La Defensoría participó de una clase pública en reclamo de la concreción de obras en la Escuela Normal

Estudiantes y profesores participaron de la clase (foto El Diario).

29/06/11

La Defensoría del Pueblo de Paraná participó hoy de una clase pública, organizada por estudiantes del secundario de la Escuela Normal Superior José María Torres, en reclamo de la concreción de obras en el edificio del establecimiento que garanticen el acceso a personas con discapacidades motrices.  

La clase se realizó por la mañana en la Plaza 1º de Mayo con la presencia de alumnos, profesores, padres, integrantes de organizaciones sociales y vecinos que se acercaron a la reunión.

Pablo Donadío, Defensor del Pueblo adjunto, fue uno de los oradores, junto a representantes del Centro de Estudiantes de la Escuela Normal, de la Agrupación HIJOS (Hijos e Hijas por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio), del Colegio de Maestros Mayores de Obras y del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi).

El defensor Donadío se expidió para que en el corto plazo se ejecuten las modificaciones en la estructura que posibiliten el ingreso y la permanencia de ciudadanos con problemas físicos en el edificio de calle Corrientes y Urquiza. Lo hizo después de destacar la tendencia de la “patrimonialización” de la ciudad, del gran valor histórico que encierra la casa de la Escuela Normal -el edificio fue declarado Monumento Histórico Nacional- y de citar, a modo de contraste, la solicitud planteada por padres en 2010 ante la Defensoría para que se modifique la estructura en aquellos aspectos que constituyen trabas arquitectónicas para alumnos con dificultades de movilidad.  

“La patrimonialización del edificio no puede ser un obstáculo para el normal desenvolvimiento de quienes transitan y ocupan estos espacios”, afirmó el defensor adjunto, tras expresar que la estructura de la escuela “fue pensada para el siglo XIX, cuando el tema de la discapacidad estaba marcado por el fenómeno  denominado invisibilidad”. Al definir este último concepto, dijo que por entonces primaba la siguiente tendencia: aquellas personas con alguna incapacidad estaban prácticamente al margen de la vida social. Luego, en el siglo XX  la situación cambió, al repensarse el tema de los derechos humanos; y en el siglo XXI, con un mundo estrechamente interrelacionado, se impone la necesidad y el derecho de que  todos “los sujetos sociales estén en un plano de igualdad”, ilustró.

Seguidamente, citó una parte de un trabajo sobre Derechos Humanos y Discapacidad de Naciones Unidas. “La igualdad de oportunidades supone hacer frente a la exclusión estructural en esferas como los transportes, los equipamientos públicos, los servicios públicos y las comunicaciones. No cabe concebir un cambio verdadero al menos que los procesos sociales y económicos de la sociedad civil se estructuren de forma más integradora y se abran a las personas con discapacidad sobre una base de auténtica igualdad. Esos cambios necesariamente llevan su tiempo pero lo principal es iniciar un proceso irreversible de cambio estructural con objetivos y calendarios claros”.

Por último, reafirmó el apoyo y acompañamiento por parte de la Defensoría del pedido para que se adapte la estructura de la institución que vienen realizando los estudiantes, los padres y los directivos de la Escuela.

Reconocidos especialistas en mediación brindaron capacitación ante un nutrido auditorio

25/06/11

Los abogados Francisco Diez y Alejandro Nató, dos de los más importantes mediadores a nivel nacional y de trayectoria, experiencia y reconocimiento en el ámbito internacional, visitaron la ciudad, invitados por el Centro de Mediación de la Defensoría del Pueblo de Paraná.

Los especialistas llegaron para dictar el curso de capacitación anual Abordaje de conflictos complejos en el ámbito comunitario, al que asistió un centenar de mediadores, integrantes del registro del Centro de Mediación. Dicho nómina está conformada por 140 mediadores, todos profesionales que brindan su tiempo y experiencia ad honorem en los conflictos de convivencia entre vecinos.

“Queremos pasar de la cultura de la competencia a la cultura de la colaboración”, dijo Alejandro Nató, al referirse al espíritu de la mediación. 

 

Un espacio

“La mediación abre un espacio que no existía”, porque antes cuando las partes en conflicto no podían resolver la confrontación, “lo único que (quedaba) era ir a la Justicia”. En cambio ahora “la mediación abre un espacio adicional, genera su propio espacio, que se está profesionalizando cada vez más”, afirmó Diez, en declaraciones periodísticas.

