Escuela de Circo: preocupación y pedido de acompañamiento de la Defensoría

Docentes de la Escuela de Circo municipal acudieron a la Defensoría del Pueblo de Paraná para expresar su profunda preocupación ante la situación laboral de la mayoría del personal y respecto del futuro de la institución con más de diez años de permanencia en la ciudad.
María Elena Vásquez y Leandro Bogado informaron que nueve docentes, de un total de diez, se vienen desempeñando –en casos, desde hace más de una década- en la Escuela mediante la modalidad de contrato de obra y en carácter de monotributistas. Los contratos vencieron a finales de 2019 y actualmente no saben con certeza cómo se definirá la situación. Además, expresaron que no tienen confirmación respecto del pago del mes de diciembre, puesto que estaría siendo observado ese período de contratación. Al respecto, mencionaron la existencia del decreto municipal N° 1997, del 20 de septiembre pasado, por el cual consideran que la vigencia de la contratación es por el término de seis meses, desde el 1 de julio al 31 de diciembre de 2019.
Ante la situación, solicitaron el acompañamiento de la Defensoría del Pueblo, representada en la reunión realizada el viernes 3 por la Ing. Silvia Pidoux, Directora de Derechos Ciudadanos, y la Abogada Ana Belén Menghi, asesora legal, en la búsqueda de información y de respuesta respecto del futuro laboral del personal y de la Escuela. En las últimas horas, iniciaron un pedido formal y conversaciones en ámbitos del Municipio.

Integrantes de la Defensoría del Pueblo recibieron a docentes.

Bogado y Vásquez explicaron que durante 2019 pasaron unos 160 asistentes a talleres de niños y adultos y que las actividades comienza a la par del ciclo lectivo de cada año. La Escuela de Circo Larrisa, denominación dada por docentes y alumnos, funciona en el Centro Cultural Gloria Montoya, ubicado en la zona del Parque Urquiza, y ofrece sin costo talleres de telas, trapecio, equilibrio, zancos, malabares, danza, teatro y acrobacias, entre otros.
La escuela comenzó en 2006 a través de un decreto y quedó formalmente instituida en 2007 por la ordenanza N° 8658. Por la norma, se instituye el Taller Escuela de Circo, que había sido creado un año antes a través del decreto Nº 1905/06 que consignaba, además, interesar «…al Honorable Concejo Deliberante, para la elaboración del proyecto de ordenanza para su institucionalización consecuente permanencia en el tiempo».
La ordenanza se sancionó meses después y entre los fundamentos de la norma se menciona que “la creación de este Taller Escuela intenta responder a una necesidad social, cultural y artística de contribuir a la formación ciudadana, rescatando técnicas del arte circense, que pueden implementarse al servicio educativo de nuestra comunidad. Un espacio donde se trabaje la solidaridad activa con una formación interartística, promoviendo una nueva forma de expresión”. Y, en cuanto a los objetivos, se consigna que “este taller escuela tiene el espíritu fundamental de crear un espacio que posibilite la educación por el arte a través de las técnicas circenses, actualmente excluidas de la enseñanza de nuestras diversas formas artísticas, teniendo a la capacitación y formación mediante el entrenamiento y la especialización”. La ordenanza creó la Escuela en el ámbito del área de Cultura municipal.

La atención de la Defensoría del Pueblo en estos días

Durante enero, la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Paraná continúa con el trabajo y mantiene la atención al ciudadano. La institución recibe consultas y reclamos de forma personal, de 8 a 11, de lunes a viernes, en Monte Caseros 159. También, en ese horario por teléfono a los números (0343) 420-2322, 4211050, 0800 777 1112. En tanto, siguen abiertos los demás canales de comunicación: por mail, a defensoriaparana@gmail.com y al Facebook Defensoría del Pueblo de Paraná.
El Centro de Mediación Comunitaria de la Defensoría del Pueblo atiende en el mismo horario, de 8 a 11, en Monte Caseros 161. Otras vías de contacto con el área es la telefónica, al (0343) 4211029, y a la dirección de mail mediacionparana@hotmail.com.
Con la misma modalidad y horarios atiende la Delegación Defensoría del Pueblo de la Nación, que funciona en el edificio de Monte Caseros 159. Por mail, los vecinos pueden escribir a parana@dpn. gob.ar o llamar a los teléfonos (0343) 420-2322 – 011 1537625004.
Ante el receso dispuesto durante enero por las administraciones estatales, la Defensoría del Pueblo de Paraná emitió una Resolución interna, con fecha 20 de diciembre de 2019, en la que se cita el Decreto Nº 12, de la Presidencia del Concejo Deliberante, mediante el cual se estableció asueto e inhábil administrativo desde el 23 al 31 de diciembre de 2019 y receso administrativo a partir del 2 hasta el 31 de enero de 2020, inclusive.
La resolución interna de la Defensoría prevé el funcionamiento de la institución durante enero con el fin de garantizar la atención a los vecinos, en el marco de lo dispuesto por la Ordenanza N° 8.391. La norma, por la que se instituyó en 2002 la figura de la Defensoría del Pueblo en Paraná, consigna que la actividad de la institución debe ser “continúa y permanente”.
La intervención de la Defensoría del Pueblo es gratuita y tiene el fin de defender y representar a los vecinos ante cualquier negación, privación, violación, maltrato, incumplimiento o insatisfacción en el libre ejercicio de algún derecho individual, colectivo, cultural, económico, social, ambiental o cualquier otro derecho ciudadano. Es misión primordial de la institución promover el ejercicio de los derechos ciudadanos. Similar propósito es el de la Defensoría del Pueblo de la Nación, cuyo alcance es nacional; por lo que entiende en temas de esa competencia.
Caber recordar que la Defensoría del Pueblo de Paraná brinda también el servicio de mediación como alternativa de resolución pacífica y colaborativa de conflictos comunitarios, entre vecinos, en base al encuentro y al diálogo. El objetivo es procurar un acuerdo de carácter voluntario, confidencial y extrajudicial.

