About Defensoria


Website:
Defensoria has written 661 articles so far, you can find them below.


Más de 120 mediadores integran el Registro para 2019

El Registro de Mediadores Comunitarios voluntarios para el período 2019 del Centro de Mediación Comunitaria, de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Paraná, quedó conformado por 121 integrantes.
La actualización del Registro es de forma anual, con una convocatoria pública a mediadores comunitarios que se realiza en el mes de noviembre de cada año. Esta vez, el período de inscripción fue desde el 5 y al 14, y se anotaron 33 mediadores que se suman por primera vez a la nómina, nueve volvieron después de algún período de ausencia y se reinscribió el resto, que viene conformando el Registro desde años anteriores. Este último grupo abarca a 13 mediadores que permanecen desde la primera nómina, en 2003, cuando comenzó a funcionar la Defensoría del Pueblo, el Centro de Mediación y el Registro.
En tanto, el número de 121 puede aumentar debido a que hay un grupo de mediadores cuya inscripción fue tomada en carácter provisorio, hasta tanto cumplimente la totalidad de requisitos solicitados.
El Registro de Mediadores Comunitarios tiene una intensa actividad y gracias a su aporte la Defensoría del Pueblo ofrece en la ciudad un ámbito de escucha y comprensión para que los vecinos puedan dialogar y mejorar la convivencia.
La labor está a cargo de integrantes del Registro -que son convocados en parejas de co-mediación-, quienes intervienen en procesos de mediación entre vecinos, a partir de solicitudes ingresadas al Centro de Mediación Comunitaria, área de la Defensoría del Pueblo. Este año se registraron unos 480 casos.
La nómina, vigente desde 2003 cuando comenzó a funcionar la institución, reúne a profesionales de distintas disciplinas y oficios, que una vez en el Registro tienen la posibilidad de participar de instancias regulares de capacitación, reflexión e intercambio de experiencias. La institución brinda talleres trimestrales, reuniones de intercambio y un curso de actualización anual a cargo de especialistas con reconocimiento nacional e internacional. Esta última instancia de formación es una de las obligatorias.
El Registro de mediadores voluntarios de la Defensoría es considerado “modelo” en el ámbito nacional por ser el más numeroso del país (la cantidad de integrantes sobrepasa cada año el centenar de inscriptos), por su conformación multidisciplinaria, por su condición de ad honorem y también, por la cantidad de actividades de capacitación que brinda la institución –y exige- a sus integrantes.

El primer taller de reflexión para los integrantes del Registro 2019 será el próximo miércoles 12, en la Secretaría de la Juventud (Alameda de la Federación 317). Construyendo confianza. Objetos, creatividad y encuentros es el título del encuentro a cargo de Juanqui Izaguirre. En la oportunidad, se realizará el sorteo del orden orientativo con el que serán convocados los integrantes de Registro, se dará la bienvenida a los mediadores recién incorporados, y se realizarán reconocimientos a los que asistieron a todos los talleres y participaron de actividades especiales.
Luego del taller, a las 21, como todos los años, se realizará la despedida de 2018, y el festejo del aniversario número 15 del Centro, en coincidencia con la celebración realizada durante este año por la Defensoría del Pueblo.
La Defensoría del Pueblo de Paraná ofrece la mediación de forma gratuita a los vecinos. El proceso de mediación es voluntario, participativo y confidencial. En ese ámbito, los ciudadanos pueden hallar instancias de encuentro, acuerdo y solución a los problemas o diferencias.
Para obtener más información, los interesados pueden comunicarse al (0343) 4211029 o a mediacionparana@hotmail.com o personalmente en Monte Caseros 161 de 8 a 13.

Vivir en la calle: “Rescato el valioso trabajo de Ongs, pero es el Estado el que tiene que abordar el tema”

El Defensor del Pueblo de la Ciudad se refirió a la situación de las personas que viven en la calle en Paraná. “Rescato el valioso trabajo de Suma de Voluntades, pero creo que es el Estado el que tiene que abordar el tema, desde otra mirada y no sólo desde el voluntariado, porque sino desliga su responsabilidad en las ONG”, dijo Luis Garay en declaraciones periodística. A continuación, la nota publicada por diario UNO, https://www.unoentrerios.com.ar/la-provincia/estar-la-calle-un-drama-que-va-mas-alla-no-tener-una-casa-donde-vivir-n1710103.htm

Paraná
Miércoles 28 de Noviembre de 2018
Estar en la calle: un drama que va más allá de no tener una casa donde vivir
Además de una situación económica adversa, hay problemas familiares, sociales y adicciones que el Estado no contempla al ofrecer alguna asistencia