Seguidamente, Nató contó que ambos tienen “muchos años de experiencia. Los dos desde muy jóvenes trabajamos en conflictos, primero en la vida, por ser dirigentes estudiantiles y sindicales. Luego, a partir del cambio de paradigma de trabajar para colaborar en los conflictos, hemos abrazado esta causa”, aseguró.

Remarcó que comenzaron en esta tarea con el objetivo de “brindar herramientas de solución de conflictos de modo útil, ágil, a través de la mediación, con una concepción de la cultura de la paz y un enfoque ideológico para los conflictos sociales”. Tras comentar que fueron convocados por la Defensoría del Pueblo de la ciudad para dictar un curso, Nató se refirió a los problemas vecinales: “A estos conflictos se les llama de menor cuantía, y para los vecinos no lo son. Son importantes, complejos, se llega a la violencia, los golpes y hasta la muerte por este tipo de conflicto”.

 

 “El diálogo no es suficiente”

 Francisco Diez sostuvo en declaraciones APF que “el diálogo por sí solo habitualmente no es suficiente. A veces se transforma en pelea. Entonces el mediador tiene que tener herramientas que le permitan ayudar a cada una de las partes en conflicto, para manejar su manera de mirar la situación y poder encontrar formas de aceptar la manera de mirar la situación que el otro tiene, y así encontrar territorios en común para hacer acto la convivencia”. En ese sentido, indicó que «la mediación abre un espacio que no existía» y que antes, la opción era recurrir a la justicia.

Aseguró por último que junto a Nató trabajan “para que este campo (el de la mediación) quede instalado en la comunidad”.

El titular de la Defensoría del Pueblo, Luis Garay, acotó luego que en la ciudad existen 140 mediadores, que prestan su servicio ad honorem en el Centro de Mediación, el cual trabaja “desde hace 8 años, desde que se creó la Defensoría”.

Comentó en declaraciones a APF que los conflictos más comunes en Paraná tienen que ver con “problemas de medianera, de humedad, ruidos molestos, los perros”.

 

 

 

 

 

Antecedentes.

Francisco Diez es mediador y negociador internacional, consultor independiente y capacitador. Comenzó trabajando en el Proyecto Piloto de Mediación del Ministerio de Justicia de la Nación (1992) en conflictos interpersonales, familiares, comerciales y judiciales, y siguió luego desempeñándose en temas de ocupación de tierras, límites entre Municipios vecinos, en la fusión de culturas empresarias diferentes, en negociaciones entre legislaturas y ejecutivos y en conflictos societarios en empresas familiares y Pymes.  Ha trabajado como experto de Naciones Unidas y del Centro Carter, con Ministros, Presidentes, empresarios y líderes políticos y sociales en las situaciones más diversas y conflictivas a lo largo de su carrera profesional y junto a los máximos expertos a nivel mundial en manejo de conflictos y gestión del cambio, consigna parte de su currículum.  Entre 2002 y 2004 fue facilitador, junto con el Secretario General de la OEA, César Gaviria, en la Mesa de Negociación y Acuerdos entre el Gobierno y la oposición en Venezuela

 

 

Alejandro Nató es mediador, especialista en conflictos públicos y docente universitario. Fue Coordinador General de los Programas Sociales del Ministerio de Justicia de la Nación. (Mediación Comunitaria y Centros de Asistencia Jurídica y Asistencia a la Víctima (1994/97),  Defensor del Pueblo adjunto de la ciudad de Buenos Aires (l998/2002) y Defensor titular en 2003. Es docente en la UBA y de los Postgrados de  Gestión y Manejo de Conflictos de la UMSA (Bolivia), Universidad Complutense de Madrid y miembro del Consejo académico de FUNIBER-Universidad de León (España). Ha sido docente invitado de maestrías, posgrados de mediación y resolución de conflictos, conferencias y congresos en Italia, Portugal, España, México, Puerto Rico, Paraguay, Brasil, Chile, Bolivia, Guatemala y Perú. Además ha ejercido la docencia en ámbitos informales en capacitación y formación de líderes (indígenas, campesinos, movimientos sociales, juventudes políticas, etc) en temas de mediación y gestión/transformación de conflictos sociales, temas sociales en general y derechos humanos en particular. Ha promovido y difundido la mediación en casi todas las provincias argentinas. Su última labor se relaciona con los conflictos de tierras en Bolivia.

