Se prorrogó la prohibición de corte de servicios públicos

El Gobierno nacional extendió hasta el 31 de diciembre de 2020 la prohibición de corte los servicios de energía eléctrica, gas por redes, agua corriente, telefonía fija o móvil, e Internet y TV por cable, vínculo radioeléctrico o satelital. La medida, dispuesta por el DNU Nº 756/2020, alcanza a titulares de:  

 

  1.  Asignación Universal por Hijo (AUH) y la Asignación por Embarazo;
  2. Pensiones no Contributivasque perciban ingresos mensuales brutos no superiores a DOS (2) veces el Salario Mínimo Vital y Móvil;
  3. el Régimen de Monotributo Social;
  4. Jubilaciones, pensiones y trabajos en relación de dependencia que perciban una remuneración bruta menor o igual a DOS (2) Salarios Mínimos Vitales y Móviles;
  5. Monotributos de una categoría cuyo ingreso anual mensualizado no supere en DOS (2) veces el Salario Mínimo Vital y Móvil;
  6. seguro de desempleo;
  7. electrodependientes, beneficiarios de la Ley N° 27.351;
  8. del Régimen Especial de Seguridad Social para Empleados de Casas Particulares(Ley N° 26.844);
  9. personas exentos en el pago de ABL o tributos locales de igual naturaleza;
  10. Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MiPyMES), conforme lo dispuesto por la Ley N° 25.300 afectadas en la emergencia, según lo establezca la reglamentación;
  11. Cooperativas de Trabajo o Empresas Recuperadasinscriptas en el INSTITUTO NACIONAL DE ASOCIATIVISMO Y ECONOMÍA SOCIAL (INAES) afectadas en la emergencia, según lo establezca la reglamentación;
  12. Instituciones de salud, públicas y privadas afectadas en la emergencia, según lo establezca la reglamentación;
  13. Entidades de Bien Público que contribuyan a la elaboración y distribución de alimentos en el marco de la emergencia alimentaria.

Asimismo, el decreto establece que estarán contemplados todos aquellos usuarios y usuarias que tengan una “mora o falta de pago de hasta 7 facturas consecutivas o alternas, con vencimientos desde el 1º de marzo de 2020”.

Fuente: Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires

Situación de calle: finalizó el ciclo de conversatorios online con la participación del Padre Pepe

El tercer y último conversatorio online, de un ciclo iniciado en agosto sobre los derechos de las personas en situación de calle, cerró el 15 de septiembre con la participación del Padre Pepe Di Paola, referente emblemático del movimiento de los curas villeros en Argentina. La actividad fue organizada por la Red por los Derechos de las Personas en Situación de Calle de Paraná, ámbito integrado por distintas organizaciones e instituciones de la ciudad, entre ellas la Defensoría del Pueblo de la Ciudad.  

El tema propuesto fue el rol de la Iglesia y de las diferentes organizaciones religiosas que dependen de esa institución ante la problemática de quienes viven en la calle. Antes, en el segundo encuentro, se habló del Estado y las diferentes perspectivas respecto del problema, y en el primero, se compartieron testimonios e historias del trabajo de organizaciones sociales de Buenos Aires con alcance en otros puntos del país. 

José María Di Paola, ese es su nombre completo, se refirió a la importancia de tener instituciones fuertes y comprometidas en los barrios, de fomentar la vida en comunidad como contrapartida a la concepción individualista y de mirar al otro, “al que está tirado en la calle”, escucharlo, conocerlo y quererlo. Se trata de tenderle una mano, de entender lo que le pasa, y desde ahí construir ámbitos de encuentro y vínculos que le permitan a esa persona ver una salida, explicó.  “Es como volver a nacer” para quienes se recuperan de la vida en la calle y de los consumos de sustancias y, eso –dijo- debe ser motivo de inspiración para dar batalla y trabajar intensamente. 

El sacerdote José María Di Paola.

El Padre Pepe hizo una reseña del surgimiento del Hogar de Cristo como una respuesta de las parroquias de las villas bonaerenses frente al drama de la droga instalada en los barrios y al daño en la vida de los jóvenes. Situó la creación en 2008, y rememoró que unos cinco años antes se implementó el proyecto Niños de Belén que apuntaba directamente a las personas en situación de calle.  

La problemática fue difícil -afirmó- porque en una villa no había gente que viviera en la calle. Sí, había en las terminales de trenes y en algunas plazas, comentó. El proyecto del Hogar de Cristo, centros barriales que se proponen la conformación de una comunidad desde donde ofrecer contención, fue creciendo y afianzándose en la convicción –explicó el religioso- de que “las personas (necesitadas de ayuda) son parte de nuestra feligresía y entonces debíamos darle una respuesta como Iglesia. Y en ese sentido, la respuesta como Iglesia es mucho más importante de lo que pensamos”.  

Seguidamente, remarcó que “la gente se realiza en comunidad” y que los barrios deben tener instituciones “fuertes y serias”, que se vuelvan “una referencia positiva”. Sucede, aseveró, que en muchos casos de personas en situación de calle “tienen que ver con que estas referencias positivas no se dan”. Un joven, un niño, carente de los vínculos básicos familiares, suele no tener un lugar (escuela, club, parroquia) donde abordar su problemática de forma adecuada, ejemplificó. “Por eso la parte institucional es muy importante. (…) La comunidad organizada es el objetivo que tenemos que tener para poder resolver muchos problemas”, sostuvo.  

Valoró la existencia de la Red en Paraná, entre cuyos integrantes cuentan organizaciones religiosas locales como Cáritas y el Hogar de Cristo. “Está bueno y es muy prometedor que haya muchas instituciones comprometidas” con la situación de las personas que viven en la calle. “Cada vez son más (las personas en la calle) y creo que no tiene que ver solamente con un problema habitacional, sino que no le encuentran sentido a la vida.  Evidentemente que hay falta de oportunidades para muchos, pero sin duda hemos caído en un individualismo muy grande, en una suerte de comunidad que ha perdido esta mirada del otro”, definió y destacó la importancia de la conformación de redes. En ese sentido, ahondó en cómo desde el Hogar de Cristo se fue hablando de la problemática, de las necesidades, y tejiendo vínculos, principalmente con áreas del Estado como la Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación Argentina (Sedronar) e instituciones del barrio (escuela, centros de salud, clubes). Puso énfasis en la necesidad de conocer en profundidad la realidad de las personas que viven en la calle, de escucharlos, de entenderlos y, especialmente recomendó hacerlo a universitarios y funcionarios públicos. 

De su experiencia, resaltó por último la cantidad de personas recuperadas y contó una historia, a modo de ejemplo. “Había una persona que vivía en inmediaciones de unos tachos de basura en la villa. Comía de ahí. Lo invitábamos (al Hogar) y un día empezó a venir, a meterse en el grupo y hoy es un referente en uno de los centros comunitarios. De esas historias hay muchas, tanto de hombres y mujeres que es como que volvieron a nacer”, dijo para cerrar con la mención de la parábola del buen Samaritano de no pasar de largo frente a la necesidad del otro. “Esto nos tiene que inspirar porque ante cada persona que está tirada en la calle, tenemos oportunidad de brindar este nuevo momento de la vida”, enfatizó. 

 

Participaron las Defensoras del Pueblo electas y concejales, entre otras autoridades. También, voluntarios y referentes de distintas organizaciones.