Vanesa Erbes

Es difícil determinar cuántas personas en Paraná actualmente están en situación de calle, pero mucha gente advierte que son más que antes. En la placita que está frente a la Dirección de Tránsito municipal duerme un grupo, otro se queda en donde estaba el restaurante Petra, y otros pernoctan en la galería Almendral, en la Plaza de 1° de Mayo y en la Terminal.
De noche se acomodan en algún viejo colchón o en el piso, tapados con frazadas o cartones. De día deambulan por las calles, algunos vendiendo estampitas o pidiendo una moneda. Al mediodía varios de ellos van a almorzar al comedor comunitario de la iglesia San Miguel, y por las noches en la plaza Alberdi o en la Sáenz Peña la ONG Suma de Voluntades y otros grupos solidarios que asumen un gran trabajo social desde el voluntariado, les acercan un plato de comida y los acompañan humanamente.
Si bien la Municipalidad cuenta con un refugio en calle Blas Parera que abre en invierno para que no se mueran de frío y que aún hoy permanece en funcionamiento, no quieren ir, porque se los amontona a todos en una pieza con 20 camas sin contemplar sus necesidades. “No queremos ir al refugio, porque te roban todo. Nos pusieron a todos juntos como ‘carne pa’chorizo’, y la gente grande no podemos estar con los pibes, porque hay peleas”, confió a UNO Miguel, quien hace años que no tiene un hogar y elige dormir en la plaza, a la intemperie, o junto a la reja de la galería Almendral cuando llueve. “Somos varios y no tenemos colchones ni nada. A veces tenemos algo para taparnos y a veces no”, explicó.
A Ricardo le dicen el Turco y hace tres años está en la calle. Duerme en Petra porque tampoco se sintió cómodo en el refugio, y argumentó: “Ahí tenés que entrar a las 9 de la noche y a las 6 de la mañana te tenés que ir. Cuando hace frío te conviene quedarte tirado en la calle y no tener que salir a esa hora”.
Hace días está con los dos pies vendados y apenas puede estar parado. “Me agarró una ulceración. Me sacaron un turno para ver cómo está la circulación de sangre y estoy contento porque la doctora me dijo que me estoy curando. Trabajo con las estampitas, como la mayoría, pero ahora no puedo caminar mucho, así que hay días que me quedo sentado pidiendo una moneda para los gastos”, señaló.
“La gente es muy bondadosa, pasan y te dan dinero, o te traen comida, que la verdad no sobra. A veces nos llegan cosas que nos sorprenden, como antes de ayer, que nos trajeron una bandeja con una picada que costará como 300 pesos, o nos traen unas pizzas bárbaras o hamburguesas”, dijo, rescatando algún lujo que lo hace sentir menos excluido y hasta privilegiado de vez en cuando.
“Nosotros acá no gastamos en comida. La gente nos ayuda y están los comedores”, sostuvo, antes de hablar de la adicción al alcohol que lo alejó de su familia y soltar su llanto, dejando en claro que sus carencias pasan por otro lado: “Quiero que mis hijos estén bien; uno está en Paraná y el otro vive en Buenos Aires y juega en Lanús. Me acuerdo de ellos y me pongo a llorar. Por ellos quiero empezar a trabajar, pero me dejé estar y la calle te atrapa”, expresó, visiblemente angustiado.
Guillermo, el Chileno, también duerme en la galería Almendral. En los dos últimos años logró zafar de la calle un par de veces, con la contención de la gente de Suma de Voluntades primero y después cuando encontró el amor por un tiempo. Estar bien lo ayudó a conseguir un trabajo con el que pudo pagarse una pensión. Afeitado, bien vestido y sonriente, parecía otra persona, muy distinta a la que ahora anda en la plaza. “Estoy mal, tuve una recaída. Llevo cinco años en la calle y no me gusta estar así. Perdí un diente y me hice los estudios para un postizo, pero después me separé y dejé todo tirado. Yo había cambiado, estaba trabajando bien, pero no sé qué me pasa que estoy de nuevo como antes. El alcohol es un vicio que nos hace mal”, explicó.
“Nos gustaría que el Estado nos dé una contención”, acotó Jorge, oriundo de Cerrito, quien contó que allá vive su hermana, y que le gustaría volverse pero no tiene cómo.
Mientras estaban ayer sentados en un banco de la Plaza, tomando sol después de tanta lluvia, una señora les alcanzó un pedazo de tarta. Le agradecieron y se sentaron a compartir las porciones y un vino en cajita para que los ayudara a digerir no solo la comida sino también la realidad adversa que los hostiga. Reniegan del alcohol y sueñan con dejarlo, pero sin ayuda saben que será imposible superar esta enfermedad que los atrapó buscando un escape a un cruel destino de abandono y sufrimiento.
Luis Garay, defensor del Pueblo de Paraná, recordó a UNO que ya han hecho recomendaciones al municipio para que se haga un abordaje integral de la problemática de las personas en situación de calle, y señaló: “Creemos que no hay que abordar este tema desde el asistencialismo, sino desde la inclusión. Para eso hace falta tener un dispositivo que sea un centro de día, donde empiecen a encontrar su identidad y el saber por qué volvieron a la calle, porque no es solamente una cuestión económica. Obviamente que la crisis ha hecho que mucha gente ya no pueda pagar alquiler, pero hay muchas personas en situación de calle que tienen problemas afectivos, emocionales o sociales que de alguna u otra manera las llevó a esa situación”.
“El Estado tiene que escucharlos para saber lo que necesitan. Estamos hablando de personas con sus derechos vulnerados. No creo que alguien una noche piense ‘mañana me voy a vivir a la calle’. Pasan un montón de cosas en el medio y esas cuestiones no se están teniendo en cuenta. Se pueden abrir albergues para lo coyuntural y que en invierno no se mueran de frío, o comedores para que no pasen hambre, pero el problema sigue”, dijo, y analizó: “Hay que trabajar con la persona en forma individual, aparte de lo social, para saber qué es lo que está necesitando para salir de esa situación. Se llama situación porque se puede cambiar, se puede revertir”.
En este marco, manifestó: “Por eso creemos que hay que abordarlo con otra mirada, con equipos interdisciplinarios, con profesionales dispuestos a trabajar en el tema. En el Estado hay abogados, acompañantes terapéuticos, psicólogos y demás profesionales que puedan atender la problemática y acompañarlos en ese proceso”.
Por último, reflexionó: “Entendemos lo coyuntural y rescato el valioso trabajo de Suma de Voluntades, pero creo que es el Estado el que tiene que abordar el tema, desde otra mirada y no solo desde el voluntariado, porque sino desliga su responsabilidad en las ONG”.