Ambos son socios fundadores de la Fundación Mediadores en Red y miembros de la Red de Diálogo Democrático de Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Reconocidos especialistas en mediación brindaron capacitación ante un nutrido auditorio

25/06/11

Los abogados Francisco Diez y Alejandro Nató, dos de los más importantes mediadores a nivel nacional y de trayectoria, experiencia y reconocimiento en el ámbito internacional, visitaron la ciudad, invitados por el Centro de Mediación de la Defensoría del Pueblo de Paraná.

Los especialistas llegaron para dictar el curso de capacitación anual Abordaje de conflictos complejos en el ámbito comunitario, al que asistió un centenar de mediadores, integrantes del registro del Centro de Mediación. Dicho nómina está conformada por 140 mediadores, todos profesionales que brindan su tiempo y experiencia ad honorem en los conflictos de convivencia entre vecinos.

“Queremos pasar de la cultura de la competencia a la cultura de la colaboración”, dijo Alejandro Nató, al referirse al espíritu de la mediación. 

 

Un espacio

“La mediación abre un espacio que no existía”, porque antes cuando las partes en conflicto no podían resolver la confrontación, “lo único que (quedaba) era ir a la Justicia”. En cambio ahora “la mediación abre un espacio adicional, genera su propio espacio, que se está profesionalizando cada vez más”, afirmó Diez, en declaraciones periodísticas.

Seguidamente, Nató contó que ambos tienen “muchos años de experiencia. Los dos desde muy jóvenes trabajamos en conflictos, primero en la vida, por ser dirigentes estudiantiles y sindicales. Luego, a partir del cambio de paradigma de trabajar para colaborar en los conflictos, hemos abrazado esta causa”, aseguró.

Remarcó que comenzaron en esta tarea con el objetivo de “brindar herramientas de solución de conflictos de modo útil, ágil, a través de la mediación, con una concepción de la cultura de la paz y un enfoque ideológico para los conflictos sociales”. Tras comentar que fueron convocados por la Defensoría del Pueblo de la ciudad para dictar un curso, Nató se refirió a los problemas vecinales: “A estos conflictos se les llama de menor cuantía, y para los vecinos no lo son. Son importantes, complejos, se llega a la violencia, los golpes y hasta la muerte por este tipo de conflicto”.

 “El diálogo no es suficiente”

 Francisco Diez sostuvo en declaraciones APF que “el diálogo por sí solo habitualmente no es suficiente. A veces se transforma en pelea. Entonces el mediador tiene que tener herramientas que le permitan ayudar a cada una de las partes en conflicto, para manejar su manera de mirar la situación y poder encontrar formas de aceptar la manera de mirar la situación que el otro tiene, y así encontrar territorios en común para hacer acto la convivencia”. En ese sentido, indicó que «la mediación abre un espacio que no existía» y que antes, la opción era recurrir a la justicia.

Aseguró por último que junto a Nató trabajan “para que este campo (el de la mediación) quede instalado en la comunidad”.

El titular de la Defensoría del Pueblo, Luis Garay, acotó luego que en la ciudad existen 140 mediadores, que prestan su servicio ad honorem en el Centro de Mediación, el cual trabaja “desde hace 8 años, desde que se creó la Defensoría”.

Comentó en declaraciones a APF que los conflictos más comunes en Paraná tienen que ver con “problemas de medianera, de humedad, ruidos molestos, los perros”.

Antecedentes.

Francisco Diez es mediador y negociador internacional, consultor independiente y capacitador. Comenzó trabajando en el Proyecto Piloto de Mediación del Ministerio de Justicia de la Nación (1992) en conflictos interpersonales, familiares, comerciales y judiciales, y siguió luego desempeñándose en temas de ocupación de tierras, límites entre Municipios vecinos, en la fusión de culturas empresarias diferentes, en negociaciones entre legislaturas y ejecutivos y en conflictos societarios en empresas familiares y Pymes.  Ha trabajado como experto de Naciones Unidas y del Centro Carter, con Ministros, Presidentes, empresarios y líderes políticos y sociales en las situaciones más diversas y conflictivas a lo largo de su carrera profesional y junto a los máximos expertos a nivel mundial en manejo de conflictos y gestión del cambio, consigna parte de su currículum.  Entre 2002 y 2004 fue facilitador, junto con el Secretario General de la OEA, César Gaviria, en la Mesa de Negociación y Acuerdos entre el Gobierno y la oposición en Venezuela

 

 