El trabajo local 

También brindó su testimonio Mariano Martínez, de la capilla Nuestra Señora de Lourdes de Paraná, ubicada en calle 25 de junio 876, donde funciona el Hogar de Cristo local, institución que integra la Red. Detalló que ante la necesidad del barrio y de los vecindarios aledaños, como Villa María y Humito, surgió el espacio para jóvenes: primero fue para adolescentes, después para gurises más grandes y luego para chicos y madres, dijo. Entre la realidad de los asistentes, comentó que había chicos que no iban a la escuela, tenían inconvenientes para acceder a servicios de salud, otros estaban indocumentados, también demandas de alimentos. Ante esas necesidades, contó cómo se articularon acciones con organismos del Estado y desde la Red. Relató, a modo de ejemplo, la situación de chicos con problemáticas de consumo de sustancias a quienes les resultaba dificultoso poder acatar el régimen escolar: no podían permanecer sentados por mucho tiempo en el aula, apuntó. Ante eso, realizaron gestiones ante el Consejo General de Educación, explicaron la situación, y consiguieron que se destine una docente para dar clases en el Hogar. También, se planteó la necesidad desde los chicos de hacer changas y surgieron talleres de  totoras (alfombras) y de cuero (mates, billeteras, porta termo) y pudieron participar en diversas ferias de la ciudad. Después, relató Martínez, surgió la necesidad de tener una venta diaria y se instrumentó el taller de panadería y empezaron a vender en el vecindario. El Hogar ofrece además un espacio para jóvenes que están en la calle y consumen, algunos de ellos son tarjeteros, acotó.

Mariano Martínez, de la capilla Nuestra Señora de Lourdes de Paraná.

Tienen para asearse, comer y, lo principal, un lugar donde charlar, compartir. “Es una necesidad que se veía y así fue creciendo el Hogar. Es un trabajo que fue creciendo, de a poco, con poco. Así se fue gestando como una necesidad y la Iglesia sale al encuentro. En esta familia grande nos acompañamos mutuamente”, expresó. 

 

La necesidad de un lugar para mujeres

 

Patricia Romero es integrante de Cáritas y contó la experiencia de la organización con mujeres en situación de calle.  Dijo que vienen trabajando en el tema desde 2018. Inicialmente ofrecían desayuno y posibilidades de higienizarse en la sede, en calle Rosario del Tala 641, a hombres en situación de calle. En julio de 2019, recibieron la inquietud de parte del Hogar de Cristo acerca de que no había un lugar que alojara mujeres, pese a que el Estado tiene áreas dedicadas a la problemática de la mujer, detalló. Ante esa necesidad, se abrió un lugar para recibirlas en la casa de Cáritas. “Lo abrimos pensando que iba a ser por dos meses pero se extendió mucho más. Fue duro escuchar la realidad de lo que pasaban estas mujeres. Y seguimos trabajando junto con el Hogar”, dijo y destacó el acompañamiento de voluntarios.

Patricia Romero, integrante de Cáritas.

“Nos encontramos con mujeres muy golpeadas por la vida, y lo extendimos hasta noviembre de 2019 con la lamentable realidad que no lo pudimos sostener porque ninguna institución se puede sostener solo con voluntarios”, relató. Pasaron 25 mujeres por el alojamiento.  “Si bien estaba nuestra disposición, nuestra buena fe en acompañarlas, nos vimos sobrepasados en lo que era la realidad de ellas. Necesitábamos un equipo interdisciplinario. Nos costó mucho cerrarlo pero no podíamos más”, aseveró, para remarcar por último que Paraná necesita un lugar para mujeres, donde se las asista de forma integral y se las pueda acompañar. 

Juan Manuel Yaryez.

La apertura del conversatorio estuvo a cargo de Juan Manuel Yaryez, quien recalcó que la Red cumplió un año –la fecha de conformación es el 10 de septiembre cuando se realizó la primera reunión de instituciones y organizaciones convocadas por la Defensoría del Pueblo, entre otros, tras el cierre de un refugio-. “Estamos en construcción, seguimos mejorando, estamos creciendo, es una organización muy heterogénea de instituciones  estatales, universidades, movimientos sociales, organismos del Estado, ongs. Es mucha la potencialidad para abordar esta problemática y aún tenemos mucho para trabajar y también tenemos mucho por agradecer”, manifestó Yaryez, tras lo que dijo que fruto del trabajo en conjunto surgió el ciclo de conversatorios, entre otras actividades.  

Del encuentro participaron las Defensoras del Pueblo de Paraná electas recientemente, Marcia López (titular) y María Cecilia Pautaso (adjunta) y la Defensora de los Derechos de las Personas Mayores, Ligia Blanco. También, el ex Defensor del Pueblo, Luis Garay, los concejales Claudia Acevedo y Sergio Granetto, entre otras autoridades, y voluntarios y referentes de distintas organizaciones. La facilitación del espacio estuvo a cargo de Irina Chausovsky, coordinadora del Centro de Mediación Comunitaria de la Defensoría de Paraná.  

Tres conversatorio formaron parte de un ciclo virtual que propuso el abordaje del tema.

Los derechos de quienes viven en la calle en un ciclo 

 La Red por los Derechos de las Personas en Situación de calle organizó un ciclo de conversatorios online con el fin de conocer e intercambiar experiencias, miradas y aprendizajes de distintos abordajes de la problemática. El inicio del ciclo fue el 14 de agosto con la participación de referentes de tres organizaciones bonaerenses, Proyecto 7, Red Puentes – MP La Dignidad y Movimiento de Trabajadores Excluidos. Parte de los testimonios y la información de este encuentro están reflejadas en http://www.defensoriaparana.gov.ar/2020/08/se-inicio-un-ciclo-de-encuentros-virtuales-por-los-derechos-de-las-personas-en-situacion-de-calle/.   

El segundo se desarrolló el martes 1 de septiembre y el foco estuvo puesto en el Estado, las diferentes perspectivas ante el problema y un aspecto especial: cómo se avizora, especialmente en Paraná, el futuro tras la pandemia. Participaron tres invitados: Leopoldo Duarte, a cargo de la coordinación del área de intervención de personas en situación de calle de la Municipalidad de Rosario; Marisa Tadei, coordinadora Operativa de Promoción Social de la Defensoría del Pueblo de CABA, y Nicolás Mathieu, secretario de Desarrollo Social de la Municipalidad de Paraná. Para acceder a la nota completa: http://www.defensoriaparana.gov.ar/2020/09/situacion-de-calle-el-abordaje-del-estado-y-el-futuro-tras-la-pandemia-tema-de-una-reunion-virtual/.  

Las instituciones y organizaciones integrantes de la Red por los derechos de las personas en situación de calle son:
· Defensoría del Pueblo de Paraná
· Hogar de Cristo Nuestra Señora de Lourdes
· Grupo Un Cielo Nuevo
· Suma de Voluntades
· Cáritas Paraná
· Grupo Compartir
· Banco de Alimentos Paraná
· Red Puentes
· DAIA – Asociación Israelita de Paraná
· Facultad de Ciencias Económicas – UNER
· Facultad de Humanidades, Artes y Ciencias Sociales – UADER
· Facultad de Trabajo Social – UNER
· Facultad de Ciencias de la Gestión – UADER
· Facultad Teresa de Ávila de la Universidad Católica Argentina
· Barrios de Pie
· CTEP – Confederación de Trabajadores de la Economía Popular
· Ayuda Urbana
· Instituto Latinoamericano del Ombudsman
· Delegación Paraná del Defensor del Pueblo de la Nación
· Iglesia Evangélica Valdense del Río de la Plata 

Se cumplió un año de la conformación de la Red por los derechos de las personas en situación de calle 

En septiembre de 2019, instituciones y organizaciones de la ciudad constituyeron una Red por los derechos de las personas en situación de calle. En base al principio La calle no es un lugar para vivir, una veintena de integrantes de la Red, entre ellos la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Paraná, se propusieron articular acciones y propuestas ante las situaciones extremas,  dramáticas, de vulneración de derechos de quienes no tienen otra opción que permanecer en espacios públicos.

El 10 de septiembre es considerado el inicio de la conformación de la Red, pues ese día se realizó la primera reunión, convocada por la Defensoría del Pueblo, tras el cierre del refugio abierto en la sede de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), que desde julio se había sostenido gracias al trabajo conjunto de Suma de Voluntades, Cáritas y esa organización gremial, con el apoyo del Estado, instituciones de la sociedad civil y particulares.

El 10 de septiembre de 2019 se realizó la primera reunión entre integrantes de distintas organizaciones.