Un colorido mural en el centro de la ciudad

El miércoles 21 de noviembre se empezó a pintar el cuarto mural conmemorativo de los 15 años de la Defensoría del Pueblo y su Centro de Mediación. Esta vez, los bellos y coloridos trazos se emplazaron en pleno centro: en calle Corrientes, a la altura de Rosario del Tala. La obra se realizó junto a integrantes de los talleres de la Dirección de Adultos Mayores de la Municipalidad de Paraná y del Centro de Jubilados 19 de Septiembre. El diseño surgió en el marco de esos talleres y su concreción contó con la colaboración de Andrés Leiva, Fernado Veiga y Pamela Villarraza. El miércoles pasado, a partir de las 15.30, se continuó con la las últimas pinceladas.
Este año, la Defensoría del Pueblo de Paraná celebra sus 15 años de existencia en la ciudad. Para ello, se programaron distintas actividades, que empezaron en mayo con un mural en un paredón de la Escuela Gelabert y Crespo en homenaje a Cecilia Greca, trabajadora entrañable de la institución desde su inicio y quien falleció en 2017. La obra, que se realizó en Alejo Peyret, a metros de Avenida de las Américas, congregó a niños, niñas, jóvenes, vecinos, famliares, amigos e integrantes de distintas organizaciones sociales.
Luego, en octubre se pintaron dos murales en barrio Paraná XIV. Una de las obras se emplazó en una pared de una edificación ubicada en las calles Juan Manuel de Rosas y Chacho Peñaloza. Los diseños surgieron de dibujos de estudiantes de las escuelas Nº 196 Marcelino Román (primaria) y de la Nº 75 Del Bicentenario (secundaria). Los dibujos se inspiraron en el trabajo realizado en talleres sobre la promoción de valores como la solidaridad, el respeto, la mirada comunitaria, la no violencia, entre otros.
Antes, un edificio aledaño, donde funciona la Unidad Educativa Nº 10 Jardín Pequitas, quedó cubierto con bellos dibujos y colores realizados por los niños y niñas, junto a sus familias.
Las actividades se realizan en el marco del aniversario de la institución y tienen el objetivo de compartir la celebración con la comunidad. En este caso, colaboraron la comisión vecinal del Barrio Paraná XIV, el Centro de Salud Malvinas Argentinas y el Centro Integrador Comunitario (o CIC II Este).
En tanto, el último mural de este año tomó color en calle Corrientes, ofreciendo una bella imagen para quienes transitan por ese lugar, de pleno centro de la ciudad.

FOTOS DEL TRABAJO EN EL MURAL

UNA NOTA PERIODÍSTICA SOBRE EL MURAL
https://www.eldiario.com.ar/10501-realizan-un-mural-para-celebrar-los-15-anos-de-la-defensoria-del-pueblo/

Las fotos premiadas y sus historias

El jueves 1° noviembre se conocieron las veinte fotografías seleccionadas, de un total de 109 que se presentaron al concurso convocado por la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Paraná, y las tres que finalmente resultaron premiadas.

Esta semana, representantes de la institución entregaron el premio a los autores, que consistió en $7.500 pesos para la obra que obtuvo el primer lugar, $3.500 para el segundo y $2.500 para el tercero.

La propuesta del concurso abierto a la ciudadanía fue reflejar en una foto una reflexión, un reclamo, un halago, un deseo, una crítica, una mirada sobre Paraná.

La invitación obtuvo una importante participación de paranaenses de distintas edades y barrios de la ciudad. Hubo 61 participantes y 109 fotografías debido a que cada autor podía presentar hasta dos imágenes. Y el resultado fue una variedad de miradas reflejadas en capturas de alto valor temático, visual y técnico. Así, definió el jurado la calidad de la muestra compuesta por las veinte fotos seleccionadas, que en los próximos días quedará expuesta en un lugar a confirmar. La tarea de evaluar las imágenes estuvo en manos de los fotógrafos y reporteros gráficos Mauricio Garín y Gustavo Cabral, la Arq. Mariana Melhem, y la Lic. Patricia Brumatti, en representación de la Defensoría del Pueblo.
Los premios fueron entregados por el Defensor del Pueblo Adjunto, Pablo Donadío, y la Lic. Patricia Brumatti.


Lo que hay detrás de la foto

Jessica Jubilla Nespoli tiene 29 años, es abogada, mediadora y ha hecho cursos de fotografía. Participó del concurso con su obra Donde habitan los olvidados, una imagen del Volcadero municipal de basura tomada en septiembre pasado, y obtuvo el primer premio. Cuenta que se enteró del concurso y se puso a pensar qué imagen podía ser, qué podía comunicar desde su cámara. Buscó material de lectura sobre el derecho a la ciudad, consideró su inclinación por la fotografía comprometida con la realidad y resolvió acudir a un lugar del que había escuchado hablar mucho pero que no conocía. Así llegó en moto, con su novio, una tarde gris de septiembre, a calle Ameghino al final, donde se acumulan las toneladas de basura que produce diariamente la ciudad.

“Como fotógrafa me gusta ir al choque, chocar con la realidad”, dice Jessica y explica por qué al leer las bases del concurso eligió reflejar una situación de vulnerabilidad extrema, inaceptable. “Siempre quise ir al Volcadero y nunca pude. Era un deseo que tenía y esta fue la ocasión”, afirma para luego comentar con un nudo en la garganta lo que le causó esa experiencia. “Me impactó que (las personas) no sólo vayan a buscar para comer, sino que caminen y se sienten a charlar arriba de una montaña de basura como algo natural. Mientras uno tiene mil cuidados, desde el lavado de manos a no pisar mugre, ellos están acostumbrados a vivir así, con la basura. Uno por ahí se queja tanto, y ellos que no tengan para comer me dolió tanto, en el alma”. Dice que esa imagen, esa vivencia, la acompaña desde esa tarde y también, el interrogante sobre cuál es su compromiso para cambiar esa realidad.

En la búsqueda previa de información para llegar al Volcadero, Jessica comenta que le quedó la sensación de que se trata de una realidad con escasa visibilización pese a que también es parte de la ciudad.