Alejandro Nató es mediador, especialista en conflictos públicos y docente universitario. Fue Coordinador General de los Programas Sociales del Ministerio de Justicia de la Nación. (Mediación Comunitaria y Centros de Asistencia Jurídica y Asistencia a la Víctima (1994/97),  Defensor del Pueblo adjunto de la ciudad de Buenos Aires (l998/2002) y Defensor titular en 2003. Es docente en la UBA y de los Postgrados de  Gestión y Manejo de Conflictos de la UMSA (Bolivia), Universidad Complutense de Madrid y miembro del Consejo académico de FUNIBER-Universidad de León (España). Ha sido docente invitado de maestrías, posgrados de mediación y resolución de conflictos, conferencias y congresos en Italia, Portugal, España, México, Puerto Rico, Paraguay, Brasil, Chile, Bolivia, Guatemala y Perú. Además ha ejercido la docencia en ámbitos informales en capacitación y formación de líderes (indígenas, campesinos, movimientos sociales, juventudes políticas, etc) en temas de mediación y gestión/transformación de conflictos sociales, temas sociales en general y derechos humanos en particular. Ha promovido y difundido la mediación en casi todas las provincias argentinas. Su última labor se relaciona con los conflictos de tierras en Bolivia.

Ambos son socios fundadores de la Fundación Mediadores en Red y miembros de la Red de Diálogo Democrático de Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

DNI:La Defensoría se expidió ante la falta de aceptación de la tarjeta en oficinas municipales

 

La Defensoría del Pueblo de Paraná emitió una recomendación referida al uso y a  la falta de aceptación, por parte de oficinas públicas municipales, del nuevo Documento Nacional de Identidad (DNI) en la versión tarjeta.

La intervención de la Defensoría se originó a partir de la presentación de un vecino, que no pudo tramitar la renovación del carné de conducir con la tarjeta debido a que se le exigió -como único documento válido para hacer la gestión- el DNI libreta.

Ante el caso, la institución argumentó que el nuevo DNI en tarjeta contiene “la extracción exacta de los datos de identificación del documento en formato libreta”, por lo que “podrá ser utilizado para la realización de todos los actos públicos y privados, tales como trámites bancarios, migratorios, gestiones administrativas ante entes municipales, provinciales o nacionales, ante entidades financieras, comerciales, de la seguridad social, etc”.

La tarjeta es considerada “a todos los efectos Documento Nacional de Identidad”, salvo para votar, que se requiere  la versión papel. Así, se remarca en la recomendación, que la única restricción del uso del DNI tarjeta es a los fines del ejercicio del sufragio.  

La recomendación es la Nº 3 en lo que va del año y sus consideraciones están basadas en la ley nacional 17.671 y en la Resolución 1800/2009 de la Dirección Nacional del Registro de las Personas.

Por la disposición, el Defensor del Pueblo, Luis Garay, recomendó “al presidente municipal de la ciudad de Paraná instruya al Director de Tránsito y a todos los agentes municipales que modifiquen el criterio restrictivo en relación al uso del nuevo DNI soporte tarjeta para los trámites a realizarse en el ámbito municipal, por ser un documento válido para la identificación de personas de conformidad a la Ley 17.671 y Resolución Nº 1800/2009 de la Dirección Nacional del Registro Nacional de las Personas”.

Visita del Defensor del Pueblo de la provincia de Buenos Aires

Bonicatto, junto a los defensores de Paraná, en una nota en El Diario.