Quince días después, el 25 de ese mes, la Red se presentó en sociedad con la primera actividad organizada en conjunto: la Peña “Todos juntos en la calle”, que se realizó en la Plaza 1º de Mayo con el objetivo de visibilizar la problemática, así como compartir un momento de esparcimiento y acompañamiento con personas en situación de calle.

 “Nos nuclea la preocupación por buscar soluciones y respuestas a la dramática situación de las personas que viven en la calle. Entendemos que ésta es una situación que se produce como resultado de una multiplicidad de factores y que implica una total vulneración de derechos. Nadie elige ni desea vivir en la calle. Se quebraron muchos lazos y redes para que una persona llegue a esta situación. Y estamos convencidos de que con el acompañamiento adecuado se puede modificar, no es un estado definitivo de la persona. Para ello es necesario contar con espacios que brinden contención, desde un abordaje permanente, integral e interdisciplinario, que contemple tanto el acceso a techo y comida como la atención en salud, educación, adicciones, afectiva y de salida u orientación laboral”, consignó uno de los párrafos del documento constitutivo leído en la oportunidad.

Momento en que integrantes de la Red leen el documento constitutivo del espacio.

Un número importante de personas participó de la peña y cena comunitaria. Gentileza El Once.

En la declaración se solicitó de manera urgente que se sostengan y fortalezcan los albergues municipales que se encontraban en funcionamiento, “porque las necesidades existen los 365 días del año, no solo de noche o en épocas de frío”. El pedido se debe a que los lugares se cierran apenas pasa el invierno.  

Este año, la situación fue otra. En marzo, con la vigencia de las medidas de aislamiento obligatorio, el Municipio dispuso un lugar donde fue alojada la mayoría de las personas que estaban en la calle. Actualmente, continúa habilitado el espacio ubicado en el Centro Integrador Comunitario (CIC) II Este, y permanecen entre 50 y 60 personas.  

Además de la atención de la urgencia, la Red expuso un objetivo fundamental para abordar la problemática. “Es obligación del Estado formular políticas públicas que garanticen el acceso de todos los ciudadanos a los derechos fundamentales”, expresó, al tiempo que pidió “un trabajo articulado con las organizaciones de la sociedad civil que cuentan con experiencia y confianza ya construida con las personas en situación de calle”. 

Durante este tiempo se han realizado reuniones con funcionarios y legisladores de los Estados municipales y provinciales con el fin de articular soluciones, y se vienen desarrollando diferentes actividades, como talleres y ruedas de escucha, en los lugares de residencia.  Estas propuestas se realizan en el marco de un Proyecto de la Red sobre Acciones de Extensión en la Emergencia Extensión, titulado “Sobre habitar las calles en épocas de pandemia”, que depende de la Facultad de Trabajo Social (FTS-UNER). Además, mediadores voluntarios, integrantes del Registro ad honorem del Centro de Mediación de la Defensoría del Pueblo, coordinan rondas de conversación y espacios de acompañamiento en el CIC y en la Residencia Madre Teresa de Calcuta, situada en Don Bosco 1714, donde se alojan adultos mayores. Este último es con la modalidad virtual.

En un taller de lectura virtual, en el Hogar Teresa de Calcuta.

Una variedad de talleres fueron la propuesta en el CIC II.

Con el fin de conocer e intercambiar experiencias, miradas y aprendizajes de distintos abordajes de la problemática de situación de calle, se organizaron conversatorios online con distintos invitados. En el primero, realizado el 14 de agosto, se compartieron testimonios e historias del trabajo de organizaciones sociales de Buenos Aires con alcance en otros puntos del país. Participaron Horacio Ávila, referente de Proyecto 7;  Vanesa Escobar, por Red Puentes – MP La Dignidad y Constanza Guillén, del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE).

Los conversatorios reúnen integrantes de las organizaciones, funcionarios y legisladores municipales y provinciales, entre otros.

En el segundo conversatorio, se puso énfasis en el Estado y las diferentes perspectivas ante el problema y un aspecto especial: cómo se avizora, especialmente en Paraná, el futuro tras la pandemia. Dieron sus opiniones y contaron sus experiencias Leopoldo Duarte, a cargo de la coordinación del área de intervención de personas en situación de calle de la Municipalidad de Rosario; Marisa Tadei, coordinadora Operativa de Promoción Social de la Defensoría del Pueblo de CABA, y Nicolás Mathieu, secretario de Desarrollo Social de la Municipalidad de Paraná.

El tercero será el 15 de septiembre y participará José María Di Paola, conocido como Padre Pepe, integrante del denominado grupo de curas villeros. Su trabajo se centra en barrios pobres de CABA y provincia de Buenos Aires. 

Diez años de una ordenanza

En este mes se cumple una década de la sanción de la ordenanza N° 8932, mediante la que se creó un Programa de Asistencia Integral para Persona en Situación de Calle, la primera normativa que sienta bases en lo que sería una política de Estado. La ordenanza quedó sancionada el 23 de septiembre de 2010 y está vigente desde entonces, pero no se ha instrumentado todavía.  

Al respecto, en abril de 2015, la Defensoría del Pueblo emitió una Recomendación –instrumento formal con el que cuenta la institución para expresar un requerimiento al Estado municipal-, en la que solicitó la reglamentación de la ordenanza 8932 y la puesta en marcha del programa, ante la proximidad de ese invierno de ese año. Esta fue una de las innumerables acciones realizadas por la institución, desde sus inicios en 2003. La aplicación de la ordenanza ha sido un pedido reiterado de la Defensoría y también de ámbitos compartidos -entre ellos redes-, conformados en el tiempo ante la dolorosa situación de personas que viven en la calle.

 

Las instituciones y organizaciones integrantes de la Red por los derechos de las personas en situación de calle son:
 Defensoría del Pueblo de Paraná
 Hogar de Cristo Nuestra Señora de Lourdes
 Grupo Un Cielo Nuevo
 Suma de Voluntades
 Cáritas Paraná
 Grupo Compartir
 Banco de Alimentos Paraná
 Red Puentes
 DAIA – Asociación Israelita de Paraná
 Facultad de Ciencias Económicas – UNER
 Facultad de Humanidades, Artes y Ciencias Sociales – UADER
 Facultad de Trabajo Social – UNER
 Facultad de Ciencias de la Gestión – UADER
 Facultad Teresa de Ávila de la Universidad Católica Argentina
 Barrios de Pie
 CTEP – Confederación de Trabajadores de la Economía Popular
 Ayuda Urbana
 Instituto Latinoamericano del Ombudsman
 Delegación Paraná del Defensor del Pueblo de la Nación
 Iglesia Evangélica Valdense del Río de la Plata

Primera reunión de Defensoras del Pueblo con la presidenta del Concejo y la Comisión de Enlace

«Luego de la elección del miércoles pasado donde se seleccionaron a tres mujeres para ocupar los cargos que estaban vacantes en la Defensoría del Pueblo de la capital entrerriana, la viceintendenta Andrea Zoff junto a la concejala Luisina Minni (Frente Creer) y los concejales Maximiliano Rodríguez Paulin (PRO) y Emiliano Murador (Políticas para la República) -miembros de la Comisión de Enlace- recibieron en la antesala del recinto del HCD a Marcia Paula López, defensora del Pueblo; a María Cecilia Pautaso, defensora del Pueblo Adjunta; a Ligia Natalí Blanco, defensora de los Derechos de las Personas Mayores; y a Irina Chausovsky, coordinadora del Centro de Mediación.

Durante el encuentro se hizo hincapié en el trabajo en conjunto entre ambas instituciones y se definieron estrategias para esta nueva etapa que comienza en la Defensoría del Pueblo.

En este marco, la presidenta del Concejo Deliberante de Paraná resaltó la importancia de generar este espacio de diálogo con la Defensoría del Pueblo y anticipó que ambos organismos trabajarán de manera sinérgica.

«Al inicio de la gestión nos propusimos reconstruir la Defensoría del Pueblo. Con la elección de las defensoras hemos dado un paso clave; ahora toca encarar un trabajo de puertas abiertas, receptivos y siempre con el objetivo puesto en construir entre todos un Estado responsable», afirmó Zoff.