Finalmente, comenta que logró la imagen desde el corazón del gran basural, hasta donde llegó en moto, con su novio y su cámara. No tuvo miedo, se sintió bien y una vez de regreso a su casa, recibió comentarios sobre “los riesgos de ingresar sin la compañía de un referente del barrio a un grupo de fuerte pertenencia que detecta rápidamente a gente que no es de la zona”.

Raúl Perriere es fotógrafo, reportero gráfico, dedicado ahora a fotografiar eventos culturales y a dictar talleres. Obtuvo el segundo premio con su obra Ribera liberada, tomada en 2016. Fue en el invierno de ese año, exactamente, a las 8 de la mañana de un día patrio: el 9 de Julio, recuerda Raúl. Volvía de cubrir el izamiento de la bandera en el Parque Nuevo, hacía un frío tremendo, había muchísima neblina y decidió recorrer la costa del río, en la zona del Thompson casi lindando con Puerto Sánchez, a ver qué pasaba, si podía captar alguna buena toma.

“Había una neblina impresionante, me quedé un par de horas, se fue disipando un poco, y saqué otras fotos que estaban buenas, con embarcaciones y relacionadas a los pescadores que vuelven a esa horas después de pasar toda la noche en el río, pescando”, rememora. Estaba en eso cuando vio gaviotas que generalmente habitan en la isla de enfrente y que llegan a esta costa en busca de los restos que desechan los pescadores. “Estaba a unos 100 metros y las estaba mirando, sacándoles fotos a algunas solitarias, hasta que en un momento, justo estaba con la cámara levantada, y emprendieron vuelo todas. Les saqué desde que salieron de la playa (Thompson) hasta que llegaron a la isla. Esa fue la situación, muy rica en cuanto a la textura, a los colores. Hay situaciones fotográficas que cuestan pero que valen la pena”, concluye. Y entre tantas fotos surgió la Ribera liberada.

Romina Mastracho
se presenta como hija de ferroviario y desde ese lugar explica el sentido de su fotografía titulada De memorias y de olvidos, con la que ganó el tercer premio. Se trata de una toma de instalaciones del Ferrocarril General Urquiza, en Paraná. Sacó la foto en abril de 2017, mientras estudiaba fotografía, y con ella quiso reflejar la fuerte carga emotiva que tiene el ferrocarril en su vida.

Se le humedece la mirada y la emoción también se cuela en su voz cuando habla de aquellos tiempos en que su papá trabajaba en los grandes talleres del Ferrocarril Urquiza, y la estación estaba llena de vida y de luz, con los trenes en pleno funcionamiento.

“Viví mucho la historia del ferrocarril, anduve mucho en tren, sé lo que es ir, esperar en el andén y viajar en tren”, describe y afirma con vehemencia que el paseo en el tren de aquella época es inigualable. “El que no vivió el tren como era antes no sabe lo que es. Lo vivo mucho porque mi papá lo vive mucho: él trabajó durante cuarenta años y de golpe pasó lo que pasó con los ferrocarriles”, relata. Añade que el sentido de la foto es reflejar el abandono y expresar que se trata de un lugar lleno de historia, desaprovechado., de la ciudad.

Romina habla de la composición de su foto y explica que a los costados están los trenes en desuso y en el centro, en el fondo, los talleres. “A mi papá le causó muchísima nostalgia (la imagen) porque ese taller que se ve en la foto era donde trabajaba él”, comenta. Seguidamente, habla de lo mucho que le gusta la historia del ferrocarril y de lo que la entusiasma poder rearmarla a través de la fotografía. Ese es su desafío.

Romina es empleada de un laboratorio que funciona en Colonia Avellaneda y es una apasionada de la fotografía. En los tiempos libres, ha estudiado en talleres y practica.

Los tres premiados coincidieron en remarcar la calidad de la muestra fotográfica, surgida a partir del concurso El derecho a vivir en una ciudad habitable, y admitieron que al ver la totalidad de las obras seleccionadas sintieron que cualquiera de las veinte podía resultar elegidas en los primeros tres lugares.

Sin descuentos en la tarjeta Sube: se solicita que haya difusión previa ante cambios en el servicio de colectivo

El Defensor del Pueblo de la Ciudad de Paraná, Luis Garay, elevó una nota al director de Defensa del Consumidor, Pablo Gabiud, con el fin de solicitar se garantice la difusión pública previa sobre cambios y vencimientos relacionados al servicio de transporte urbano de pasajeros, con fuerte impacto en los usuarios.
El pedido se origina en la interrupción de las tarifas fijadas para las categorías de pasaje obrero en las tarjetas Sube. Desde el 31 de octubre, cuando habría operado el vencimiento, los usuarios de ese grupo debieron abonar el pasaje general, es decir 14,85 pesos, en vez de 9,66 (obrero).
De acuerdo a los reclamos recibidos por esta Defensoría, los pasajeros se enteraban por casualidad y en vista de la rapidez del consumo del saldo, de que se había extinguido el descuento en los boletos.
El requerimiento a la Dirección de Defensa del Consumidor municipal se funda en que se trata del área establecida por la ordenanza 9462, que fija el Marco Regulatorio del Transporte Urbano de Pasajeros, para recibir reclamos y atender las consultas de los usuarios. El artículo 30 de dicha norma consigna que “el Organismo de Defensa al Consumidor dependiente de la Municipalidad de Paraná implementará un área, oficina y/o sistema específico de atención de reclamos, denuncias, inquietudes y quejas por parte de los usuarios, sea de manera personal, mediante una línea telefónica, mail o página web; de acuerdo a los mecanismos establecidos por dicha dependencia, para posteriormente informar sobre ellos al “Órgano de Monitoreo y Control”, comunicar a la Concesionaria y dar traslado a la Autoridad de Aplicación para la implementación de las sanciones correspondientes”.

