Preocupación por las personas que viven en la calle

 

La instrumentación de un albergue, y de medidas de fondo, es un reclamo añoso, que se reitera desde la institución.

Este año, otra vez se aproximan los días fríos sin que la ciudad tenga debidamente habilitado un lugar destinado a las personas que viven en la calle. La Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Paraná viene reiterando su preocupación ante una situación que se repite cada año, demostrando falta de previsión por parte del Estado para atender una problemática que se refleja en las plazas y calles de Paraná.

La institución ha expresado su inquietud mediante notas dirigidas a la Secretaría de Derechos Humanos del Municipio, como así también a través de una reunión con la ministra de Desarrollo Social de la provincia,  Laura Stratta.

Finalmente, hoy se conoció, a través de una nota publicada por Diario Uno, la intención de la comuna de abrir formalmente un albergue el próximo lunes.

Además de la necesidad de que se instrumente esa medida, considerar un primer paso para atender  la urgencia, la Defensoría del Pueblo junto a distintas organizaciones sociales abocadas al tema, vienen solicitando se instrumenten disposiciones de fondo, por parte del Estado. Entre ellas, se menciona instrumentación de la ordenanza Nº 8.932, vigente desde 2010, que crea el Programa de Asistencia Integral para Personas en Situación de Calle en el ámbito de la Ciudad de Paraná.

Dicho programa –que continúa la promulgación de la ordenanza sin ponerse en marcha- prevé además de un albergue, la conformación de un equipo interdisciplinario que aborde la problemática en forma integral como también la habilitación de una línea telefónica gratuita adonde poder solicitar asistencia ante la emergencia.

En sintonía, en abril de 2015,  la Defensoría emitió la Recomendación Nº 2,  por la que solicitó al Ejecutivo municipal que reglamente la ordenanza 8.932 e instruya su implementación. Antes, en marzo de 2013, la institución instó a “los gobiernos provincial y municipal, a través de las áreas competentes,  a implementar una política pública, destinada a abordar de manera integral, la situación de las personas que viven y/o permanecen en la calle”.

Al respecto, el Defensor del Pueblo, Luis Garay, en declaraciones a Diario Uno, dijo la falta de un espacio para albergar a personas que no tienen dónde ir “es una situación que se reitera con cada gobierno”.  Además, planteó la necesidad de que se brinde una atención más amplia, interdisciplinaria, “con mecanismos que logren contener a las personas en situación de calle”. Y añadió:  “Hay que encarar medidas que resuelvan este problema, que no implica solo brindar techo y comida, sino la instrumentación de un dispositivo más complejo, donde se genere la reinserción social de la persona que atraviesa esa difícil circunstancia”.

A continuación, en la nota periodística  hizo referencia a la labor constante de inclusión social que llevan adelante las agrupaciones de Paraná, como es el caso de Casa Solidaria: “No es solo cuestión de darle techo y comida a una persona que está en esta situación para que pueda salir, sino que existe un quiebre emocional, económico, y la persona necesita acompañamiento y es el Estado el que debe acompañar. Hay que trabajar en este tema, pero lo tiene que hacer el Estado, más que una ONG”.

 

Seguidamente, el diario cita declaraciones de referentes de organizaciones que trabajan con la problemática.  “Claudio del Lago, titular de los comedores de Complejo Recordando, sostuvo que brindar este tipo de espacios “no parece ser prioridad de la Municipalidad”, y comentó: “Al hacer ese movimiento en la Plaza el año pasado se preocuparon por abrir algo así nomás y por tres meses, no en hacer algo serio. Lo que más me preocupa son las bajas temperaturas, porque todos los inviernos veo gente que muere de frío, y es algo lastimoso, realmente muy triste. Duele que no sea una prioridad que haya un espacio de contención para quienes no tienen un hogar, en una ciudad tan hermosa que es capital de provincia”.