La flamante defensora del Pueblo, Marcia Paula López, valoró positivamente el proceso de selección que se llevó adelante desde el Concejo Deliberante y el consenso logrado para la elección final.

“Considero que fue una reunión muy positiva, ya que es la primera aproximación que tuvimos entre las defensoras electas, donde tuvimos la posibilidad de ir diagramando y planificar nuestro trabajo”, añadió.

Respecto al hecho de que Paraná vuelva a contar con un defensor/a del Pueblo luego de casi un año, Irina Chausovsky, remarcó la importancia para la ciudad de que se haya podido llegar a un consenso y elegir las personas que estarán a cargo de estas tres Defensorías, ya que “la figura de defensor/a del Pueblo es indispensable para el ejercicio democrático y el acompañamiento y defensa en las situaciones de vulneración de derechos”.

“Si bien la Defensoría estuvo funcionando estos meses, y mucho, porque el personal estuvo permanentemente a disposición de la ciudadanía, faltaba esta figura que tiene otro peso y le da otro acompañamiento al reclamo de los vecinos”, reflexionó.

La defensora del Pueblo Adjunta, Cecilia Pautaso, celebró el encuentro con la viceintendenta y concejales, al cual calificó de “muy ameno”, en el que reinó un clima de “diálogo y concordancia”.

Sobre el hecho de que cuatro mujeres estén al frente de la Defensoría del Pueblo destacó que “es un hecho inédito en nuestro país”.

Ligia Natalí Blanco subrayó que se haya llegado al consenso entre las y los concejales, luego de dos convocatorias fallidas para la elección de defensor/a de los Derechos de la Personas Mayores.

“Hay muchas cosas para hacer y un equipo de trabajo muy fuerte que va a trabajar en conjunto para canalizar todos los reclamos de los ciudadanos y ciudadanas”, concluyó», informó el Concejo Deliberante de la ciudad.

Cabe señalar que la Comisión de Enlace es un ámbito previsto por la ordenanza  Nº 8.391, sancionada en diciembre de 2002, por la que se creó la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Paraná y en su ámbito se instituyó el Centro de Mediación Comunitaria.

La Comisión está integrada por tres ediles de las distintas bancadas y su función es la de “intermediar” entre el Concejo Deliberante y la Defensoría del Pueblo. Por ella podrá transcurrir información referida al trabajo institucional, como así también requerimientos al Cuerpo por temas concernientes a la Legislatura. Además, la ordenanza prevé que deberá pasar por  la Comisión la propuesta, elaborada por los Defensores, del presupuesto que necesita la  Defensoría para funcionar cada año.

Fuente: información y fotos publicadas por el Concejo Deliberante.

Las nuevas Defensoras de Paraná adelantaron sus proyectos de trabajo

A continuación, se reproduce una nota publicada por el diario Uno de Paraná, este 10 de septiembre, un día después de la elección de las nuevas autoridades de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Paraná.

——————————————————–

Las nuevas defensoras de Paraná adelantaron sus proyectos de trabajo

Marcia López, Cecilia Pautaso y Ligia Blanco plantearon a UNO sus ejes y estrategias para la labor que tendrán en los próximos cinco años en Paraná.

 

Luego de 10 meses de permanecer acéfala, se eligieron finalmente las nuevas autoridades de la Defensoría del Pueblo de Paraná, entre un total de 29 postulantes: Marcia López será la defensora titular y Cecilia Pautaso la adjunta. Ambas fueron seleccionadas por mayoría especial en la sesión que se llevó a cabo ayer en el Concejo Deliberante.

 

Marcia López (izquierda), Cecilia Pautaso (centro) y Ligia Blanco (derecha).

En tanto, el rol de defensora de Adultos Mayores será ocupado por Ligia Natalí Blanco, quien fue votada por unanimidad por los ediles.

Marcia Paula López es abogada, mediadora comunitaria de la Defensoría del Pueblo, maestranda de la Maestría Poder y Sociedad desde las Perspectiva de Género y desde 2008 se desempeña como titular de la Dirección General de Asistencia Integral a la Víctima del Delito de la Provincia. Además, es miembro representante titular por el Ministerio de Gobierno y Justicia de Entre Ríos ante el Observatorio Interinstitucional de Seguimiento de aplicación del Protocolo de Actuación en casos de Abuso Sexual en Niñez y Adolescencia; e integra la Comisión de Legislación del Consejo de Prevención de las Violencias a cargo de la redacción de la Propuesta de Reglamentación de la Ley N° 10.058.

La flamante defensora señaló a UNO cuáles son sus proyectos a cargo de la institución: “Vamos a procurar que la Defensoría sea un lugar abierto y cercano con la comunidad, donde los ciudadanos realmente encuentren una escucha y un compromiso en la solución de las temáticas que presenten”.

Asimismo, manifestó: “Hace años que vengo trabajando en asistencia a la víctima con personas que han sufrido vulnerabilidad en sus derechos y tengo realmente un gran compromiso con esta temática. Creo que la Defensoría del Pueblo tiene que ver con eso, ya que quien recurre a este espacio es alguien que se ha visto vulnerado en sus derechos. Esto me convoca a ampliar el panorama en cuanto a la atención que se brinda”.

López adelantó que uno de los objetivos que tiene es lograr que la Defensoría salga a los distintos barrios con diferentes talleres de promoción de derechos y otros temas de interés para la comunidad. “También nos proponemos potenciar el trabajo en equipo y la capacitación de todo el personal de la Defensoría del Pueblo, además de visibilizar y darle mayor relevancia al Centro de Mediación, que es un espacio que realmente es importante y al cual pertenezco también desde hace 13 años como mediadora voluntaria; ahí los mediadores prestamos nuestro tiempo y nuestras experiencias con el convencimiento de que los conflictos de convivencia se pueden solucionar a través del diálogo y de la palabra”, dijo, y agregó: “Otro tema a considerar son las recomendaciones que puede hacer la Defensoría del Pueblo en referencia a diferentes temáticas y el trabajo con la comisión de enlace. Me parece que hay que estar muy unidos con los concejales, justamente para trasladarles cuáles son las inquietudes de la ciudadanía en general y que esto se pueda plasmar en proyectos de ordenanza que instauren políticas públicas para responder a esas necesidades”.

María Cecilia Pautaso, próxima defensora adjunta, cuenta con una amplia trayectoria como presidenta de la Asociación de Celíacos de Entre Ríos (ACER), -entidad sin fines de lucro- desde hace 14 años; y también acompañando, asesorando y apadrinando a más de 30 grupos dedicados a la condición celíaca en Argentina, Estados Unidos, Uruguay, Bolivia y Venezuela, entre otros países, pondrá al servicio de los ciudadanos sus saberes y experiencia. Pautaso es también codirectora de la cátedra Recursos heridos, daños ocultos de la Universidad Autónoma de Entre Ríos (Uader) y docente evaluadora de la Tesis en Nutrición de la Universidad de Concepción del Uruguay (UCU).

Entre sus propuestas, planteó constituir un observatorio de servicios públicos donde se pueda realizar una intervención con la comunidad, las comisiones vecinales, las universidades y los clubes: “La idea es tener espacios de escucha y de propuestas respecto a qué Paraná queremos, qué podemos proyectar en conjunto, qué es factible de hacerse con la participación ciudadana. Sé que estamos en un momento difícil de pandemia, donde serán ahora las situaciones más críticas las que tengamos que resolver, pero es importante que podamos proyectar a futuro. Somos cuatro mujeres en la Defensoría, incluyéndola a Irina Chausovsky, quien está a cargo del Centro de Mediación, y creo que eso nos dará una impronta”.

Otro punto al que hizo referencia es a la salud y también a la accesibilidad. “Tendremos que ir viendo ese tema, porque estamos en un espacio físico que no es accesible para el común de la gente. Además, debemos dar a conocer cuál es la labor de la Defensoría del Pueblo, que a veces se confunde con Defensa del Consumidor; y en nuestro ámbito la labor tiene que ver con los derechos humanos, de convivencia, entre otros. Queremos que haya una concientización desde temprana edad para que se puedan conocer cuáles son los derechos que nos asisten como ciudadanos y nuestras obligaciones para vivir en una comunidad organizada”.