 02/06/11
El Defensor del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires, Dr. Carlos Bonicatto, llegó a la ciudad en una visita a la Defensoría del Pueblo de Paraná. La intención del viaje fue conocer de cerca el trabajo de la institución local, intercambiar experiencias y opiniones con los defensores paranaenses Luis Garay (titular) y Pablo Donadío (adjunto) y firmar un convenio de cooperación y ayuda mediante el que las instituciones se comprometen, entre otras cosas, a brindarse capacitación mutua. La rúbrica del acuerdo se concretó el jueves 2 de junio, a las 10.30, en la sede de la Defensoría, en calle Monte Caseros 159. 
En el convenio -que se plantea como marco general para encarar proyectos específicos- las instituciones coinciden en la necesidad de “promover el desarrollo de la investigación, la capacitación y la extensión como también la realización de estudios, pasantías y en general toda actividad que tienda a la formación, perfeccionamiento y especialización de agentes y profesionales de ambas Defensorías”. Esa  tarea se plantea a través de una “complementación entre las partes, asegurando el máximo aprovechamiento de los recursos humanos, infraestructura e equipamiento”, consigna el texto del convenio, basado en los objetivos previstos en el Estatuto de la Asociación Civil de Defensores del Pueblo de la República Argentina (Adpra).    
El miércoles, el defensor Bonicatto, junto a sus pares de Paraná, fue recibido por autoridades del Departamento Ejecutivo municipal y del Concejo Deliberante; y por la tarde, dialogó con personal de la Defensoría de Paraná y seguió un proceso de mediación.
La Defensoría de la Provincia de Buenos Aires es nueva en la función: hace un año que se instituyó. La creación de la figura data de 1994, con la reforma de la Constitución, pero en diciembre de 2009 se eligió el Defensor (Bonicatto) y en febrero de 2010 tomó posesión del cargo al concluir su mandato como diputado provincial por el Frente por la Victoria.
Bonicatto es abogado, graduado en 1973 de la Facultad de Ciencias Sociales y Jurídicos de la Universidad Nacional de La Plata. Los primeros años ejerció la profesión, ocupó cargos públicos y fue integrante del Consejo de la Magistratura desde su conformación, en el año 1997. Entre 1993 a 2005 fue Diputado Provincial del Partido Justicialista de la Provincia de Buenos Aires; y entre 2005 hasta 2009 Diputado Provincial del Bloque Frente Para La Victoria. Desde el 10 de diciembre de 2005 hasta principios de diciembre de 2007, fue Vicepresidente de la Honorable Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires, consigna parte de su currículum.

El rol de las Defensorías del Pueblo y los reclamos más reiterados fueron tema de debate

 21/05/11

El Defensor Donadío participó de un seminario en La Plata.El 19 y 20 de mayo se realizó en la ciudad de La Plata el Seminario Internacional El Defensor del Pueblo. Un instrumento para afianzar el derecho y la democracia. Bicentenario de una esperanzada idea de justicia. Participaron representantes de instituciones de países europeos, latinoamericanos y de distintos puntos de Argentina. Por la Defensoría del Pueblo de Paraná, estuvo el defensor adjunto Pablo Donadío.

El encuentro, organizado por la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires y por el Instituto Latinoamericano del Ombudsman (ILO), fue para analizar y debatir el rol actual de las Defensorías en el mundo, los reclamos más reiterados   y los derechos con mayor índice de vulneración. Al respecto, Donadío dijo que, a modo de conclusión, se convino en que el accionar de un defensor no debe limitarse sólo al encuadre legal de cada situación, sino sobrepasarlo si se trata de preservar el derecho de los ciudadanos. Es que –según explicó el defensor- se plantean casos para los que –por ejemplo- no hay legislación o resulta acotada o extemporánea.

En las jornadas, el defensor Donadío tuvo además la oportunidad de intercambiar experiencias con representantes de distintas instituciones. Entre ellos, mencionó el caso del doctor Iñigo Lamarca Iturbe, Defensor del País Vasco, quien expuso desde la particularidad geopolítica de esa región española. Desde ese ángulo, justamente “llama la atención el modo cómo encaran el trabajo”, apuntó el defensor paranaense.

Seguidamente conversó también con el doctor Alvaro Garcé, Comisionado Parlamentario de la República Oriental del Uruguay -quien se ocupa de la defensa de los derechos de las personas privadas de la libertad- y con el doctor Leoncio Lara Saenz, Defensor de los Derechos Universitarios de la Universidad Autónoma de Méjico.

Tuvieron un lugar en la agenda de expositores docentes universitarios argentinos, latinoamericanos y europeos, todos con fuerte vocación en la defensa de los derechos humanos.

Participaron del seminario los doctores Carlos Bonicatto, Defensor del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires, el Defensor del Pueblo de la Ciudad de Neuquén y presidente de la Asociación de Defensores del Pueblo de la República Argentina (Adpra), Licenciado Juan José Dutto, y el doctor Carlos Constenla, presidente del Instituto Latinoamericano del Ombudsman (ILO). Entre los visitantes extranjeros, estuvieron los profesores Giovanni Lobrano de la Universidad de Sassari (Italia), Rubens Lyra de la Universidad Federal de Paraíba de Joao Pessoa y Universidad Potiguar de Natal (Brasil) y Rolando Villena Villegas, Defensor del Pueblo del Estado Plurinacional de Bolivia, entre otros.  

Destacan la necesidad de instalar el uso del bastón verde en la ciudad

18/05/11


Mañana se realizará la tercera reunión de representantes de instituciones y entidades de la ciudad con el fin de continuar definiendo en forma conjunta acciones de promoción y difusión del uso del bastón verde por parte de personas con baja visión. El encuentro será en la Agencia Municipal de la Mujer y la Juventud, en  Andrés Pazos 35, a partir de las 12.