2019: Se dieron más de treinta talleres en escuelas y otras instituciones sobre relaciones y convivencia saludables

El Centro de Mediación Comunitaria de la Defensoría del Pueblo de Paraná brindó más de treinta talleres en instituciones de la ciudad durante 2019, en el marco de uno de los ejes fuerte de trabajo del área, que consiste en la prevención de la violencia, y como un aporte a la comunidad para la mejora de las relaciones sociales a través de la comunicación.
Los talleres son instancias de capacitación que la Defensoría del Pueblo desarrolla en forma gratuita y a pedido de distintas instituciones de la ciudad, con el propósito de promover una convivencia saludable en ámbitos educativos, laborales y de la comunidad en general.
Como todos los años, la mayor demanda provino del ámbito educativo con trabajos en escuelas con docentes, estudiantes y padres. También, se desarrollaron talleres en otras instituciones y oficinas públicas y la temática giró en torno a los conflictos, habilidades comunicacionales y manejo adecuado de emociones.
Los talleres tienen una duración de entre tres y seis horas, distribuidas en uno o dos encuentros.

Imágenes de los distintos encuentros realizados

Detalle del trabajo

Desde febrero a diciembre de 2019 se desarrollaron 28 talleres -el último del año, el 12 de diciembre- destinados a supervisores de los niveles educativos primario y secundario de la Departamental Paraná. La capacitación estuvo a cargo de la Coordinadora del Centro de Mediación, Irina Chausovsky, y se llevó a cabo en distintos establecimientos educativos de la ciudad. También, se brindaron talleres en otros organismos públicos, como el Inta (filial Paraná), el Hospital Geriátrico Pascual Palma, el Hospital Escuela de Salud Mental, la Facultad de Humanidades, Artes y Ciencias Sociales (FHAyCS) de Uader, entre otros.

El objetivo de los talleres es proponer reflexiones sobre la convivencia cotidiana, el diálogo como recurso esencial para las relaciones saludables en las instituciones y mejorar las habilidades para el abordaje de los conflictos, explicó Irina Chausovsky.
También, el Centro de Mediación fue invitado a participar en las XVI Jornadas Provinciales de Enfermería, organizadas por el Departamento de Enfermería del Hospital San Martin y en la Jornada por el 10º Aniversario de la Red Creer, una organización de instituciones de la zona suroeste de la ciudad de Paraná, que viene desarrollando tareas con la Defensoría desde hace años. Las primeras se llevaron a cabo el 17 y 18 de octubre en el Consejo General de Educación (CGE) y la segunda, el 1 de noviembre en la Capilla San Martín de Porres.
Se realizó otro taller en el Encuentro Provincial de Centros de Estudiantes, organizado por la Secretaria de Juventud, que contó con la asistencia de más de 600 jóvenes de nivel secundario de toda la provincia, y que se llevó a cabo el 4 de octubre, en la Vieja Usina, y fue uno de los 10 talleres que los participantes tenían para elegir.

Imágenes de cursos brindados por la Coordinadora del Centro de Mediación

En escuelas

A pedido de las instituciones, se desarrollaron talleres destinados a niños y niñas del nivel primario. Se realizaron dos ciclos (de entre 3 y 5 talleres cada uno) durante el primer semestre y dos, en la segunda parte del año. Una las experiencias concluyó en julio y se desarrolló en la Escuela Nº 206 Los Constituyentes, ubicada en inmediaciones del Barrio José Hernández, con el grupo que cursa el 6to grado. La propuesta fue pensar un espacio común, como una especie de país imaginario, que construyeran entre todos, y que incluyera los intereses, perspectivas y opiniones del curso, que en este caso tenía la particularidad de contar con estudiantes extranjeros.
El otro ciclo de talleres tuvo lugar en la Escuela Nº 198, Maestro Entrerriano, ubicada en Victorio Camerano 1900, en barrio Santa Lucía, y culminó con el diseño y concreción, por parte de los alumnos del 5to. grado, de una obra plástica para exponer en la pared del aula. La actividad contempló también instancias de encuentros con los padres.
En ambos casos, los talleres fueron solicitados por los establecimientos educativos a raíz de situaciones particulares que afectaron la convivencia, y por ello las propuestas se enfocaron en propiciar el trabajo en equipo, la valoración del otro y el fortalecimiento de los grupos. La propuesta consistió en nuevas modalidades de abordaje de los conflictos y el cuidado de las relaciones, con aportes desde la expresión artística y dinámicas lúdicas. Ambos talleres estuvieron a cargo de una de las integrantes del equipo del Centro de Mediación, Silvina Suárez, con la colaboración de Andrés Leiva.
En la segunda parte del año, se trabajó junto a profesionales del Centro de Salud Belgrano -institución que realizó la convocatoria-, en la Escuela Nº 88 Bartolomé Mitre. El proyecto abarcó a los grados del segundo ciclo (4º, 5 y 6º), se denominó Emoción-arte y estuvo a cargo de Andrés Leiva. La puesta del trabajo en mural quedó pendiente para el año que viene. En la Escuela Nº 190 Obispo Gelabert y Crespo se continuó con el proyecto «Manos que cuidan», que vinculó a los niños y niñas de jardín con los de 5º y 6º grado y que finalizó con la pintura de dos murales en el patio del jardín. En el marco de ese mismo proyecto sobre el cuidado de las personas y los vínculos, Irina Chausovsky junto a Pamela Villarraza, brindó tres talleres a los docentes de la institución.

Los talleres son gratuitos y se brindan ante la solicitud de las instituciones interesadas. Para poder obtener más información, los interesados pueden comunicarse de 8 a 13 con el Centro de Mediación, ubicado en calle Monte Caseros 161, al teléfono (0343) 421-1029 o al mail mediacionparana@hotmail.com.