Pautaso se mostró auspiciosa frente a este nuevo rol que asumirá y destacó que si bien hace 10 meses que está acéfala la Defensoría “muy bien la han llevado adelante los empleados”.

Ligia Natalí Blanco, quien con tan solo 29 años asumirá el cargo de defensora de los Derechos de las Personas Mayores, es técnica en Psicogerontología (Uader) y diplomada en Abordaje Clínico y Social de Discapacidad (UCA Santa Fe). Se desempeña como acompañante y asistente Terapéutico y Gerontológico y está a punto de recibirse de licenciada en Psicología, elaborando una tesis sobre Envejecimiento activo. Sobre su trabajo una vez que asuma el cargo, indicó a UNO: “La idea es llevar las diferentes políticas públicas a las personas mayores mediante las vecinales, y principalmente poder acercarlas a la tecnología, ya que hoy en día en esta situación de pandemia hay muchas gestiones que se deben hacer on line, con turnos, con cuentas con usuarios, y por ahí los adultos mayores no tienen esa práctica y el acceso a las páginas se les hace complejo”.

En este marco, adelantó que el proyecto está basado en que cada comisión vecinal pueda contar con una computadora, aprovechando el reciclado que hace el Centro de Recolección de Residuos Tecnológicos, y sumar a las universidades e instituciones para poder ponerlo en funcionamiento.

Proceso

La concejala Luisina Minni dijo a UNO que Marcia López y Cecilia Pautaso fueron elegidas de manera mayoritaria, y Ligia Blanco por unanimidad. Y si bien aún no se definió la fecha en que asumirán los cargos, Minni explicó que las defensoras electas tendrán 30 días para completar requerimientos, como por ejemplo “desafiliarse de los partidos políticos si es que están afiliadas, dejar sus trabajos particulares y luego de eso otras cuestiones procedimentales que se hacen para cumplir con los requisitos que les exige la ordenanza”.

Fuente: diario Uno de Paraná

Se designaron a las nuevas Defensoras del Pueblo de Paraná

El Concejo Deliberante designó este miércoles, 9 de septiembre, a las titulares para los cargos de conducción de la Defensoría del Pueblo de Paraná, acéfala desde noviembre de 2019. Como Defensora del Pueblo titular fue elegida por mayoría especial del Cuerpo, Marcia Paula López y como Defensora del Pueblo adjunta, con los dos tercios de las adhesiones, María Cecilia Pautaso.  Además, se designó por primera vez Defensora de los Derechos de las Personas Mayores, que funciona en el ámbito de la Defensoría del Pueblo de Paraná. Para ese cargo, fue designada por unanimidad, Ligia Natalí Blanco.

La toma de posesión del cargo se definirá luego de culminar tareas administrativas pertinentes y coordinar junto a los postulantes elegidos. Para ello se prevé un plazo de hasta 30 días.

Antecedentes de las Defensoras y Adjunta

A continuación, los antecedentes de las tres postulantes elegidas:

Marcia Paula López (Defensora del Pueblo)

Marcia Paula López es abogada (Universidad Nacional del Litoral), mediadora Comunitaria de la Defensoría del Pueblo de Paraná, maestranda de la Maestría “Poder y Sociedad desde las Perspectiva de Género” (Universidad Nacional de Rosario). Desde 2008, se desempeña como directora General de la Dirección General de Asistencia Integral a la Víctima del Delito de la Provincia de Entre Ríos.

Miembro representante titular por el Ministerio de Gobierno y Justicia de la Provincia de Entre Ríos ante el Observatorio Interinstitucional de Seguimiento de aplicación del Protocolo Interinstitucional de Actuación en casos de Abuso Sexual en Niñez y Adolescencia.

Integrante de la Comisión de Legislación del Consejo de Prevención de las Violencias a cargo de la redacción de la Propuesta de Reglamentación de la ley Ley 10.058.

María Cecilia Pautaso (Defensora del Pueblo Adjunta)

Es presidenta de la Asociación de Celíacos de Entre Ríos (ACER), entidad sin fines de lucro, desde 2007 hasta la fecha. También acompaña, asesora y apadrina a más de 30 grupos dedicados a la condición celíaca en Argentina, Estados Unidos, Uruguay, Bolivia y Venezuela, entre otros países.

Co-directora de la cátedra “Recursos heridos, daños ocultos” de la Universidad Autónoma de Entre Ríos (UADER). Docente evaluadora de la Tesis en Nutrición de la Universidad de Concepción del Uruguay (UCU).

Ligia Natalí Blanco (Defensora Derechos Personas Mayores)

Es técnica en Psicogerentología por la Universidad Autónoma de Entre Ríos. Diplomada en Abordaje Clínico y Social de Discapacidad (UCA Santa Fe). Se desempeña como acompañante y asistente Terapéutico y Gerontológico.

 

El trabajo y el consenso en el Concejo

El Cuerpo logró consenso en torno a los nombres para los tres cargos.

“Al inicio de nuestra gestión nos comprometimos a resolver uno de los grandes déficit que poseía Paraná: la falta del Defensor del Pueblo. De forma inmediata nos pusimos a trabajar con el objetivo claro de reconstruir la Defensoría, y este miércoles hemos dado un gran paso. Hoy Paraná finalmente cuenta con Defensor del Pueblo, su Adjunto y Defensor de los Derechos de las Personas Mayores, esto último por primera vez en su historia”, destacó Andrea Zoff, presidenta del Concejo Deliberante, en un comunicado emitido por el Cuerpo.

Seguidamente, valoró que la meta alcanzada se consiguió “en base a la transparencia y el consenso con las fuerzas políticas que componen el Concejo Deliberante y el esfuerzo del personal profesional, administrativo y de maestranza”. “A pesar de transitar una pandemia, el Concejo cumplió con cada etapa necesaria para que hoy la ciudad cuente con un Estado con mayor calidad democrática”, manifestó la viceintendenta.

Andrea Zoff destacó la importancia del proceso y de la institución.

“Hoy comienza una nueva etapa, que es la de la reconstrucción y puesta en valor de las Defensorías de Paraná trabajando a la altura de las necesidades y expectativas de los y las paranaenses y del Estado en general. La defensa de los derechos del conjunto de los ciudadanos es una prioridad para nuestra gestión”, aseguró.

En relación a los titulares elegidos para los tres cargos de la Defensoría de Pueblo, Zoff dijo que “han prevalecido los antecedentes y oposición en el concurso. Creemos que esto da una nueva perspectiva a las instituciones que dirigirán quienes fueron elegidos”.

Y agregó: “Los perfiles elegidos fueron consecuencia de un estudio a conciencia de cada uno de los proyectos presentados. Los tres responden a perfiles técnicos profesionalizados, idóneos y con la experiencia necesaria en el ámbito. Desde el Concejo tendrán las puertas abiertas para trabajar conjuntamente por los derechos de todos los paranaenses”.

“Le agradezco a todos los concejales, al personal del Concejo Deliberante y a los 29 postulantes por poner en valor a esta institución del Estado”, finalizó Zoff.