Desde 2002 hay una ley nacional que prevé la utilización del instrumento por parte de ciudadanos con problemas ópticos severos. Las obras sociales, los seguros de salud o el Estado -si es que la persona carece de cobertura social-, deben garantizar la provisión, consigna la norma. Pero ante la falta de  conocimiento de esa ley, la Defensoría del Pueblo de Paraná –en consonancia con sus pares de la Región Centro- tomó el tema y lanzó una convocatoria amplia a organizaciones intermedias, instituciones y áreas del Estado para trabajar mancomunadamente en la promoción.

Entre las instituciones que participan activamente de la propuesta de promover el uso del bastón, está la Escuela Especial Nº 1 Helen Keller para Ciegos y Disminuidos visuales de Paraná. Belkis Fernández y Patricia Batistutti, profesoras de discapacitados visuales, se refirieron a la importancia de impulsar la utilización del bastón, pues dijeron que se trata de un “recurso utilizado por las personas con baja visión” que “colabora con su seguridad y le otorga independencia”.

Aclararon que dentro de la población con discapacidad visual, hay quienes poseen “un resto visual”. Para esa franja fue creado el bastón verde, que justamente con el color diferencia a ese grupo del que no ve nada, que usa el blanco. Las docentes precisaron que “no todas las personas con baja visión ven de la misma manera, por ello necesitan de diferentes adaptaciones del ambiente”. Es que “hay quienes ven mejor durante del día y otros durante la noche. También hay personas que visualizan los tamaños grandes, otras los pequeños. Algunos ven mejor en las distancias cercanas, otros en las lejanas y hay quienes necesitan la utilización de mayor contrastes, luz natural, artificial o ambas”, enumeraron. La escuela cuenta con servicio de baja visión, que brinda atención y  orientación -entre otros aspectos- en el uso del bastón. Lo hace de lunes a viernes de 8 a 12 y de 13 a 17 en Churruarín 338.

Por su parte, Ricardo López, integrante de la Agrupación de Discapacitados de Entre Ríos (Adiser), remarcó la necesidad de “la difusión masiva de la existencia del bastón verde” y de que dicha acción se extienda en el tiempo. Es que “no se conoce bien de qué se trata”, dijo en referencia a la escasa difusión de la norma en la comunidad. Seguidamente, planteó que el instrumento, además de brindar seguridad y apoyo a quien lo porta, “da un mensaje preciso”: se trata de una persona con visión disminuida que puede necesitar ayuda.  Además, “podemos favorecer la participación positiva de la sociedad ante esa circunstancia”, puntualizó.

Convocados. Entre las instituciones invitadas por la Defensoría del Pueblo de Paraná figuran: la Escuela Hellen Keller, el Hogar Jardín Florido, la Asociación de Discapacitados de Entre Ríos, el Centro de Amigos del Ciego (Cacer), Inadi, Agmer Paraná, Colegio de Arquitectos –Regional  O-NO-, Instituto Provincial de Discapacidad, Asociación Oftalmológica de Entre Ríos, Facultad de Humanidades de la Universidad Autónoma de Entre Ríos (Uader) y el Profesorado de Educación Especial, Facultad de Ciencias de la Educación de Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER), Secretaría de Turismo Municipal, Dirección de Turismo Municipal, Departamental Paraná de la Policía de Entre Ríos, Asociación de Transporte Urbano de Pasajeros y Unión Tranviarios Automotor. La lista de participantes es abierta, por lo que los interesados pueden ir sumándose. Para más información, se puede llamar a los teléfonos de la Defensoría: 4202322 y 4211029.

 

 

 

La Defensoría firmó un convenio con la Facultad de Ciencias de la Educación

Firma del convenio en la sede de la Facultad.

10/05/11

Los defensores del Pueblo de Paraná, Luis Garay (titular) y Pablo Donadío (adjunto) firmaron hoy un convenio de colaboración e intercambio con la decana de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER), Marcela Reynoso.
La rúbrica se llevó a cabo en la sede de la Facultad, en calle Avenida Alameda de la Federación 106 de Paraná. Los representantes de ambas instituciones  acordaron promover el desarrollo de la investigación, capacitación, experimentación y extensión, como también la realización de estudios, práctica pre-profesional  y toda otra “actividad que tienda a la formación, perfeccionamiento y especialización de profesionales que contribuyan a una mejor calidad de vida”. Todo ello, “a través de una complementación entre las partes, asegurando el máximo aprovechamiento de los recursos humanos, infraestructura y equipamiento”, consigna el texto del convenio.
También se pactó integrar la Universidad a la sociedad en el proceso de conocimiento y capacitación y promover la utilidad social del conocimiento.
El convenio será el marco general sobre el que se irán firmando otros acuerdos específicos, por cada programa de trabajo que se emprenda de ahora en adelante.  Se plantea, como otro punto, la posibilidad de que los resultados –parciales o totales – de los trabajos encarados mancomunadamente podrán ser publicados de común acuerdo de partes.