El Mural de Ceci y un homenaje especial

El link del video es: https://www.youtube.com/watch?v=ahzHwu8z-PU

La celebración del aniversario de la Defensoría del Pueblo de Paraná comprende varias actividades, que empezaron en mayo y finalizarán este mes. También, una serie de homenajes a personas que han hecho posible esta noble institución, su impronta en Paraná. Una de esas personas, que ha impregnado su huella, fue Cecilia Greca, trabajadora desde el comienzo de la Defensoría. Cecilia falleció el 20 de mayo del año pasado y en el mismo día de 2018 se realizó la primera actividad. Se construyó un mural en la pared de la Escuela Gelabert y Crespo, en Avenida de la Américas y Alejo Peyret, como una manera de celebrar la vida de Ceci.
En otra actividad, realizada el jueves 31 de octubre, se presentó un libro sobre mediación, luego más de 120 personas dialogaron sobre los 15 años de la institución y las vivencias en mediación, y seguidamente hubo reconocimientos a ex concejales que trabajaron en la elaboración y sanción de la ordenanza 8.391, que dio origen a la Defensoría y a su Centro de Mediación, y al personal de la Casa: a los que están desde hace una década y media y a los que se han sumado en el camino.
El encuentro y emoción tuvieron un cierre con otro sentido homenaje: la proyección de un video sobre el Mural de Ceci, así se denominó esa obra. A continuación, el link donde se puede ver el video https://www.youtube.com/watch?v=ahzHwu8z-PU y la siguiente reseña publicada junto a las imágenes.
“El 20 de mayo de 2017 falleció Cecilia Greca, integrante de la Defensoría del Pueblo de Paraná desde el inicio de su funcionamiento en 2003. A un año de su partida, y como una de las actividades conmemorativas de los 15 años de la institución, se invitó a personas ligadas a Ceci a participar del diseño y realización de este mural. Se propusieron instancias de encuentro para recordarla y celebrar su vida, en las que intervinieron representantes de los diversos ámbitos por los que ella transitó: Partido Socialista, AGMER (Asociación Gremial del Magisterio de E Ríos), Biodanza, Escuela Pueyrredón, Proyecto de Extensión de la Fac de Trabajo Social “Cuidando al cuidador”, Escuela Obispo Gelabert y Crespo, Defensoría del Pueblo y Centro de Mediación, familiares y amigos. El lugar elegido es esta última escuela, espacio muy querido por Cecilia y en el que trabajó en diversas formas, desde 2014. La pintura del mural se concretó los días 19 y 20 de mayo de 2018, con la participación de la comunidad, y actividades para niños y niñas, organizadas por los Centros de Salud Belgrano, Illia, Mercedes de Giusto, la Biblioteca “Esos otros mundos” de la Asociación Civil Barriletes y la colaboración del Partido Socialista.
La Defensoría del Pueblo agradece especialmente a Claudio Gianelli por la edición de este video y la dedicación y cuidado puesto en el mismo, y a los artistas que guiaron esta obra colectiva: Florencia Albornoz, Ricardo Jaimovich, Andrés Leiva y Pamela Villarraza”.

Concurso de fotografía: las imágenes seleccionadas y premiadas

Se presentaron 109 fotos en el concurso de fotografía El derecho a vivir en una ciudad habitable. De ese grupo se seleccionaron veinte y, luego, se eligieron tres.
El concurso fue organizado por la Defensoría del Pueblo de Paraná, en el marco de la celebración de los 15 años de la institución, con la intención de proponer reflexionar –a través de una imagen- acerca de la vida en la ciudad, de lo que causa satisfacción y de lo que no; de lo que es y de lo que debería ser. La idea era poder combinar cuestiones relacionadas a los derechos ciudadanos con el arte.
La convocatoria fue abierta a la ciudadanía en general.
A continuación, se publican las veinte fotografías seleccionadas, entre las que se encuentran las tres premiadas.
Los premios correspondieron a: Donde habitan los olvidados, de Jessica Jubilla Nespoli (primer premio); Ribera liberada, de Raúl Perriere, (segundo premio) y De memorias y de olvidos, de Romina Mastracho, (tercer premio).
La evaluación y elección estuvo a cargo de un jurado integrado por los fotógrafos y reporteros gráficos Mauricio Garín y Gustavo Cabral, la Arq. Mariana Melhem, y la Lic. Patricia Brumatti, en representación de la Defensoría del Pueblo.
En cuanto a los criterios, se tuvieron en cuenta los siguientes: La pertinencia,es decir, si existe una relación clara y directa entre la temática del concurso y la historia que transmite la imagen; el impacto visual: si se destaca a primera vista de entre un grupo de imágenes, atrae y evoca algún sentimiento inmediato, y la calidad técnica: si la foto está en foco, nítida, que esté correctamente balanceada sin dominantes de color.

De acuerdo al orden de aparición, desde el inicio, las fotografías son:

LAS TRES PREMIADAS
1. Donde habitan los olvidados, de Jessica Jubilla Nespoli, obtuvo el primer premio. Es una imagen del Volcadero municipal de basura y fue tomada en septiembre de 2018.
2. Ribera liberada, de Raúl Perriere, obtuvo el segundo premio y es una toma del balneario Thompson de junio de 2016.
3. De memorias y de olvidos, de Romina Mastracho, el tercer premio. Es una imagen del Ferrocarril General Urquiza de abril de 2017.