Del Lago contó que hay más de 70 u 80 personas que van a comer en la plaza Alberdi, donde llega a brindarle un plato de comida a quien lo necesita, en un trabajo conjunto con otras agrupaciones. En este marco, manifestó que son alrededor de 50 personas las que duermen en la calle y el resto se las arregla en un garage o un local que alguien les presta para pasar la noche. “Estuvimos viendo en forma particular la posibilidad de buscar un lugar para alquilar, para que puedan dormir, pero no es fácil”, dijo, y agregó: “Al menos el 85% de estas personas necesita contención del Estado, y más que nada una atención terapéutica por sus adicciones al alcohol o las drogas, situación en la que caen por la misma tensión que los lleva el estar en la calle. La necesidad, la indiferencia y la falta de solidaridad de la gente son terribles. Y el Estado está totalmente ausente para ellos”, concluyó.

Demandan un abordaje integral y más profundo

Anabella Albornoz, una de las integrantes de Suma de Voluntades –que acompaña a personas en situación de calle y les brinda a diario un plato de comida– opinó sobre la apertura de un refugio para esta temporada por parte del municipio: “A nosotros no nos informaron nada. Hemos tenido reuniones con ellos para ver qué medida se va a tomar para que no nos agarre el invierno. La verdad es que no tienen un plan de contingencia. No les importa la gente en situación de calle”.

También contó que hay más personas que se acercan a la plaza Alberdi para procurarse un alimento cada noche: “Muchas veces es el único plato de comida que tienen en el día. Sobre todo los adultos, porque por ahí a los nenes que van a la escuela les dan de comer”, dijo, y señaló que con la llegada del frío salieron a repartir frazadas y pudieron cubrir las necesidades estos días, pero les hacen falta más y harán una campaña para recibir donaciones de frazadas y abrigos.

Sobre las personas que pasaban la noche en el hospital hasta hace unos meses, comentó: “Es gente que está desparramada ahora por todos lados. Hay dos o tres que se quedan a dormir sentados en un banco de una plaza, porque si se acuestan la Policía los puede echar y se están manejando de esta manera”.

Albornoz aseguró que “el tema de la gente en situación de calle requiere un abordaje más profundo, hay que darles herramientas, armar un cuerpo técnico, hay que analizar porqué están en la calle. Es complicado”, y destacó que hay casos donde quienes reciben una contención pueden salir adelante, como el de Guillermo, una persona oriunda de Chile que durante dos años pernoctó en la calle y desde hace un tiempo logró dejar el alcohol, consiguió trabajar y ahora duerme en una pensión; además, colabora con Suma de Voluntades en su tarea cotidiana y ayuda a otros que están en la calle a superar esta situación. “Empezó a estudiar para terminar la Primaria y le estamos tramitando el documento para que pueda tener un trabajo formal”, refirió.

“También hay un chico que está en la asociación Lázaro que dejó las drogas y empezó a estudiar”, dijo por último, rescatando la esperanza de que más personas puedan tener una oportunidad de un presente y un porvenir dignos”.

 

Subscribe / Share

Article by Defensoria

Authors bio is coming up shortly.

Comments are closed

Contacto

DEFENSORÍA DEL PUEBLO
de la ciudad de Paraná
Monte Caseros 159
CP E3100ACC - Paraná, E. Ríos
Tel: (0343) 420-2322
0800 777 1112
defensoriaparana@gigared.com

CENTRO DE MEDIACIÓN
Monte Caseros 161
CP E3100ACC - Paraná, E. Ríos
Tel: (0343) 421-1029
mediacionparana@hotmail.com

Delegación Defensoría del Pueblo de la Nación:
defensornacionerios@hotmail.com

Multas de tránsito en rutas entrerrianas

Consultas a los teléfonos:
0343-484-0719
0343-484-0671
0343-484-0616
0343-484-0675
0343-484-0884
0343-484-0778
0343-484-0676
0343-484-0718
0343-484-0617

o por mail a la delegación de la
Defensoría del Pueblo de la Nación:
parana@dpn.gob.ar