Diálogos en la Comunidad

En el inicio de 2019, se reeditó por quinto año consecutivo y ante los excelentes resultados, el Ciclo de Talleres Diálogos en la Comunidad. Se trata de una experiencia que empezó en 2015, con el fin de generar un espacio de capacitación, reflexión e intercambio en torno a las habilidades sociales necesarias para mejorar la convivencia, el manejo adecuado de conflictos y la prevención de la violencia en las relaciones cotidianas. Desde el primer momento obtuvo la contundente adhesión de la ciudadanía. Por ello, se reiteró en los años siguientes con iguales resultados. Este año fueron cuatro encuentros que se desarrollaron entre marzo y abril y estuvieron especialmente orientados a docentes y facilitadores grupales y personas con grupos o equipos a cargo. Fueron gratuitos y abiertos, con la posibilidad de optar por unos de los talleres sin necesidad de haber realizado los anteriores.
El inicio del Ciclo fue el 30 de marzo con el taller sobre La palabra colectiva que libera. Desarrollo y Ronda de Terapia Comunitaria Integrativa Sistémica, a cargo de las facilitadoras provenientes de Santa Fe, María Luz Pautasso y Paula Suárez, con experiencia en terapia comunitaria, una herramienta de inclusión y movilización social para la construcción de redes solidarias.
Los siguientes fueron:
*El 6 de abril, cuando se propuso Revolución creativa. Cómo hacer arte perdiéndonos en el intento.
. Estuvo a cargo de Andrés Leiva y Pamela Villarraza. Los participantes pudieron experimentar desde la expresión plástica las posibilidades que brinda el arte como recurso en la comunidad, desde lo individual a lo colectivo
*El 13 de abril, el tema fue Biodanza. Un diálogo a partir de la música, el movimiento y el encuentro
, a cargo de Marina Cerrato y Nenucha Saín. En dicho taller los asistentes vivenciaron esta disciplina que propone la conexión desde lo corporal, reconociendo el valor del afecto en las relaciones.
El taller de cierre fue el 27 de abril y se tituló Creando contextos de posibilidad. Ampliar la mirada desde el Coaching Ontológico. Las facilitadoras fueron Lía Oviedo y Paola Silberman y brindaron “conceptos y estimularon reflexiones en relación a las diversas miradas sobre el mundo que todas las personas tenemos, la forma de comunicarnos y de compartir estas visiones”.

Se reunió la red por las personas en situación de calle

La red de organizaciones e instituciones de la ciudad, conformada ante la problemática de las personas que viven en la calle, realizó esta semana la última reunión del año. El encuentro se concretó el jueves 26, en la sede de la Universidad Católica Argentina (UCA), y congregó a representantes de las organizaciones que integran la red, presentada en sociedad en septiembre pasado.
La intención de la reunión fue “hacer un balance y seguir avanzando sobre los temas pendientes”, publicó la Universidad. Estuvieron presentes el Secretario de Desarrollo Social de la Comuna de Paraná, Nicolás Mathieu, quien “escuchó propuestas de la red, conversó sobre las distintas temáticas y comentó las iniciativas municipales para las problemáticas abordadas”, y Lorena Calí, en representación del Ministerio Público de la Defensa de la Provincia de Entre Ríos. También, participaron integrantes de la Facultad de Trabajo Social (UNER) , Suma De Voluntades , Hogar de Cristo, Red Puentes, Cáritas Paraná, Instituto Latinoamericano del Ombudsman (ILO) y la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Paraná, entre otros.
Cabe recordar que la Defensoría del Pueblo viene trabajando en la temática desde su creación, en 2003, y se ha expedido a través de diferentes vías ante los funcionarios de turno respecto de la necesidad de que se instrumenten políticas de Estado, que atiendan la situación de extrema vulneración de derechos de los ciudadanos que viven en la calle, en condiciones infrahumanas.
“Hacen falta políticas públicas de abordaje integral que potencien las capacidades de las personas, atendiendo necesidades de salud, psicológicas, afectivas y laborales”, se afirmó en septiembre desde la red. En ese sentido, se marcó la importancia de que dichas políticas de Estado tengan continuidad sostenida en el tiempo, con el fin de evitar que, por ejemplo, los refugios estén abiertos solo en el invierno y únicamente por las noches.
Justamente, la existencia y funcionamiento de refugios fue uno de los temas de la última reunión.
La red se constituyó ante la problemática cada vez más profunda de las personas en situación de calle y frente a la falta de dispositivos suficientes y eficientes de atención por parte del Estado. La intención inicial fue abordar y visibilizar el problema en conjunto, bajo el lema La calle no es un lugar para vivir. En el momento de conformación, se valoró especialmente la posibilidad de trabajar en forma mancomunada y de articular acciones entre la sociedad civil y los organismos estatales, con una mirada inclusiva y que contemple la posibilidad de cambiar la situación de las personas que viven en la calle.

Son también parte de la red, la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), la Asociación Israelita – DAIA, Barrios de Pie, Facultad de Ciencias Económicas (UNER), Facultad Teresa de Ávila de la Universidad Católica Argentina (UCA), Facultad de HAyCS (UADER) y Ayuda Urbana de Villa Libertador San Martín.
Por la Defensoría del Pueblo estuvieron presentes en la última reunión del año, Horacio Gaitán, Director General de la institución, e Irina Chausovsky, Coordinadora del Centro de Mediación.

Irina Chausovsky y Horacio Gaitán participaron por la Defensoría del Pueblo.


Con información y fotos de la UCA

Cómo será la actividad de la Defensoría del Pueblo en los próximos días

La Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Paraná reprogramó la actividad para el próximo período de asueto y receso en la administración pública. La institución mantendrá la atención durante enero, de 8 a 11, y adherirá al asueto dispuesto entre el 23 y 31 de diciembre.
La disposición está contenida en una Resolución interna de fecha 20 de diciembre de 2019 y menciona el Decreto Nº 12, emitido por la Presidencia del Concejo Deliberante, mediante el cual se dispuso asueto e inhábil administrativo desde el 23 al 31 de diciembre de 2019 y receso administrativo a partir del 2 hasta el 31 de enero de 2020, inclusive.
Asimismo, la resolución interna prevé el funcionamiento de la Defensoría de Paraná durante enero con el fin de garantizar la atención a los vecinos, en el marco de lo dispuesto por la Ordenanza N° 8.391. La norma, por la que se instituyó en 2002 la figura de la Defensoría del Pueblo en Paraná, consigna que la actividad de la institución debe ser “continúa y permanente”.