LAS RESTANTES 17 SON:
4. Los invisibles, de Diego Parámo
5. Atardecer, de Fabián Haiek
6. Bajada Grande existe, Florencia Carmen Guzmán
7. A la vista de todos, de José Gabriel Carrero
8. Arte Sano, de Gabriela Irene Suárez
9. Habitar sobre el jardín, de Juan Ignacio Fissore
10. Horizonte, de Diego Parámo
11. Ilusión, de Daniela Lallana
12. La poesía de los ciudadanos que marchan, de Juan Manuel Rimoldi
13. La vida es una moneda, de Silvia Rodríguez Paz
14. Los mates junto al río, de Juan Manuel Rimoldi
15. Lugar de pausa, de Sergio Scachhi
16. Mirada fortuita, de Sandra Silvia Curá
17. Pasado pisado, de Julián Villarraza
18. Plumerío, de Mateo Oviedo
19. Reserva natural, de Julián Villarraza
20. Residuos ensucian colores, de Jonathan Gubspun

Comienza la inscripción de mediadores para el Registro 2019 de la Defensoría del Pueblo

A partir de lunes 5 y hasta el miércoles 14 de noviembre estará abierta la inscripción para integrar el Registro de Mediadores Comunitarios 2019 de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Paraná.

El registro, dependiente del Centro de Mediación Comunitaria de la institución, reúne a profesionales de distintas disciplinas que podrán participar en procesos de mediación en los aproximadamente 480 casos que recibe el área por año.

El llamado está dirigido a mediadores que cuenten con la formación básica en mediación (100 horas de duración), homologada por el Ministerio y DDHH de Justicia de la Nación, y con el nivel secundario completo. Deberán presentar un breve currículum vitae, fotocopias del título de mediador y de certificados del nivel educativo realizado (secundario, terciario o universitario, según corresponda). Y, si los hubiera, también de cursos relacionados con el abordaje pacífico de conflictos.

Para quienes se re-inscriben luego de algún período de ausencia, solo necesitan acreditar el cursado de una capacitación de actualización anual, de 20 horas de duración, con homologación del mismo Ministerio. Para quienes integran el Registro 2018, deberán acreditar la asistencia a dos talleres de reflexión de los dictados por el Centro y la capacitación anual.

Por más información, los mediadores podrán dirigirse personalmente a la oficina del Centro de Mediación, en calle Monte Caseros 161, de lunes a viernes de 8 a 13, o llamar a los teléfonos 421-1029 y 4211051. También, podrán comunicarse vía e-mail a mediacionparana@hotmail.com. La ficha de inscripción debe completarse personalmente.

La mediación es una forma colaborativa de abordar los conflictos y es considerada por la Defensoría del Pueblo de Paraná una herramienta fundamental para aceitar la vía a soluciones pacíficas. Así, lo refleja el espíritu de la ordenanza 8.391, de creación de la institución en 2002. La norma contempla al Centro de Mediación como un área fundamental de la Defensoría del Pueblo y esa incorporación ha vuelto singular a la institución de Paraná en el ámbito nacional. Ocurre que es señalada como la única Defensoría que ha institucionalizado, en su cuerpo normativo, la creación y funcionamiento de un área de mediación.

Así, la Defensoría del Pueblo de Paraná ofrece de forma gratuita a los vecinos de la ciudad el servicio de mediación que consiste en una instancia extra-judicial, voluntaria y confidencial. En este marco, la participación de los mediadores es relevante. Su función es facilitar el diálogo, cumpliendo un rol de imparcialidad.


Compromiso

Irina Chausovsky, Coordinadora del Centro de Mediación de la Defensoría, se refirió al trabajo de los mediadores. Dijo que el registro está integrado por mediadores voluntarios que se inscriben para realizar esta tarea con enorme convicción y compromiso.

“Los mediadores comunitarios nos dedicamos a promover y fortaleces los lazos sociales. El principal objetivo de una mediación en este ámbito no es lograr un acuerdo, sino propiciar el encuentro de los vecinos, la escucha respetuosa, la comprensión mutua en sus distintas necesidades y la mejora de la convivencia cotidiana”, puntualizó.

El Registro de Mediadores Comunitarios es ad honorem y se renueva cada año. Su conformación es multidisciplinaria y la institución brinda y exige a los integrantes diversas instancias de capacitación. Por estas características, el Centro es tomado como modelo por numerosas instituciones. La nómina en 2018 reúne a 115 mediadores, número que demuestra un crecimiento considerable en el tiempo.

Además de mediar en los procesos para los que son convocados (siempre formando parejas de co-mediación), los integrantes del Registro participan de una intensa actividad: reuniones mensuales de intercambio de experiencias, talleres de reflexión trimestrales y de un curso anual con profesionales de vasta trayectoria. Este año, la capacitación estuvo a cargo de María Gabriela Rodríguez Querejazu y Francisco Diez. También es actividad del Centro la realización de talleres en escuelas, organismos municipales o provinciales, personal policial, entre otros.

Temas de este año

El Centro de Mediación tramitó 485 casos en el último período, reflejado en el Informe Anual 2017-2018.  Del número total, en 330 situaciones (68%) se dio inicio al proceso de mediación, ya sea por presentación espontánea de los ciudadanos o por derivación. El resto, 155 (32%) se trató de casos derivados desde Ministerio Público Fiscal, en los que los denunciantes no aceptaron convocar a sus vecinos a mediación. Esta última vía de derivación -el sistema judicial- se ha incrementado notablemente en los últimos años.

Entre los temas que continúan encabezando la estadística del último registro, figuran los conflictos agrupados en el ítem Convivencia. El título involucra más de un tema y, en casos, afecta especialmente y de modo general el encuentro –y desencuentro- entre vecinos. Le siguen las cuestiones referidas a humedad y/o desagües, que abarcan filtraciones en paredes, tapiales, patios, veredas, techos, entre otras. También, las presentaciones por ruidos molestos: contemplan quejas por el volumen de la música, el desplazamiento de muebles en departamentos en horas de descanso, el ruido de pasos con tacos, funcionamiento de taller mecánico, realización de fiestas en instituciones, entre otras.