 

Se acordó avanzar en la promoción del uso del bastón verde

27/04/11

 

 

 

 

Con la presencia de representantes de instituciones, entidades intermedias y áreas provinciales y municipales, se realizó hoy la primera reunión convocada por la Defensoría del Pueblo de Paraná para articular acciones tendientes a promover el uso del bastón verde en personas con baja visión.

Los defensores del Pueblo Luis Garay (titular) y Pablo Donadío (adjunto) abrieron el encuentro de trabajo, haciendo referencia a la legislación vigente que establece la utilización del bastón, como elemento de apoyo e identificación, para personas con visión disminuida y a la necesidad de que la norma –vigente desde hace nueve años- se aplique en vista de que se trata de un derecho de un grupo de ciudadanos que padece el problema. Además, destacaron que las acciones encaradas en Paraná por la Defensoría son parte de una campaña impulsada en forma conjunta con las Defensorías de Santa Fe y Córdoba que componen la Región Centro. Justamente, en esta última (Defensoría de la Provincia de Córdoba) surgió la iniciativa de promocionar la instrumentación del bastón.

Seguidamente, los presentes fueron exponiendo su visión del tema desde vivencias particulares y lugares de representación, y se coincidió en la importancia de avanzar en forma mancomunada. Así, se resolvió convocar a una segunda reunión para el jueves 5 a las 10, en el mismo lugar de encuentro de hoy: el salón Mariano Moreno, ubicado en las calles Andrés Pazos y Corrientes. Para ese encuentro, se acordó llevar por escrito posición, aportes y sugerencias.

Asistieron representantes de la Escuela Hellen Keller, Hogar Jardín Florido, la Secretaría de Gobierno de la comuna, áreas de Salud y Turismo de la Provincia y del Municipio, Universidad Autónoma de Entre Ríos (Uader), Subsecretaría de Educación y Derechos Humanos Municipal, Facultad de Ciencias de la Educación de la UNER, Profesorado de Educación Especial de la UADER, Asociación del Transporte Urbano de Pasajeros (Atup) y la Agrupación de Discapacitados de Entre Ríos, entre otros. Además participaron personas, que sin pertenecer a organización alguna, asistieron interesados en el tema.

Desde 2002, hay una ley nacional que prevé la utilización del bastón de color verde -a diferencia del blanco indicado en casos de ceguera-, “como instrumento de orientación y movilidad” para ciudadanos con problemas visuales marcados. La norma establece que las obras sociales, los seguros de salud o el Estado, si es que la persona carece de cobertura social, deben garantizar la provisión del bastón.

Mediadora española destacó el trabajo de la Defensoría del Pueblo de Paraná

Foto: El Diario

Marta Canudas Escalé, diplomada en Educación Social y en Mediación Comunitaria en la Universidad de Barcelona, España, llegó esta semana a la ciudad interesada en conocer de cerca el trabajo que viene realizando el Centro de Mediación de la Defensoría del Pueblo de Paraná.

Dijo que Argentina es un referente en temas de mediación -por la experiencia en la labor de campo y la calidad de los autores abocados al estudio de la resolución de conflictos- y Paraná ocupa un lugar destacado en ese contexto.   

“Había leído, a través de las redes sociales, algún texto sobre Mediación Comunitaria de la Defensoría de Paraná. Por otro lado, fueron referentes de Argentina que me dijeron que no podía dejar de conocer y ver el servicio de Mediación Comunitaria de Paraná”, comentó Canudas Escalé, quien ha participado durante la semana de encuentros y actividades organizadas por el Centro local, a cargo de Irina Chausovsky.

La mediadora española explicó, en cuanto a su interés en visitar el país, que Argentina empezó primero que España a instrumentar la Mediación para abordar conflictos de convivencia entre vecinos. Una vez aquí, encontró “muchas similitudes” entre  los objetivos que guían los proyectos de mediación aplicados en Paraná y la Provincia de Barcelona; no así en Buenos Aires donde “los servicios son muy diferentes”, acotó.   