Se sumaron 30 mediadores nuevos a los más de cien que trabajan en conflictos entre vecinos

El Registro de Mediadores Comunitarios Voluntarios para 2020 de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Paraná quedó conformado por 125 integrantes, más 14 en carácter de provisorios hasta que completen una etapa de capacitación exigida por la institución.
Como cada año, la nómina se renueva en noviembre cuando el Centro de Mediación Comunitaria de la institución realiza una convocatoria pública y abierta. En esta oportunidad, se anotaron 30 mediadores que por primera vez forman parte del Registro y 17 que volvieron a integrarlo luego de un período de ausencia. En tanto, 14 inscriptos permanecen en el listado en carácter provisorio hasta mayo, tiempo máximo en el que deberán cumplimentar el curso de actualización de 20 horas de duración con homologación del Ministerio de Justicia de la Nación, uno de los requisitos de la convocatoria. El resto de los integrantes renovaron su inscripción, tras cumplimentar las exigencias.
La mediación es un servicio que brinda la Defensoría del Pueblo de Paraná a la comunidad en forma gratuita, con el fin de promover la resolución pacífica y colaborativa de los conflictos comunitarios en base al encuentro y al diálogo. Y en esta tarea, el rol de los mediadores del Registro es fundamental. Su función es facilitar la posibilidad de conversación y entendimiento entre los vecinos, desempeñándose desde la imparcialidad. La mediación se trata de una instancia extra-judicial, voluntaria y confidencial.
Cabe recordar que el proceso de mediación se inicia de dos maneras: a partir del pedido espontáneo de uno de los involucrados en el conflicto (sea personalmente o por teléfono) y por derivaciones desde el ámbito judicial, expediente administrativo municipal o de otros organismos. Los interesados en obtener más información o, directamente, en expresar la voluntad de iniciar un proceso de mediación, pueden comunicarse al (0343) 4211029, a mediacionparana@hotmail.com o personalmente en Monte Caseros 161 de 8 a 13.

Aporte a la convivencia

Irina Chausovsky, Coordinadora del Centro de Mediación de la Defensoría, expresó que el Registro está conformado “por personas con formación en mediación que se inscriben voluntariamente para realizar esta tarea con enorme compromiso social”. Lo hacen ad honorem y en base a acciones solidarias hacia los vecinos de la ciudad, en el convencimiento de que se trata de un “aporte desde el diálogo a una convivencia más armónica y saludable, que permita salir de la confrontación y el litigio como variables privilegiadas para el manejo de los conflictos”.
El Registro de mediadores es una herramienta que fue creada cuando se puso en marcha el Centro de Mediación, en noviembre de 2003, pocos meses después de que empezara a andar la Defensoría del Pueblo de Paraná. Sus características de interdisciplinariedad –lo conforman personas con distintos oficios y profesiones- , del número de integrantes –siempre más de cien-, del desempeño ad honorem y las actividades de capacitación permanente a la que son convocados los mediadores, ubican a la modalidad en un lugar destacado en el ámbito nacional y en países vecinos.
Respecto del último punto -la capacitación- se realizó en diciembre el primer taller de reflexión brindado a los mediadores del Registro 2020.

Se realizó en diciembre el primer taller del Registro 2020.

Encuentro

El miércoles 11, se realizó el primer taller para la nueva nómina de mediadores. Rimar para mediar fue el título del encuentro que estuvo a cargo de Gabi Zonis, docente de teatro y rap, quien propone la música y la interpretación como herramientas para la comunicación y la expresión individual y colectiva.
La invitación tuvo una importante adhesión -participaron más de 70 mediadores- y fue también para dar la bienvenida a quienes se incorporaron por primera vez al Registro, informar sobre el funcionamiento del servicio de mediación y otras actividades de la institución, y realizar reconocimientos a los mediadores que permanecen desde hace muchos años, quienes participan y colaboran en actividades especiales, y generar un ámbito de confianza y camaradería entre todos los integrantes del Registro.
El encuentro se realizó en el Colegio de Martilleros, en calle Santa Fe 434, y en el inicio del taller se realizó el sorteo de conformación del Orden Orientativo del Registro. Para acceder al Registro 2020: http://www.defensoriaparana.gov.ar/centro-de-mediacion/registro-de-mediadores/
En el cierre de la reunión se hizo una despedida de año e intercambio de regalos entre los presentes.

IMÁGENES DE DISTINTOS MOMENTOS DEL TALLER

De qué se trata la Defensoría del Pueblo, cómo se presenta un reclamo en un informe interactivo

Cómo hacer un reclamo o pedir información, qué hace y qué es la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Paraná, sus objetivos, alcances y modalidad de trabajo son parte del siguiente informe con formato interactivo. El link es:

La Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Paraná quedó constituida en 2003 a través de la
ordenanza municipal 8391, sancionada el 30 de diciembre de 2002. Se trata de una institución
estatal no gubernamental, cuyo principal objetivo es la defensa de los derechos
fundamentales del ciudadano y la comunidad.
Entre las tareas de la Defensoría, sobresale la obligación de observar el cumplimiento de la
función de la administración municipal y la adecuada prestación de los servicios públicos a los
ciudadanos.
La atención de los vecinos, considerando especialmente a los sectores sociales más desprotegidos,
y la defensa y promoción de los derechos ciudadanos es un compromiso esencial de la institución,
principio que instrumenta en todas sus acciones. Ante las distintas realidades y problemáticas que
se presentan en la ciudad, la institución desempeña una función proactiva, emitiendo propuestas y
recomendaciones – instrumento mediante el que fija posición y propone se tomen determinadas
medidas- y generando espacios de encuentro y diálogo entre vecinos en la búsqueda de soluciones
y propuestas consensuadas.
Estos conceptos se vienen reiterando en los Informes Anuales que la Defensoría presenta al
Concejo Deliberante cada año, tal como lo establece la ordenanza 8391.