Los conflictos por mascotas (mordeduras, ataques, suciedad, ladridos constantes u otros inconvenientes ocasionados mayormente por perros), sigue siendo parte de la estadística, al igual que los problemas derivados de las obras de construcción.

Colectivos interurbanos: Hubo una reunión en la Defensoría del Pueblo de Santa Fe por el servicio

Representantes estudiantiles e integrantes de las Defensorías.

El Defensor del Pueblo Adjunto de la Ciudad de Paraná, Pablo Donadío, participó este viernes de una reunión en la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Santa Fe con integrantes de esa institución y estudiantes universitarios ante la continuidad de las falencias del transporte interurbano en colectivo entre ambas ciudades capitales.
Se trata de un nuevo encuentro -de una serie-, en busca de una solución a los reiterados problemas. El último fue hace menos de diez días en la Defensoría del Pueblo de Paraná con representates estudiantiles y autoconvocados y dos abogadas integrantes del Centro de Orientación, Defensa y Educación del Consumidor (Codec), quienes anunciaron que analizarán posibles vías a seguir con el reclamo.

Los estudiantes contaron detalles de los problemas del servicio.

Este viernes los estudiantes volvieron a contar el padecimiento que generan las largas colas, con esperas de hasta dos horas en las terminales de ómnibus, y el aumento notorio del precio del pasaje. Recordaron que cuando se instrumentó la tarjeta Sube, en 2015, se eliminó el descuento del boleto estudiante con el anuncio de que volvería a instrumentarse luego en el nuevo sistema. Nada de eso ocurrió y los estudiantes abonan el monto del pasaje general desde entonces.
El Defensor Donadío detalló las distintas instancias de gestiones y reclamos abordadas desde la institución en la vía administrativa hasta llegar, en junio, al Ministerio de Transporte de la Nación con integrantes de la Asociación de Defensores del Pueblo de la República Argentina (Adpra) y representantes de la Federación Universitaria del Litoral (FUL). El 16 de octubre, la Defensoría del Pueblo de Paraná volvió a elevar a esa área nacional las quejas a través de una nota presentada recientemente por distintos sectores estudiantiles. De esas gestiones aún no se han recibido ningún tipo de respuesta, se informó este viernes en la mesa integrada por el Defensor Adjunto de Paraná; Eleonora Avilés, coordinadora de Relaciones con los Ciudadanos, Liliana Campomanes, encargada del área de Defensa del Consumidor e integrantes de la Defensoría del Pueblo de la provincia de Santa Fe. Por parte de los estudiantes, estuvieron Milagros Monserrat, presidente del Centro de Estudiantes de la Facultad de Humanidades y Ciencias; Germán Berman, presidente del Centro de Estudiantes de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo; Carla Mallo, autoconvocada de Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales; Carla Cañete, integrante del Centro de Estudiantes de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Hídricas; Faustino Solari, Centro de Estudiante de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales. Todas facultades dependientes de la Universidad Nacional del Litoral (UNL). Por la FUL participó Guillermo Ferrero, y Fermín Vallejos, integrante de la UTN, Santa Fe, entre otros.
“Hay una notoria falta de control por parte del Estado, fundamentalmente lo que tiene que ver con las frecuencias. Lo que figura en la página de las empresas no condice con la realidad. Lo que se avizora en ambas terminales (Santa Fe y Paraná) son colas que superan los 200 metros de extensión”, dijo el Defensor Pablo Donadío, en declaraciones a la prensa al finalizar la reunión. Añadió que otro inconveniente común en ambas terminales “es que se forma una única fila para ascender a los colectivos. Por ende quien está a unos 150 o 200 metros no ve qué coche le va a tocar y tal vez cuando le llega el turno, no es el recorrido que pretendía. Entonces ahí surge el inconveniente: dónde va a esa persona, si inicia la fila desde cero, queda a un costado, etc. Esto muchas veces genera incluso disturbios entre los mismos usuarios”.
Guillermo Ferrero, presidente de la Federación Universitaria del Litoral (FUL), afirmó: “Los estudiantes estamos cansados por este problema que venimos planteando desde un primer momento, en el comienzo de este año. Acudimos a todos los organismos del Poder Ejecutivo, y estamos planteando judicializar la situación porque claramente este sistema no da para más. No podemos seguir haciendo 2 o 3 horas de cola para poder transportarnos no más de media hora. El servicio no es bueno y la tarifa ya va aumentando un casi un 150% en lo que va del año. Los estudiantes necesitamos respuestas. Y en este marco quiero agradecer a ambas Defensorías que nos están escuchando y que se están haciendo ‘carne’ de este problema”.
Las falencias en el servicio, principalmente las demoras, impactan fuerte en los usuarios. Al respecto, Ferrero señaló que “probablemente sea algo que se agrave el año que viene”. Cada vez que el tema sale de agenda pública –continuó-, “las empresas vuelven a hacer la vista gorda porque no hay control en las terminales de lo que hacen, que es lo más grave. Ahora seguramente regularizarán la situación un par de semanas y después vuelve todo a fojas cero”, aseguró el representante de la FUL.
Respecto de los controles estatales, se remarcó como un retroceso el hecho de que a principios de año se cerrara la oficina de la Comisión Nacional Reguladora del Transporte (CNRT), que funcionaba en la terminal de Paraná, y se bajara a subsede el rango de la que tiene asiento en Santa Fe. El control en Paraná habría quedado en manos de la oficina de Santa Fe, que a su vez depende de una filial con sede en Rosario. Justamente, el contralor de todo lo referido al servicio y seguridad en el transporte está bajo la órbita de la CNRT.
Eleonora Avilés, coordinadora de Relaciones con los Ciudadanos de la Defensoría del Pueblo de Santa Fe, recordó, en declaraciones a la prensa, que los “reclamos vienen desde el año 2013. Por lo cual transcurrieron en la gestión anterior del Ejecutivo Nacional. Lo que sucede ahora es que la situación se agravó, por lo que manifiestan los estudiantes, principalmente porque el órgano de contralor, que es la Comisión Nacional de Regulación de Transporte (CNRT), achicó sus delegaciones: hay una en Rosario, una subdelegación en Santa Fe y ninguna en Paraná. Esto también implica una política pública respecto de lo que es el traslado de personas en el transporte”.
Avilés hizo hincapié en el volumen de pasajeros transportados entre ambas capitales a diario -unas dos mil personas, estimó- y las condiciones en las que se encuentran las unidades. “Esto también da cuenta de la peligrosidad que implica, atento a las altas estadísticas que tenemos en nuestro país de accidentes viales. Sin dudas que vamos a seguir acompañando estos reclamos y tenemos que exigir que se cumpla con la frecuencia horaria para que todos puedan cumplir con sus obligaciones”, afirmó.
Por último, y como resultado de la reunión, se anunció que las Defensorías gestionarán una nueva reunión con la Secretaría de Transporte de la Nación y pedirán que sean convocados los empresarios.