 

Inicio e historia

La Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Paraná comenzó a funcionar en 2003. La institución se instituyó por ordenanza 8.391, sancionada el 30 de diciembre de 2002 y en vigencia desde el 12 de marzo de 2003 (fecha de promulgación). En junio de ese año se realizó el concurso de oposición y antecedentes que consagró a Jorge Kerz como Defensor titular y a Martha Benedetto como Defensora adjunta.
En junio de 2005, Kerz presentó la renuncia a su cargo –la dimisión fue aceptada por el Concejo Deliberante el 28/06/05 mediante Decreto Nº 592-. A partir de esa fecha, la Defensora adjunta, Martha Benedetto, dirigió la institución hasta el 2 de diciembre de 2009, cuando asumieron los nuevos Defensores electos Luis Garay (titular) y Pablo Donadío (adjunto). El mandato es por cinco años, es decir que se extendió hasta 2014.
En noviembre de 2014, los Defensores Luis Garay y Pablo Donadío fueron reelectos como titular y adjunto, respectivamente, por el Concejo Deliberante por otro período de cinco años. La posibilidad de reelección está prevista por la ordenanza 8.391. Luis Garay dejó el cargo el 30 de abril de 2019, tras acogerse al beneficio de la jubilación, y Pablo Donadío continúo al frente de la institución hasta el 26 de noviembre de ese año, cuando venció su mandato. A partir de ese día, la institución quedó acéfala hasta este 9 de septiembre, ya que en aquella jornada del año pasado fracasó –por falta de consenso- una sesión del Concejo en la que se debían elegir nuevos Defensores entre más de 30 postulantes, que se habían presentado a una convocatoria lanzada en septiembre pasado. Una situación similar ocurrió con el intento de elección de Defensor del Pueblo de Adultos Mayores, realizado en 2016, mediante la ordenanza 9389, sancionada en abril de ese año. Para esa convocatoria se presentaron 34 aspirantes, pero no hubo acuerdo del Cuerpo. También se requieren los dos tercios de los votos del Cuerpo para este cargo.

*Con información y fotos del Concejo Deliberante.

Con 170 participantes, se desarrolló online el primer taller de Diálogos en la Comunidad 

La apertura del Ciclo de Talleres Abiertos Diálogos en la Comunidad 2020 reunió a 170 personas de diferentes puntos del país que, a través de las plataformas Zoom y YouTube, fueron parte del primer encuentro -de un total de cuatro- realizado el viernes 4 de septiembre. 

 

Personas de distintos puntos del país participaron del primer taller.

La actividad es organizada por el Centro de Mediación de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Paraná y transita seis años de continuidad consecutiva. El ciclo se inició en 2015, y a raíz del alto nivel de aceptación de participantes y las experiencias y aprendizajes construidos en cada edición, se mantiene como una de las propuestas anuales de la institución. La participación es abierta y sin costo y se puede optar por uno o más de las instancias previstas. 

¿Cómo crear vínculos saludables? Bioenergética. Integrando el cuerpo y la mente para aprender a sostener y dejarse sostener fue el tema del primer encuentro, que contó con las facilitadoras Natalia Bernardoni y María Carneiro.  

Los vínculos y cómo propender a que sean saludables.

La bienvenida estuvo a cargo de la coordinadora del Centro de Mediación, Irina Chausovky, quien se refirió al inicio y perdurabilidad del ciclo,  a los numerosos asistentes virtuales y a la nueva modalidad a distancia y a las motivaciones que han mantenido y fortalecido la actividad en el tiempo.  La idea -sintetizó- es trabajar en torno a la convivencia desde diferentes disciplinas y miradas. Se trata de abordar “cómo nos relacionamos y cómo podemos vivir mejor en los momentos compartidos, sea en casa, en el trabajo, en la escuela o en el barrio”, dijo, tras agradecer a docentes y participantes.  

«La bioenergética es una forma de entender la personalidad humana en términos del cuerpo y sus procesos. Es una práctica amorosa que nos ayuda a un mejor desarrollo del yo,  a recuperar nuestra vitalidad a través de la autoconciencia, la autoaceptación y la autoexpresión. Es un trabajo que realizamos en forma personal, para nosotros, para nuestra interioridad, que nos permite expandir nuestra capacidad de sentir, estar, vivir, atravesar las emociones, acompañar a los demás y relacionarnos» explicaron las especialistas.

En el transcurso del taller se pasó desde un desarrollo conceptual inicial a una vivencia corporal -a través de ejercicios que fueron seguidos por los asistentes- en referencia a cómo repercuten en el cuerpo los sentimientos y energía que produce la personalidad de cada uno en relación con los demás.  La posibilidad de ser conscientes de las sensaciones y emociones personales y del cuerpo permite percibir al otro como es, un camino esencial para poder construir un vínculo saludable, fue una de las conclusiones del encuentro, en el que se sucedieron, con gran entusiasmo, las intervenciones y preguntas de los asistentes.  

Las docentes, en plena demostración física. 

 

 

Los participantes siguieron con entusiasmo el taller.

Próximos encuentros 

Los temas y las fechas de los próximos tres talleres son: 

*18 de septiembre, a las 17, se realizará el segundo taller. Construye tu camino. Un momento para vos. Recorrido lúdico con distinciones de coaching ontológico será el tema, que tendrá a los facilitadores Leandro González Barbero y Hernán Pérez.  

*2 de octubre, a las 17, será el tercer taller titulado Liderazgo y presencia. Reconocer y gestionar nuestras emociones para transformar la realidad compartida. A cargo de Cristina Schwander y Ana Serra.  

*16 de octubreCreando puentes. Conversaciones en procesos circulares en y con la comunidad es la propuesta del último encuentro, cuyo inicio está previsto para las 16 con las mediadoras Celia Passos, de Brasil, y Lola Montejo Cunilleras, de España.   

Las personas interesadas en participar pueden inscribirse a través del siguiente formulario  https://forms.gle/PCnyALNLwJ84KSGU7 o escribir al correo dialogoscomunidad@gmail.com. La planilla  permite optar por uno o más talleres.  

 

Otras imágenes del encuentro.

 

Defensorías del Pueblo plantearon a autoridades nacionales reclamos recibidos por relaciones de consumo

 

Integrantes de la Asociación de Defensores del Pueblo de la República Argentina (Adpra) participaron de una reunión virtual con Paula Español, Secretaría de Comercio Interior de la Nación, y funcionarios de otras áreas, con el fin de transmitirles los reclamos que reciben las Defensorías de distintos puntos del país relativos a relaciones de consumo y los derechos del consumidor.

Entre los temas planteados,  se mencionaron los inconvenientes con tarjetas de créditos, cobros indebidos de entidades bancarias y servicios financieros, conflicto con planes de auto ahorro, incumplimientos de normativas nacionales referidas a los servicios de internet, telefonía fija y celular, televisión por cable, entre otros.

También participaron el Director Nacional de Defensa del Consumidor, Sebastián Barocelli, la Subsecretaria de Acciones para la Defensa de Consumidores, Laura Goldberg y la Directora de Protección Jurídica del Consumidor, Virginia Bandrés.

En relación al aumento de tarifas de servicios de telecomunicaciones, los funcionarios informaron que en los casos en los que las facturas hayan sido ya emitidas con aumentos, las empresas deberán otorgar notas de crédito en la próxima factura; ya que según el DNU 690/20 no se pueden realizar aumentos en tarifas hasta el 31 de diciembre próximo, informó Adpra.

Por otro lado, se mencionó el Servicio de Conciliación Previa en las Relaciones de Consumo (COPREC), que brinda la Secretaría de Comercio y al que pueden acceder las personas que hayan tenido algún problema con la compra de un producto a un proveedor (de las llamadas “cadenas”, no en los comercios de barrio). En un plazo máximo de 30 días la empresa debe asistir a una audiencia virtual, en la que participa también un conciliador para dar solución a la problemática planteada.

En este marco, los Defensores transmitieron a los funcionarios los reclamos que los vecinos realizan en las distintas Defensorías del Pueblo de todo el país, a fin de poder dar respuesta y resolver los conflictos relativos a los derechos de los consumidores que aquejan a un sector importante de la población.

Para finalizar y en el marco de esta primera reunión, Sebastián Barocelli, Director Nacional de Defensa del Consumidor, manifestó la importancia de que existan estos espacios de intercambio y celebró la posibilidad de mantener un contacto fluido y directo con la Asociación de Defensores del Pueblo, ello a los efectos de poder articular trabajo conjunto y dar una pronta respuesta a los reclamos de los vecinos, consigna el parte de prensa de Adpra.

La Asociación de Defensores del Pueblo del país está conformada por unas 60 instituciones y una de ella es la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Paraná.