Cuándo se inicia la actuación de la institución
La institución interviene ante una vulneración a los derechos ciudadanos y en los actos, hechos y
omisiones derivados de funciones administrativas del Estado Municipal y sus agentes. También,
ante acciones u omisiones derivadas de organismos descentralizados, autárquicos, consorcios,
cooperativas; entidades estatales y no estatales que desarrollen actividades públicas.
Los reclamos pueden ser presentados en forma individual, por un ciudadano o de manera
colectiva, a través de organizaciones intermedias, entidades o instituciones. Lo pueden hacer por
varias vías: personal, telefónicamente, a través del correo electrónico.
El planteo es registrado en un documento -denominado actuación-, se codifica -de acuerdo al
derecho presuntamente vulnerado o negado-, y se deriva al área correspondiente, que analiza la
situación y busca una respuesta o solución al problema.
El camino administrativo termina con el archivo de la actuación.
Los pedidos de asesoramiento u orientación son una parte significativo del trabajo diario de la
institución. La Defensoría actúa, además, de oficio en temas y situaciones que afecten a vecinos o
barrios.

Cómo se realiza la tarea
El trabajo de la institución está organizado en vista de dos grandes objetivos: la atención y
resolución de los planteos de los vecinos y la difusión y promoción de los derechos humanos y de
su ejercicio por parte de los ciudadanos.
Los reclamos que llegan a la Defensoría son abordados desde lo cualitativo y cuantitativo. Para
elaborar la estadística y el análisis se cuenta con un sistema de clasificación de las presentaciones
por tema y grupo de derechos vulnerados. Es decir, cada actuación que se inicia en la Defensoría
es catalogada de acuerdo a un criterio de agrupamiento de los derechos en: Civiles y Políticos;
Económicos Sociales y Culturales y De Acceso a los Servicios Municipales. Se suma además el
ítem Solicitud de Asesoramiento y Consulta, debido a la cantidad de pedidos atendidos al
respecto.
Los principios que se han delineado desde los comienzos de la Institución, continúan presentes en
el trabajo de las áreas; a lo largo de estos años, se ha desarrollado una cultura de atención, una
especialización para la resolución de los reclamos, un compromiso con la institución y con los
ciudadanos y, fundamentalmente, una escucha activa. La responsabilidad es no burocratizar la
actividad, tanto en lo que hace al tiempo y a la respuesta, siendo la manera subjetiva en que se posicionan la institución para la resolución, el eje distintivo del accionar de la Defensoría.
Respecto al tratamiento de las actuaciones, operativamente, se prioriza la atención inmediata del
reclamo, consulta o queja.
Con la mayor celeridad posible, se hacen los contactos y trámites que sean pertinentes para cada
caso y se garantiza información permanente al ciudadano sobre el avance y estado de las
actuaciones realizadas.
Se sostiene la atención inmediata del vecino, el buen trato, el respeto por el tema que plantea, la
discreción y/o confidencialidad y la información al ciudadano, de lo que se tramita.
Las tareas de tratamiento y resolución de reclamos son desarrolladas por personal especializado en
diferentes disciplinas (economía y finanzas, legales, social, construcción e infraestructura) y de
acuerdo a cada especialidad, se organiza la atención de los reclamos y se coordinan esfuerzos
entre las distintas áreas con abordajes interdisciplinarios. Las especificidades profesionales del
personal posibilitan, además de la atención al ciudadano, la complementariedad y el trabajo de
equipo interdisciplinario para la resolución de temas complejos.

Asesoramiento y orientación
En oportunidades el vecino se presenta desconociendo el funcionamiento de las áreas del Estado Municipal y/o Provincial e, incluso, desconociendo la existencia de organismos de contralor en las diferentes áreas de servicios. A partir de estas situaciones, se informa y orienta al ciudadano en la realización de su gestión. Esta tarea involucra un importante espacio en el trabajo diario.
En todos los casos, se trata que el trámite administrativo sea iniciado por el ciudadano. La
Defensoría del Pueblo no obra como gestora, sino que actúa cuando la demora administrativa
vulnera derechos, es decir que, si el expediente no es atendido por las áreas específicas, o existen
situaciones de mora que afecten derechos, se da inicio a la actuación institucional, teniendo
siempre como norte la restitución de derechos vulnerados. Situaciones como esta han dado origen,
incluso, al desarchivo de expedientes, permitiendo reencauzar la problemática denunciada y
obtener -en muchos casos- resoluciones favorables.

Promoviendo ciudadanía
En cuanto a la tarea de promoción de derechos, pilar fundamental de la institución, la misión
primordial consiste en instrumentar acciones y programas tendientes a: difundir el sentido de la
Defensoría del Pueblo y su alcance; acercar la Institución a los vecinos; organizar actividades que
tiendan a la visibilización de temáticas vinculadas a derechos de colectivos en condiciones
particularmente vulnerantes (mujeres, niños, vejez, discapacidad); promover espacios e instancias
de acercamiento entre vecinos/organizaciones/instituciones y funcionarios, facilitando el acceso a
la información y a la resolución de demandas, entre los objetivos más sobresalientes.

La mediación
La Defensoría del Pueblo de Paraná cuenta entre sus áreas con el Centro de Mediación
Comunitaria. Funciona desde noviembre de 2003, realizando un trabajo intenso y creciente. La
mediación cumple un rol fundamental en la Defensoría, ya que propone generar espacios de
encuentro entre los ciudadanos afectados por un conflicto que altera la convivencia, apuntando al
fortalecimiento de los vínculos, así como a la promoción de la ciudadanía activa, que se hace
cargo de los asuntos que la preocupan. Se trata de un ámbito voluntario y confidencial donde los
protagonistas son los vecinos, quienes a través del diálogo, y acompañados por los mediadores,
logran comprenderse en sus necesidades y buscar soluciones consensuadas.
Se reciben conflictos tales como los ocasionados por filtraciones de humedad, ruidos molestos,
mascotas, árboles, medianería, inconvenientes generados por construcciones, uso de espacios
comunes, agresiones entre vecinos, etcétera.
Las reuniones de mediación son conducidas por mediadores voluntarios que integran el Registro
de Mediadores Comunitarios.