Se presentaron las fotografías seleccionadas en el concurso convocado por la Defensoría del Pueblo

Veinte fotografías, de un total de 109, son las que componen la muestra que se abrió al público anoche en la Casa de la Cultura, como resultado del concurso fotográfico El derecho a vivir en una ciudad habitable, organizado por la Defensoría del Pueblo de Paraná en el marco de la celebración de los 15 años de la institución.

Un importante marco de público participó de la muestra.

Hubo menciones especiales para participantes y la premiación de tres fotografías. La imagen titulada Donde habitan los olvidados, de Jessica Jubilla Nespoli, obtuvo el primer premio; el segundo, Ribera liberada, de Raúl Perriere, y el tercero, De memorias y de olvidos, de Romina Mastracho. El lugar y fecha de la primera toma fue el Volcadero de basura municipal, en septiembre de 2018; de la segunda fue el balneario Thompson, en junio de 2016, y la tercera refleja una imagen del Ferrocarril General Urquiza de abril de 2017.

Las distintas imágenes de la ciudad expuestas muestran fielmente las diferentes miradas de los autores que participaron del concurso cuyo objetivo fue invitar a la reflexión sobre la manera en que se habita y se ve la ciudad. La diversidad de los temas abordados desde las fotografías recibidas -casi 110- demostró que la consigna fue aplicada por los participantes. La exposición que se inauguró este jueves y que próximamente se trasladará a un espacio del Concejo Deliberante, convocó a un nutrido público.

Los Defensores e integrantes del jurado durante la premiación.

La evaluación y elección estuvo a cargo de un jurado integrado por los fotógrafos y reporteros gráficos Mauricio Garín y Gustavo Cabral, la Arq. Mariana Melhem, y la Lic. Patricia Brumatti, en representación de la Defensoría del Pueblo.

“La idea fue que los ciudadanos se expresen, a través de la fotografía, cómo ven la ciudad. Cada uno la podía ver de diferentes maneras”, dijo el Defensor del Pueblo, Luis Garay, quien explicó que el concurso fue parte de una serie de actividades, que comenzaron en mayo y finalizarán este mes, previstas para celebrar el aniversario de la institución. Añadió que fue arduo el trabajo del jurado en vista de la cantidad de fotografías y de su calidad, y que después del excelente resultado de esta primera convocatoria ya se piensa en una segunda edición para el año próximo.

A continuación, hizo uso de la palabra el secretario del Concejo Deliberante, Rodrigo Devinar, en representación de la presidente del Cuerpo, Josefina Etienot, y destacó la idea de reflejar la ciudad en una foto y consideró que cada una de las imágenes expuestas transmite una historia. Por último, agradeció la invitación al Concejo Deliberante a colaborar en la organización e incentivó a continuar con propuestas del tipo.

Pablo Donadío, Defensor del Pueblo Adjunto, expresó que se trató de una experiencia nueva en los nueve años de gestión al frente de la institución. Recordó que el objetivo primordial de la Defensoría es la promoción de derechos y el empoderamiento por parte de la ciudadanía. Y en el marco de este aniversario, se pensó cómo vincular la promoción de derechos ciudadanos con el arte y así surgió la idea de organizar el concurso.

Por su parte, Patricia Brumatti explicó que la Defensoría trabaja “con derechos vulnerados, negados, y la idea era poder en esa mirada ver qué le pasa a la ciudadanía respecto de la comunidad en la que vive. Qué cosas le gustan pero también qué cosas le gustaría que cambien, que fueran de otra manera, qué actividades cotidianas le llaman la atención, que cuestiones la interpelan, le provocan indignación. Esa era la idea y efectivamente se plasmó”.

En cuanto a los criterios de selección, Mariana Melhem y Mauricio Garín expresaron que se tuvo en cuenta una serie de cuestiones. La pertinencia fue una: es decir, si existe una relación clara y directa entre la temática del concurso y la historia que transmite la imagen. El impacto visual: se destaca a primera vista de entre un grupo de imágenes, atrae y evoca algún sentimiento inmediato, y la calidad técnica, consistente en que la foto esté en foco, que sea nítida, que esté correctamente balanceada sin dominantes de color.

Page 1 of 67123456»102030...Last »

Contacto

DEFENSORÍA DEL PUEBLO
de la ciudad de Paraná
Monte Caseros 159
CP E3100ACC - Paraná, E. Ríos
Tel: (0343) 420-2322
0800 777 1112
defensoriaparana@gmail.com

CENTRO DE MEDIACIÓN
Monte Caseros 161
CP E3100ACC - Paraná, E. Ríos
Tel: (0343) 421-1029
mediacionparana@hotmail.com

Delegación Defensoría del Pueblo de la Nación:
defensornacionerios@hotmail.com