Situación de calle: el abordaje del Estado y el futuro tras la pandemia, tema de una reunión virtual

El martes 1 de septiembre se realizó el segundo conversatorio virtual organizado por la Red por los Derechos de las Personas en Situación de Calle de Paraná, con el fin de conocer e intercambiar experiencias, miradas y aprendizajes de distintos abordajes de la problemática. En ese camino, en el primer encuentro se compartieron testimonios e historias del trabajo de organizaciones sociales de Buenos Aires con alcance en otros puntos del país; y en el segundo, el foco de atención fue el Estado, las diferentes perspectivas ante el problema y un aspecto especial: cómo se avizora, especialmente en Paraná, el futuro tras la pandemia. Para desandar el tema, hubo tres invitados: Leopoldo Duarte, a cargo de la coordinación del área de intervención de personas en situación de calle de la Municipalidad de Rosario; Marisa Tadei, coordinadora Operativa de Promoción Social de la Defensoría del Pueblo de CABA, y Nicolás Mathieu, secretario de Desarrollo Social de la Municipalidad de Paraná. 

Más de 50 personas participaron del segundo conversatorio.

El inicio del ciclo fue el 14 de agosto con la participación de referentes de tres organizaciones bonaerenses, Proyecto 7, Red Puentes – MP La Dignidad y Movimiento de Trabajadores Excluidos. Parte de los testimonios y la información de este encuentro están reflejadas en 

 http://www.defensoriaparana.gov.ar/2020/08/se-inicio-un-ciclo-de-encuentros-virtuales-por-los-derechos-de-las-personas-en-situacion-de-calle/.  

En tanto, el cierre del ciclo está programado para el 15 de septiembre con la participación del Padre José “Pepe” Di Paola, integrante del denominado grupo de curas villeros. Su trabajo se centra en barrios pobres de CABA y provincia de Buenos Aires.  

El Ciclo de conversatorios está dirigido a integrantes de la Red, a funcionarios y agentes estatales (del ámbito municipal y provincial relacionados con la temática), a otros actores estatales (salud, género) y a legisladores provinciales y concejales, entre otros.  

Por consultas e inscripciones, se puede escribir a

redsituaciondecalle@gmail.com

 

 El trabajo en conjunto 

“El Municipio solo no puede” fue una de las afirmaciones de Leopoldo Duarte, coordinador del área a cargo de la atención de la problemática de Rosario, al destacar la importancia de trabajar en red con otras instituciones y organizaciones de la ciudad. Contó que en 2012 se creó un área específica en la Municipalidad para atender la temática y que hasta marzo pasado, cuando se decreta el asilamiento obligatorio, venían funcionando con un alojamiento nocturno y otro lugar, perteneciente a una organización social. Con la pandemia, dijo, debieron abrir cinco alojamientos con 24 horas de atención, instrumentar los protocolos correspondientes, habilitar lugares para pasar la noche y asistir a unas 50 personas que se cobijaban en la Terminal de Ómnibus. 

Leopoldo Duarte, a cargo de la coordinación del área de intervención de personas en situación de calle de la Municipalidad de Rosario.

En cuanto a realidad, mencionó como referencia un censo realizado por una organización social en 2017 que arrojó que 480 personas vivían en la calle, cantidad que luego se incrementó entre un 35% y 40%, estimó.  

El funcionario explicó que el Municipio de Rosario comparte una mesa de trabajo con las organizaciones participantes en la temática y que la actualización del censo era una acción propuesta en ese ámbito, ya que iba a constituir un insumo básico para delinear políticas públicas futuras. Pero el Covid-19 impuso otras prioridades, afirmó, al tiempo que dijo que la mesa de trabajo sigue reuniéndose de manera virtual todas las semanas.

Seguidamente, habló de la intensidad del trabajo, del desafío y de los cambios positivos en personas que permanecen alojadas desde marzo. “De pronto, de encontrarse en el circuito de la calle, con consumos de sustancias, padecimientos subjetivos no tratados, con enfermedades crónicas, se encontraron en un espacio donde pudieron hacer el aislamiento y un corte con esa situación en la calle y el constante deterioro físico y mental. Hoy, esas personas son otras”, aseveró.  La experiencia, acotó, comprueba la importancia de implementar alojamientos las 24 horas, todo el año, con la asistencia de equipos interdisciplinarios. “Esto (la experiencia) nos pone como desafío el poder pensar en el después (de la pandemia)”, sostuvo, tras destacar la posibilidad de instrumentar subsidios habitacionales, tal como lo hace Ciudad de Buenos Aires. 

 

De derechos ciudadanos 

 

Marisa Tadei, coordinadora Operativa de Promoción Social de la Defensoría del Pueblo de CABA, explicó la naturaleza de la institución, de defensora y promotora de derechos sociales y humanos. Y dijo que se trata de un organismo independiente y autónomo que interviene de oficio, solicitando información al poder Ejecutivo y emitiendo recomendaciones, instrumento por el que las Defensorías se expiden sobre un determinado tema. En ese marco, remarcó la función de impulsar el trabajo en red con otras instituciones y organizaciones, mediante, por ejemplo, la conformación de mesas de trabajo.  

Marisa Tadei, coordinadora Operativa de Promoción Social de la Defensoría del Pueblo de CABA.

Ante la problemática específica, dijo que la Defensoría actúa a través de un reclamo, solicitud o interviene de oficio y, de forma permanente, realiza relevamientos y evaluaciones de los dispositivos (paradores y hogares) dispuestos por el gobierno de CABA. Además, la institución oficia de veedora en la ejecución del censo de personas en situación de calle realizado por el gobierno de la ciudad e interviene ante situaciones de desalojos y en la solicitud de subsidios habitacionales, un recurso dispuesto por ley en la ciudad. “Lo óptimo sería que se garantice el derecho a una solución habitacional digna”, afirmó, tras reiterar que las tareas de la institución durante la pandemia se han focalizado en el funcionamiento de los paradores y hogares. Al respecto, enumeró algunas situaciones detectadas: el desmembramiento familiar debido a alojamientos para mujeres o varones. Y planteó, a modo ejemplo, la disyuntiva de un padre que acude con una hija adolescente o una madre con un joven.  

Informó que la Defensoría hace un trabajo interdisciplinario y que, en este tiempo, estuvo abocado a tres polideportivos que se abrieron ante la pandemia. Los lugares se habilitaban todos los años durante el invierno en el marco de un Programa de la ciudad denominado Operativo Frío, pero esta vez se habilitaron antes debido a la emergencia.  

Con el fin de mantener canales de gestión abiertos, la institución tiene una comunicación fluida con el gobierno de la ciudad y con otras instituciones como la Justicia y el Ministerio Público de la Defensa, apuntó Tadei.

  

Por una política de Estado 

 

Nicolás Mathieu, secretario de Desarrollo Social de Paraná mencionó, que al asumir la gestión en diciembre pasado, venía funcionando la red de instituciones y organizaciones abocada al tema, a lo que –afirmó- se sumó la decisión de la gestión municipal de implementar un área específica.  Se trata de la Dirección de Protección de Personas en Situación de Calle, que funciona en el ámbito de la subsecretaría de Integración Socio Urbana. Ambas áreas están conducidas por Leandro Sarli y Anabella Albornoz, respectivamente, integrantes asimismo de la ONG Suma de Voluntades, una organización con profuso trabajo en la temática. 

Mathieu recordó que en diciembre, durante la primera reunión con la Red, asumió el compromiso de trabajar en conjunto. Se habilitó un espacio nocturno, en la Dirección de Defensa Civil municipal, en calle Carbó, y en marzo, en el marco de la emergencia, se abrió el Centro de Integración Comunitario (CIC) II. El lugar, ubicado al este de la ciudad, ya había sido usado durante la gestión anterior como albergue nocturno.  

Nicolás Mathieu, secretario de Desarrollo Social de la Municipalidad de Paraná.