La Defensoría del Pueblo continúa con su trabajo habitual

La Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Paraná informa que el trabajo en la institución continúa al ritmo habitual, con la atención a los vecinos en las formas y horarios regulares.
Tras la finalización del mandato del Defensor Adjunto, Pablo Donadío, el martes 26 de noviembre pasado, y el fallido intento de elección de nuevos Defensores, la tarea quedó en manos enteramente del equipo de trabajo de la institución, conformado por empleados de carrera, que –como lo venían haciendo- atenderán personalmente consultas y recibirán reclamos de 7.30 a 13, de lunes a viernes, en Monte Caseros 159 y 161. Esta última dirección corresponde a la oficina del Centro de Mediación Comunitaria de la Defensoría. También, los vecinos podrán comunicarse telefónicamente en esos horarios y días a los números (0343) 4202322/4211050/0800 777 1112. Por mail a defensoriaparana@gmail.com o mediante el facebook Defensoría del Pueblo de Paraná. Las vías de contacto con el Centro de Mediación son: Tel: (0343) 421-1029 y mail a mediacionparana@hotmail.com.
La situación inédita, de acefalía de la institución, generada a partir de la falta de Defensor, implica limitaciones en el desempeño referido a la emisión de resoluciones y recomendaciones, instrumentos formales previstos para fijar posicionamiento en determinados temas; pero no afecta al normal desarrollo de la atención a los ciudadanos en cuestiones referidas a vulneración de derechos y reclamos ante incumplimientos por parte del Estado municipal.
Las consultas, quejas y reclamos son recibidas por el área de atención al ciudadano y luego, son atendidas por el personal que tiene a cargo la resolución de los casos, tal como sucede habitualmente.
Se recuerda que la Defensoría del Pueblo puede intervenir ante problemas e inquietudes respecto a: servicios públicos, tasas municipales, impuestos y tarifas; instituciones de salud; entidades bancarias; transporte público y tránsito; obras públicas; situación de discriminación; ocupación de la vía pública; contaminación ambiental, entre una gran variedad de temas. En tanto, a través del Centro de Mediación se atienden conflictos entre vecinos surgidos por divergencias en torno a, por ejemplo, medianeras, humedad en paredes linderas, ruidos molestos, pérdidas de desagües, situaciones de convivencia. El Centro de Mediación propone un espacio de encuentro entre los vecinos, acompañados por los mediadores, quienes crean el clima adecuado para que puedan dialogar sobre los temas que les preocupan, en un ámbito de respeto y comprensión mutua.
Cabe señalar que el mandato de Pablo Donadío, en la función de Defensor del Pueblo Adjunto, finalizó el 26 de noviembre pasado, día en que fracasó la elección de nuevos Defensores del Pueblo en sesión del Concejo Deliberante de la ciudad. Donadío estuvo a cargo de la institución desde el 30 de abril pasado, cuando el Defensor titular, Luis Garay, se acogió al beneficio jubilatorio. La Defensoría del Pueblo de Paraná empezó a funcionar en 2003 y desde entonces es la primera vez que la institución se queda sin Defensor.

Fracasó la elección y la Defensoría del Pueblo de Paraná queda acéfala

El Concejo Deliberante de la ciudad de Paraná no logró reunir los votos suficientes para elegir Defensor del Pueblo, Defensor del Pueblo Adjunto y Defensor de Derechos de las Personas Mayores, entre más de treinta postulantes. Ocurrió en la mañana de este martes, durante la última sesión ordinaria especial, realizada en la sede de la Sociedad Unión Árabe, y fue ante el vencimiento del mandato del actual Defensor Adjunto, Pablo Donadío, a cargo de la institución desde abril pasado, cuando el Defensor titular Luis Garay se acogió al beneficio jubilatorio. De esta manera, los tres cargos quedaron vacantes y la institución, por tratarse de un organismo unipersonal, sin conducción.
En consecuencia, se expresó desde la presidencia del Concejo que la responsabilidad de realizar una nueva convocatoria y elegir los Defensores será de la próxima gestión municipal.
La decisión fue comunicada por la titular del Concejo, Josefina Etienot, luego de que los bloques informaran –a través de una nota- que no habían alcanzado el consenso necesario (10 votos) en un cuarto intermedio extenso solicitado en medio de la sesión. Es “una situación extraordinaria, que es lamentable y triste”, dijo Etienot al informar respecto del fracaso de la elección.
Calificó de “inédita” la situación en que queda la Defensoría del Pueblo de Paraná debido a que, ante la imposibilidad de haber avanzado en las elecciones de los nuevos Defensores, tampoco hubo apoyo del Cuerpo la posibilidad de prórroga del mandato del actual Defensor del Pueblo Adjunto, Pablo Donadío, a través de una ordenanza. Al igual que la elección, Etienot afirmó que dicha ordenanza debía contar con, al menos, 10 votos del Cuerpo (dos tercios). Esa posibilidad –la de prorrogar el mandato de Donadío- “hubiera sido una alternativa hasta tanto se convoque a un nuevo concurso. Esto nos coloca en una situación inédita”, dijo Etienot.
Ante la acefalía, la titular del Cuerpo anunció que a través de la orgánica de la institución, se puede “nombrar a alguno de los empleados de mayor jerarquía para que quede a cargo de la función meramente administrativa, pero -advirtió- sin poder ejercer la función institucional que le compete a la Defensoría”.
Reiteró que “el concurso oportunamente convocado para cubrir los cargos ya terminó, está concluido, y será la próxima viceintendente, Andrea Zoff, quien deberá convocar a un nuevo concurso”, proponiendo que cada uno de los expedientes vinculados a las personas que se han postulado sean considerados válidos para la próxima instancia.
La voz de los postulantes
Treinta y tres expedientes con los postulantes formaron parte de la sesión de este martes. Tras la decisión del Cuerpo, los candidatos expresaron sorpresa, decepción y hubo interrogantes hacia los concejales respecto a las razones por las que no se pudo llegar a un consenso entre la variedad de perfiles y antecedentes presentes en un grupo de una treintena de candidatos. Nora López expresó que el fracaso de la elección era una posibilidad que ya venían viendo y pidió que se tengan en cuenta los expedientes de cada candidato para un futuro llamado, ya que fue «mucho el esfuerzo para poder presentarnos. Un trabajo muy elaborado, muchas horas de estudio, y presentar toda la documentación fue un desafío para muchos de nosotros». María Cecilia Pautaso dijo que «todos quedaron sorprendidos» por el resultado de la sesión. Y añadió: «Creo profundamente en el ejercicio democrático, en los acuerdos y en las disidencias y quienes se postularon también estimo que tienen aceitado ese ejercicio democrático de los 36 años que celebrarmos de democracia», por lo que expresó -dirigiéndose a los concejales- que «correspondería -y es el pedido- que nos expliquen si ninguno de los postulantes reunimos las condiciones que udstedes consideran para Defensor del Pueblo, Adjunto, y de Adulto Mayores». Seguidamente, reamcarcó la necesidad de los postulantes de saber las razones por las que no se logró el consenso necesario y, en su caso, señaló que se postuló con el aval de 3500 ciudadanos y que esas personas se merecen conocer el porqué de la imposibilidad de los ediles de alcanzar acuerdos. Y, por último, apeló al derecho a la información para fundamentar el pedido de explicaciones.
Ligia Natalí Blanco, una de las postulantes, lamentó que “no se haya podido llegar a un consenso”, entendiendo que “así es el juego de la democracia”. Claudio Altamirano dijo que sentía “un sabor amargo, ya que el que se queda sin Defensor del Pueblo es el ciudadano de Paraná”, requiriendo de los concejales que “manifiesten por qué no pudieron ponerse de acuerdo”. Miguel Ángel León expresó: “En el juego de la democracia uno debe aceptar lo que se decidió en este ámbito, hay decepción frente a la indefinición del cuerpo legislativo”. Agregó que le costaba entender que “entre los 27 postulantes que quedaron para Defensor del Pueblo y Adjunto, más los ocho que se presentaron para Defensor de los Derechos de los Adultos Mayores, no se haya podido elegir ninguno”, sosteniendo que “pareciera que hay otra evaluación, que no tiene nada que ver con las capacidades de cada uno de nosotros”.
Seguidamente, Julio Javier Soñez afirmó: “Más allá de los consensos o no, la lucha continúa, no nos tomamos vacaciones, ni vamos a esperar que la próxima gestión decida ocupar estos cargos”. “Personalmente he venido luchando desde distintas organizaciones sociales y políticas, junto a mis compañeros de la “Asamblea Ciudadana” y de los “Irrompibles”, y he aprendido que la lucha no termina, y apelo a la consciencia de todos los que estamos acá, especialmente a los concejales, para que esta experiencia les sirva de aprendizaje para saber que los consensos tienen que empezar por uno mismo, no por los demás”, reflexionó.

