictado serán Graciela Crolla y Juan Carlos Gallego.

El cierre será el 2 de septiembre con: Mundo espiral: de lo individual a lo colectivo. Experiencias lúdico-cooperativas desde las artes visuales, y el desarrollo quedará en manos de Pamela Villarraza. Será en calle Feliciano 546, de 9,30 a 12,30.

La Defensoría invita a la ciudadanía en general a participar de estos encuentros abiertos y gratuitos. Al final del ciclo se entregarán certificados de asistencia.

Los interesados pueden inscribirse escribiendo al mail dialogoscomunidad@gmail.com. Por consultas también podrán comunicarse a ese correo, ir personalmente a Monte Caseros 161, sede del Centro de Mediación, o llamar al número telefónico (0343) 4202346 o 4211051. El horario de atención es de 8 a 13.

Rosa y la caída de la pensión

 

El rajo en la campera, más o menos abierto entre un zurcido deshilachado, es una de las señales  que anuncia la pobreza en la que vive Rosa, una mujer que tiene cincuenta y pico pero parece de más de 60 años.

Delgada, con el cabello entre cano y desprolijo, la piel de la cara castigada por arrugas y con las manos huesudas sosteniendo una bolsa con papeles, Rosa empieza a contar de qué se trata su desasosiego. Había ido al cajero a sacar los cuatro mil y pico de pesos, su único ingreso, y no había nada. Ni un peso. El escozor le había recorrido el cuerpo como un rayo caliente y enseguida le vinieron a la cabeza las cuentas por pagar: la luz, el gas, los impuestos, los remedios. Y la comida quedaría  relegada en la lista.

Corrió al banco, esperanzada en que sea fruto de un error del cajero. Pero la respuesta no fue tranquilizadora: “Este mes no le depositaron nada. Averigüe en Anses porque hay otros casos”.

Con la misma desesperación se fue al organismo nacional y ahí encontró la certeza de lo que estaba pasando: su pensión no contributiva cayó junto a otras miles después que el gobierno nacional resolviera hacer un entrecruce de datos.

En su caso, la suspensión del beneficio obedeció a que aparece casada con un hombre que ella considera su ex marido y que hace más de ocho años que no ve.  En su momento, cuando tramitó la pensión, asegura que presentó una declaración judicial con testigos sobre su separación de hecho, pero ahora nadie sabe dónde están esos papeles.

Y Rosa está a punto de que la angustia le explote en los ojos. Dice que no sabe qué hará sin esos $4.475.

Sintiéndose desvalida, dijo que comenzará a tramitar nuevamente los papeles para volver a iniciar un trámite, que se presume largo y burocrático.

La descripción del caso de Rosa fue escrita en los primeros días de junio, y después la situación se reprodujo en decenas de otras personas que -cada una con su historia- sufrieron el golpe de llegar al cajero y no encontrar nada.  A la Defensoría del Pueblo atendió medio centenar de reclamos, entre ellos el caso del Hogar San Camilo de Lellis, que cobija una veintena de mujeres -entre 16 y 67 años- con discapacidad. La mayoría no tiene familia que se hagan cargo de ellas, dice la información publicada por el Hogar. De esa comunidad, en junio, a tres le fueron suspendidos los pagos de las pensiones a raíz del análisis frío de los datos arrojados por el entrecruzamiento de los sistemas. Es que, una persona de la institución era la encargada de cobrar debido a las dificultades físico-psíquicas de las titulares y ése habría sido el dato, señalado como irregular.

La Defensoría del Pueblo de Paraná había iniciado gestiones en Buenos Aires, en Desarrollo Social, ante las desesperantes situaciones registradas, cuando el gobierno nacional resolvió volver sobre sus pasos. El anuncio se hizo horas antes de que se concretara una reunión solicitada por la Asociación de Defensorías del Pueblo de la República Argentina (Adpra), organización de la que forma parte la institución de Paraná, con la ministra Carolina Stanley. El encuentro se concretó el 16 de junio y se resolvió el inicio de una tarea de revisión de cada caso en una mesa que conformarán los Defensores del Pueblo del país. Mientras tanto, el gobierno se comprometió a restablecer  los pagos y efectivizarlos en la semana del 20 de junio. Lentamente, y mediante el llamado de la Defensoría a las personas que iniciaron una actuación con su reclamo, se ha recabado información que da cuenta que más de la mitad de los casos han percibido el beneficio. Queda aún un grupo por corroborar su situación y un listado de más de cien personas de distintos puntos de la provincia remitido a la Defensoría  por el Instituto Provincial de Discapacidad (Iprodi).

(Aclaración: La mención es a modo de caso testigo y el nombre de la persona es de fantasía)

Marta Marozzini

Page 2 of 49«123456»102030...Last »

Contacto

DEFENSORÍA DEL PUEBLO
de la ciudad de Paraná
Monte Caseros 159
CP E3100ACC - Paraná, E. Ríos
Tel: (0343) 420-2322
0800 777 1112
defensoriaparana@gigared.com

CENTRO DE MEDIACIÓN
Monte Caseros 161
CP E3100ACC - Paraná, E. Ríos
Tel: (0343) 421-1029
mediacionparana@hotmail.com

Delegación Defensoría del Pueblo de la Nación:
defensornacionerios@hotmail.com

Multas de tránsito en rutas entrerrianas

Consultas a los teléfonos:
0343-484-0719
0343-484-0671
0343-484-0616
0343-484-0675
0343-484-0884
0343-484-0778
0343-484-0676
0343-484-0718
0343-484-0617

o por mail a la delegación de la
Defensoría del Pueblo de la Nación:
parana@dpn.gob.ar