De qué se trata.

Al definir esos objetivos compartidos, Canudas Escalé detalló: “Se entiende a la Mediación Comunitaria como una forma de abordar los conflictos, como una nueva mirada de atenderlos y gestionarlos”. Y definió su alcance: “La mediación comunitaria es una nueva forma de ver los conflictos”, concepción con la que se encara la capacitación de actores sociales y en escuelas. La idea –ilustró- es “ir más allá de la educación formal que tenemos. Me he encontrado que acá hay estos objetivos, de ir más allá. Estas son las cosas parecidas de la idea de proyecto”.

En cuanto a las diferencias, planteó un aspecto novedoso –según la modalidad de trabajo española- de la tarea que viene realizando el Centro de Mediación en Paraná, desde 2003. Se trata del servicio ad honorem que realizan las 140 personas anotadas en la lista de mediadores de la Defensoría del Pueblo.   

“Allá no es así. Me interesaba mucho conocer cómo se sostiene un servicio de Mediación con mediadores que no están contratados y trabajan en sus horas libres y porque les encanta. Eso es una de las cosas que me llamó la atención y era uno de los aspectos que quería venir a ver cómo funcionaba”, afirmó y dijo luego que “es muy difícil imaginarse un servicio así en España”.

Al respecto, consideró “importante que quien medie esté en la comunidad, no sea alguien de afuera que viene” y sumó la necesidad de que la relación sea “algo más horizontal”, de que la mediación quede en manos de “alguien que sea parte de la ciudadanía”.

Como acá.

Los temas de mediaciones comunitarias más recurrentes en la provincia de Barcelona son parecidos a los que encabezan el listado de los abordados en Paraná. Se trata de asuntos relacionados a la convivencia, como los ruidos, las medianeras, los consorcios, las mascotas, la humedad y diversa cuestiones entre vecinos, contó.

Luego está el capítulo dedicado a conflictos de familia (problemas intergeneracionales entre padres e hijos, hermanos que nos ponen de acuerdo respecto de qué hacer con sus padres mayores o discusiones relacionados a herencias). Quedan excluidos los planteos  relacionados a divorcios y separaciones. También atienden en España, a través de la Mediación, conflictos originados por la ocupación de espacios públicos -derivados por las distintas concepciones culturales respecto de qué hacer, cuándo y cómo- y otros relacionados a la actividad económica. Por ejemplo, las quejas por molestias ocasionadas por el funcionamiento de  bares, restaurantes, tiendas. Contemplan además roces de índole escolar, generalmente los que ocurren fuera del edificio debido a que en España los establecimientos suelen tener mediación propia.    

El Centro de Mediación de Paraná fue creado por ordenanza en 2002, como una parte de la Defensoría del Pueblo. Desde 2003 viene desarrollando un abundante trabajo.

—————————————

Problemas de comunicación

Canudas Escalé dijo que los conflictos se generan básicamente en un problema interpersonal de comunicación. Ante eso, interpuso la importancia de la mediación para encauzar una resolución. Se trata de “un sistema de resolución de conflictos en el que un tercero imparcial abre el canal de comunicación entre las partes para que puedan llegar a un acuerdo que sea satisfactorio para todos.

Seguidamente destacó que “la mediación es un espacio que promueve la responsabilidad de las personas ante su conflicto. Hay muchos profesionales que ayudan a resolver conflictos y abren canales de comunicación, pero algo específico del mediador es que da poder y protagonismo a las partes para que asuman su responsabilidad ante el conflicto.  Se entiende a la  responsabilidad en este caso como protagonismo, participación y actitud preactiva”.

Page 81 of 82« First...506070«777879808182»

Contacto

DEFENSORÍA DEL PUEBLO
de la ciudad de Paraná
Monte Caseros 159
CP E3100ACC - Paraná, E. Ríos
Tel: (0343) 4211050, 4202322 y 08007771112.
Por mensajes de texto y whatsapp, al 03436226414
Atención de 8 a 13, de lunes a viernes
Mail: defensoriaparana@gmail.com
Facebook Defensoría del Pueblo de Paraná

CENTRO DE MEDIACIÓN
Monte Caseros 161
CP E3100ACC - Paraná, E. Ríos
Tel: (0343) 421-1029, 4211051
mediacionparana@hotmail.com

Delegación Defensoría del Pueblo de la Nación:
paranadpn@gmail.com

.........................................................................................................................