Momentos de la sesión, en la que fracasó la elección de Defensores.

“Es un caso inédito e inaudito”, dijo el Defensor Donadío

El Defensor Donadío hizo uso de la palabra,

A continuación, solicitó la palabra el Defensor del Pueblo Adjunto, Pablo Donadío, a cargo de la Defensoría desde abril pasado, luego de que Luis Garay –quien fue hasta esa fecha Defensor titular- al beneficio de la jubilación.
“Es un caso inédito e inaudito lo que está ocurriendo, lo entiendo desde el punto de vista político, porque sabíamos que ante la proximidad del recambio institucional esto podía ocurrir, es decir que las cuestiones partidarias manchasen de alguna forma la elección de un Defensor de los ciudadanos. Ustedes dirán que no, pero esto es lo que la ciudadanía ve”, dijo Donadío. A renglón seguido, afirmó: “Permítanme expresarme porque yo también provengo del campo político, es decir que no soy un improvisado que está parado acá adelante, sin conocer de qué se trata el paño”.
“Olvidémonos de que soy candidato a Defensor del Pueblo (Donadío se había postulado para ser Defensor titular), porque no es un tema que me preocupa en lo personal, pero sí en lo institucional, es una responsabilidad de este Concejo Deliberante definir cuál es la situación de la Defensoría del Pueblo”, añadió.
Donadío estimó que “quien está al frente de la Defensoría debería continuar hasta tanto el próximo Concejo Deliberante elija, porque se trata de un organismo que es unipersonal, no hay ninguna otra persona que lo pueda reemplazar”.
“La Defensoría del Pueblo es el Defensor, ahora, si no quisieran darme la prórroga por alguna cuestión personal que ustedes sabrán, la Defensoría del Pueblo tiene una orgánica que está determinada, hay un Director General, una Directora de Protección de Derechos Ciudadanos, jefes de Departamentos, jefes de Sección creados para este fin. Entonces me parece que hay una lógica”, opinó en respuesta al planteo de la presidente del Cuerpo, quien había esbozado algunos posibles criterios para decidir la asignación de responsabilidades en este nuevo período.
La alternativa de prórroga del mandato tiene un antecedente en la historia de la Defensoría de Paraná, pues en 2008 se dio una situación parecida: ese año finalizó el mandato de Martha Benedetto -primera Defensora del Pueblo Adjunta, electa junto con Jorge Kerz, en 2003- y ante el fracaso de una convocatoria realizada en 2006, le fue prorrogado el cargo mediante la ordenanza 8771 hasta fines de 2009, cuando fueron designados los nuevos Defensores Luis Garay (titular) y Pablo Donadío (Adjunto). Cabe recordar, que Benedetto quedó a cargo de la institución en 2005, cuando Kerz renunció para ocupar funciones en el gobierno provincial.

Respuesta de los ediles

En respuesta a las inquietudes planteadas por algunos de los concursantes, representantes de los distintos bloques coincidieron en destacar que la decisión adoptada por el Cuerpo de ninguna manera implicaba poner en tela de juicio la capacidad de los postulantes, destacando la calidad y el estudio puestos de manifiesto en cada una de las propuestas elevadas y la solvencia demostrada por estos al momento de responder a las preguntas de los legisladores.
Resaltaron que en democracia las cuestiones sometidas a consideración de un Cuerpo legislativo se resuelven a través del voto y que “en esta ocasión lamentablemente no se alcanzaron los consensos requeridos legalmente”.