En esta oportunidad, se habilitaron 52 camas, luego el número se amplió, y se alojaron varones y mujeres de forma permanente hasta ahora. El funcionario comentó que, al principio, no fue fácil la convivencia, ya que de pronto las personas debieron compartir sus días y sus noches con grupos grandes, en los que había casos de adicciones, problemas psiquiátricos y otros que no aceptaban las condiciones establecidas.  

Paralelamente a la asistencia de alimentos, aseo y techo, destacó que se instrumentaron una variedad de talleres y actividades a cargo de integrantes de las instituciones de la Red. Además, se logró la atención de profesionales del Hospital Escuela de Salud Mental y del Centro Huellas. 

“Nuestro desafío es analizar cómo se sigue en las pos pandemia”, planteó el secretario, quien confirmó -tras una pregunta- que el refugio deberá mudarse del CIC, ya que se trata de una construcción nacional con un destino distinto al actual. Dijo que la idea es que el refugio tenga un lugar propio y un equipo interdisciplinario estable. Respecto del lugar, expresó que se está pensando y que a fin de año habría definiciones. También está pendiente una asignación presupuestaria específica, que anunció que estará contemplada en el nuevo Presupuesto General Municipal para 2021, cuyo proyecto se presentará en octubre ante el Concejo Deliberante. 

Por último, consideró a la situación de calle como “una de las manifestaciones más crudas de exclusión social” y añadió que el espíritu de la gestión es desarrollar un trabajo en conjunto con las organizaciones y generar una política de Estado, con presupuesto propio y que trasciendan el cambio de gestiones. 

 

Más de 50 participantes

 

Participaron en el segundo conversatorio más de 50 personas. Estuvieron, entre otros, la diputada provincial Carina Ramos; la concejal Claudia Acevedo; Mercedes Solanas, directora del CIC II, y la secretaria general del Ministerio Público de la Defensa, Lorena Calí. Postulantes a ocupar la conducción de la  Defensores del Pueblo de Paraná, voluntarios de organizaciones sociales y mediadores que participan de proyectos del Centro de Mediación de la Defensoría de Paraná con personas en situación de calle.

La apertura y bienvenida estuvo a cargo del ex Defensor del Pueblo de Paraná, Luis Garay, quien representa el Instituto Latinoamericano de Ombudsman (ILO) en la Red de organizaciones. El ex Defensor hizo una reseña del tema en Paraná, de la actuación de la Defensoría y del inicio de la Red, la tercera en los últimos años. Se refirió a la necesidad de que se instrumenten políticas de Estado que garanticen un abordaje integral de la problemática y se preguntó por el futuro, tras el paso de la pandemia.

Cabe recordar, que en Paraná está vigente la ordenanza Nº 8932, que instituye un Programa de Asistencia Integral para Personas en Situación de Calle. La norma fue sancionada en 2010 y no ha sido instrumentada.  

La coordinación de las intervenciones de los invitados y de las preguntas estuvieron a cargo de Irina Chausovsky, titular del Centro de Mediación, y el cierre fue realizado por Anabella Albornoz, quien coincidió en la importancia del trabajo participativo, con organizaciones de la ciudad, en la formulación de políticas públicas. Y dijo que hay una gran diferencia entre el Estado y las organizaciones. En el Estado se nombra, generalmente, a “las personas con números de expedientes o  con marcos conceptuales” y, en cambio, las organizaciones, “con nombre y apellido”.

“El desafío como Estado es empezar a humanizarnos en nuestros lugares para garantizar derechos. Me cuesta el doble rol porque estuve reclamando derechos y hoy me toca garantizar derechos”, expresó al hablar desde su trabajo como referente de la organización Suma de Voluntades y, actualmente, desde la función pública.

Anabella Albornoz, subsecretaria de Integración Socio Urbana de la Municipalidad de Paraná.

Leandro Sarli, a cargo de la Dirección de Protección de Personas en Situación de Calle.

Se realizó el cuarto Taller de Reflexión con más de 70 participantes

Un nuevo encuentro virtual permitió desarrollar el cuarto Taller de Reflexión, una importante instancia prevista en el plan anual de capacitación que el Centro de Mediación de la Defensoría del Pueblo de Paraná brinda a los integrantes del Registro de mediadores comunitarios voluntarios de la institución.
 
«Conociendo más sobre las estructuras liberadoras» fue el tema abordado en el taller que reunió, a través de la plataforma Zoom, a unas 75 personas, el viernes 28 de agosto. La capacitación estuvo a cargo de Carolina Fricke, Magíster en coaching ontológico, experta en facilitación de dinámicas participativas y diseñadora de experiencias participativas de aprendizaje para instituciones tanto públicas como privadas, y Valeria Fiore, abogada, mediadora y Directora de Capacitación y Centros de Mediación Comunitaria y Acceso a la Justicia de la Ciudad de Posadas, Misiones.

Más de 70 personas participaron del taller.

 

De qué se trata
 
Las estructuras liberadoras “son métodos nuevos, prácticos y simples que ayudan a aumentar la productividad e innovación de grupos de todos los tamaños, en cualquier organización” , es la definición que se lee en el sitio web www.estructurasliberadoras.com. Compiladas y diseñadas inicialmente por Keith McCandless & Henri Lipmanowicz, constituyen un “menú” de dinámicas “libres” (cualquiera puede utilizarlas) que apuntan a generar capacidad colectiva a través de la creatividad y el intercambio.
El tema se empezó a abordar en el curso anual de actualización destinado a integrantes del Registro, que se realizó en mayo y junio pasado, y causó un notable interés entre los participantes. Por eso, y por ser un enfoque novedoso, se propuso como temática del cuarto taller con el fin de seguir profundizando el conocimiento sobre estas dinámicas participativas, que invitan a generar consensos de manera ágil y entretenida, tanto para el abordaje de conflictos como para la planificación y trabajo en equipo, explicó Irina Chausovsky, coordinadora del Centro de Mediación. La propuesta se enfocó en aquellas dinámicas aplicables al proceso de mediación y espacios de facilitación de diálogo. Los mediadores participaron con gran entusiasmo y compromiso.
El taller es una de las cuatro instancias de capacitación brindadas en el año, de las que los aspirantes a reinscribirse al Registro de mediadores voluntarios deben contar al menos con dos y con el curso anual de actualización. La nómina del Registro se renueva cada año, cuando se realiza una convocatoria pública a mediadores comunitarios de la ciudad. Las inscripciones se abren en el mes de noviembre, tal como la primera vez, en 2003, cuando recién se iniciaba el trabajo del Centro de Mediación.
 
Este año, ante la modalidad de comunicación virtual adoptada por la situación sanitaria, y en vista de que puede haber personas que tengan dificultades de conectividad al momento de realizarse la capacitación u otros inconvenientes impuestos por la realidad inédita de esta época, se dispuso la grabación de la totalidad de talleres. Esta medida permite enviar el material a los mediadores que no hayan podido participar, con el fin de que tengan la alternativa de ver la grabación y de responder una serie de preguntas, lo que les habilita acreditar la asistencia.
 
Por último, la comunicación online con los más de 120 integrantes del Registro es permanente, manteniendo actualizada la información del Centro de Mediación y una nutrida agenda de actividades, como encuentros quincenales de meditación y otros semanales de baile. Además, se mantiene un constante flujo de información referida a actividades virtuales del campo de la mediación en general, como cursos y congresos, entre otras.
 
 
Page 1 of 81123456»102030...Last »

Contacto

DEFENSORÍA DEL PUEBLO
de la ciudad de Paraná
Monte Caseros 159
CP E3100ACC - Paraná, E. Ríos
Tel: (0343) 420-2322
0800 777 1112
defensoriaparana@gmail.com
Facebook Defensoría del Pueblo de Paraná

CENTRO DE MEDIACIÓN
Monte Caseros 161
CP E3100ACC - Paraná, E. Ríos
Tel: (0343) 421-1029
mediacionparana@hotmail.com

Delegación Defensoría del Pueblo de la Nación:
paranadpn@gmail.com

.........................................................................................................................

Cómo es la atención

Cómo es la atención