Inicio e historia
En Paraná se instituyó la Defensoría del Pueblo y, bajo su órbita, un Centro de Mediación Comunitario, por ordenanza 8.391, sancionada el 30 de diciembre de 2002 y en vigencia desde el 12 de marzo de 2003 (fecha de promulgación). En junio de ese año se realizó el concurso de oposición y antecedentes que consagró a Jorge Kerz como Defensor titular y a Martha Benedetto como Defensora adjunta.
En junio de 2005, Kerz presentó la renuncia a su cargo –la dimisión fue aceptada por el Concejo Deliberante el 28/06/05 mediante Decreto Nº 592-. A partir de esa fecha, la Defensora adjunta, Martha Benedetto, dirigió la institución hasta el 2 de diciembre de 2009, cuando asumieron los nuevos Defensores electos Luis Garay (titular) y Pablo Donadío (adjunto). El mandato es por cinco años, es decir hasta 2014.
En noviembre de 2014, los Defensores Luis Garay y Pablo Donadío fueron reelectos como titular y adjunto, respectivamente, por el Concejo Deliberante por otro período de cinco años. La posibilidad de reelección está prevista por la ordenanza 8.391. Luis Garay dejó el cargo el 30 de abril de 2019, tras acogerse al beneficio de la jubilación, y Pablo Donadío continúo a cargo de la institución hasta noviembre.

Fuente y fotos: HCD Paraná.

Se anotaron 137 aspirantes a integrar el Registro de Mediadores Voluntarios

El Registro de Mediadores Comunitarios Voluntarios de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Paraná se renueva cada año, en noviembre, cuando la institución convoca a inscripción de postulantes. En esta oportunidad, el Centro de Mediación Comunitaria de la institución realizó el llamado entre el 11 y el 15 de este mes y respondieron 137 mediadores, interesados en ser parte de la nómina para 2020. De ese número, quedaron efectivamente registrados 117 y 20, en carácter provisorio hasta que completen requisitos exigidos para la inscripción.

Integran el Registro personas con distintos oficios, profesiones y áreas del conocimiento, lo que otorga un rasgo de interdisciplinariedad que sumado a la continuidad de la dedicación, la cantidad de integrantes y las actividades de capacitación permanente a la que son convocados, ubica a la modalidad en un lugar destacado en el ámbito nacional y en países vecinos.

Así, vienen siendo parte del Registro –desde su inicio, hace 16 años-psicólogos, martilleros, ingenieros, abogados, contadores públicos, arquitectos, docentes, entre otras profesiones.

Se trata de un grupo heterogéneo, unido en la convicción de que los conflictos interpersonales y comunitarios pueden tratarse y resolverse de manera pacífica, en un marco de diálogo y respeto mutuo.

El trabajo de los mediadores en la Defensoría del Pueblo es ad honorem, por lo que requiere un fuerte compromiso social con la ciudadanía de Paraná, y exige una actualización permanente de prácticas y contenidos. Por ello, la institución brinda talleres de reflexión trimestrales, reuniones mensuales de intercambio de experiencias y un curso de actualización anual a cargo de especialistas con reconocimiento nacional e internacional.

El servicio de mediación es brindado por la Defensoría del Pueblo de forma gratuita a los vecinos de la ciudad. Se trata de un proceso voluntario, participativo y confidencial, ámbito en el que los ciudadanos pueden hallar instancias de encuentro, acuerdo y solución a los problemas o diferencias que afectan la convivencia cotidiana.

Cómo pedir una mediación

El proceso de mediación se inicia de dos maneras: a partir del pedido espontáneo de uno de los involucrados en el conflicto (sea personalmente o por teléfono) y por derivaciones desde el ámbito judicial, expediente administrativo municipal o de otros organismos. Los interesados en obtener más información o, directamente, en expresar la voluntad de iniciar un proceso de mediación, pueden comunicarse al (0343) 4211029 o a mediacionparana@hotmail.com o personalmente en Monte Caseros 161 de 8 a 13.

La labor del Centro de Mediación se ha consolidado en el tiempo y es creciente. Más de 500 casos se atendieron en el último año (el detalle figura en el informe anual de la Defensoría del Pueblo presentado recientemente ante el Concejo Deliberante https://drive.google.com/open?id=1eJ81izMt4INhQgsngPsIxU6dQXgjLsxM).

Ante el trabajo, los integrantes del Registro son convocados en parejas de co-mediación, que guían los encuentros entre vecinos
Los temas planteados en los pedidos de mediación son variados. En el último año, los casos preponderantes –de acuerdo a la cantidad de solicitudes de mediación- corresponden a: planteos de convivencia, relacionados de modo general al encuentro –y desencuentro- entre vecinos. Este grupo contiene solicitudes que involucran relaciones familiares y casos de agresiones físicas o verbales. Le siguen los ruidos molestos, ítem que contempla quejas por el volumen de la música, el desplazamiento de muebles en departamentos en horas de descanso, funcionamiento de talleres mecánicos, salones de fiestas, entre otras, y las cuestiones referidas a problemas de humedad y/o desagües. Seguidamente, se ubican los reclamos por mascotas (mordeduras, ataques, suciedad, ladridos constantes u otros inconvenientes ocasionados mayormente por perros) y los conflictos relacionados al uso de espacios comunes y medianería. Como en otros períodos, se mantienen los pedidos de mediación por las molestias generadas por obras de construcción, entre una amplia gama de temas que llega a diario a la Defensoría del Pueblo por distintas vías. También puede ser personalmente, en Monte Caseros 159, por teléfono: al 420-2322/
0800 777 1112, por mail a defensoriaparana@gmail.com o a través del facebook Defensoría del Pueblo de Paraná.

Page 4 of 77« First...«234567»102030...Last »

Contacto

DEFENSORÍA DEL PUEBLO
de la ciudad de Paraná
Monte Caseros 159
CP E3100ACC - Paraná, E. Ríos
Tel: (0343) 420-2322
0800 777 1112
defensoriaparana@gmail.com
Facebook Defensoría del Pueblo de Paraná

CENTRO DE MEDIACIÓN
Monte Caseros 161
CP E3100ACC - Paraná, E. Ríos
Tel: (0343) 421-1029
mediacionparana@hotmail.com

Delegación Defensoría del Pueblo de la Nación:
paranadpn@gmail.com

.........................................................................................................................

Cómo se brinda la atención

Cómo se brinda la atención